Universidad

Macacos Rhesus aprenden con facilidad: Robert Hampston

  • Robert Hampton mencionó que en esta especie, y a diferencia del humano, las crías de los monos se alejan de los padres a corta edad para ser autosuficientes

 

José Luis Couttolenc Soto

 

Robert Hampton, profesor investigador del Departamento de Psicología de la Universidad de Emory

Xalapa, Ver., 26 de octubre de 2018.- Robert Hampton, profesor investigador del Departamento de Psicología  de la Universidad de Emory, Atlanta, participó en el 5º Congreso Internacional de Neuroetología que se realiza en la Sala Anexa Tlaqná, Centro Cultural, donde compartió resultados de investigaciones realizadas en torno al comportamiento cerebral de primates, particularmente el relacionado a la socialización y selección de alimentos.

El expositor, colaborador también del Centro Nacional de Investigaciones de Primates Yerkes, que se localiza en Atlanta, habló de la cognición abstracta en monos macacos Rhesus y la ecología sensorial en la selección de frutas.

Apuntó que de acuerdo a estudios realizados, el cerebro de estos primates está muy desarrollado y esto facilita su socialización además, debido a su introspección (conocimiento que pueden adquirir del interior de sus mentes) pueden retener información y recordar muchos acontecimientos.

Mencionó que a diferencia del ser humano, “que en ocasiones cuida al hijo hasta los 20 años de edad, incluso lo acompaña a la universidad”, las crías de mono se alejan de sus padres a corta edad para volverse independientes y autosuficientes, “en eso sí nos ganan”, añadió el investigador.

Robert Hampton describió los estudios de laboratorio que han realizado sobre reconocimiento social, discriminación de dominancia y procesamiento facial en los que los monos Rhesus demuestran habilidad.

Los trabajos desarrollados por el investigador están dirigidos hacia una mejor comprensión de la evolución del procesamiento de la información humana y no humana a través de estudios comparativos del cerebro y la cognición, utilizando para ello un enfoque de sistemas de memoria para caracterizar las relaciones entre el procesamiento cognitivo en humanos y especies no humanas.

“Los monos y nosotros tenemos un ancestro común que nos hace tener un cerebro similar, pero aún queda mucho trabajo por hacer, mucho por investigar, y ahí los estudiantes tendrán una importante participación”, concluyó el investigador.

Categorías:Universidad