Premio “Arte, Ciencia, Luz” impulsa investigación de calidad: Tamara Semeria

  • La egresada de la Facultad de Bioanálisis ganó el premio que entrega la UV, en la categoría de Licenciatura
  • “No debemos hacer tesis sólo por titularnos, sino para generar conocimiento para nosotros y para los demás”

 

Paola Cortés Pérez

 

Tamara Amneris Semeria

Xalapa, Ver., 12 de diciembre de 2018.- Tamara Amneris Semeria Maitre, egresada de la Licenciatura en Química Clínica de la Facultad de Bioanálisis de la Universidad Veracruzana (UV), expresó que estudió este programa educativo (PE) porque quiere mejorar los mecanismos de diagnóstico y con ello impactar positivamente en los tratamientos médicos.

La universitaria ganó el Premio “Arte, Ciencia, Luz” 2018, en la categoría de Licenciatura, con la tesis “Estudio comparativo de la inmovilización de la lipasa termoalcalófila recombinante LipMatCCR11 de Geobacillus thermoleovorans CCR11 por dos métodos de inmovilización”.

Comentó que le interesó estudiar Química Clínica para explicar cómo tener un buen diagnóstico que impacte positivamente en el tratamiento médico.

“La Facultad tiene un buen nivel académico, mis maestros son personas muy preparadas en sus áreas de investigación, esto me ayudó a saber lo que realmente me gusta: hacer investigación.”

Al concluir sus estudios de licenciatura, continuó con su formación profesional e ingresó al posgrado en Biotecnología Aplicada en el Centro de Investigación en Biotecnología Aplicada (CIBA) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) Unidad Tlaxcala.

Comentó que se enteró del Premio “Arte, Ciencia, Luz” a través de la página de la UV y decidió inscribir su tesis. “Estuve a la espera de que publicaran los resultados, la chequé y ahí estaba el título de mi tesis, había sido premiada”.

Dijo que recibir un reconocimiento por parte de su alma máter la hace sentir orgullosa a nivel personal, y a nivel profesional eleva sus estándares para desarrollar su próxima investigación de tesis.

“Me parece que este premio es un gran estímulo para los egresados, a nivel profesional y personal, ya que nos impulsa a ser mejores. En mi caso, me dan ganas de seguir esforzándome y realizar mejores trabajos.”

Generar más conocimiento

Su investigación se enfocó en el mejoramiento del diagnóstico de triglicéridos en la sangre

Tamara Amneris dijo que las tesis no deben ser vistas sólo como un requisito para titularse, sino como generadoras de conocimiento que será benéfico para los estudiantes, la Universidad y la sociedad.

“A los compañeros que próximamente harán su tesis y a los que apenas ingresaron, les diría que escojan un tema que les apasione y no escatimen en el tiempo que le dedicarán, que busquen que su trabajo sea de calidad para que sea un referente confiable para los compañeros de sus áreas.”

Respecto de la investigación que desarrolló, dijo que decidió abordar este tema a nivel práctico. Consiste en la inmovilización de una lipasa (enzima similar a la que tiene nuestro organismo para disgregar las grasas de los alimentos de manera que se puedan absorber) que es resistente a temperaturas por arriba de 37 grados centígrados y a pH alcalinos.

“Se trata de inmovilizar una enzima. Inmovilizar quiere decir atrapar a una enzima o cualquier molécula en algún espacio físico o confinarla en un solo lugar, que se quede ahí y no se mueva.”

La enzima que se empleó en este caso fue una lipasa proveniente de una bacteria que es estable a temperaturas mayores a las del cuerpo humano (37 grados centígrados).

Explicó que para inmovilizar la lipasa se emplearon dos métodos diferentes de inmovilización o confinamiento: un soporte, material que actuaba como una red y contenía la enzima; y el segundo consistió en la “construcción” de una red a través de la unión de lipasas entre sí o con otras moléculas, para atrapar la lipasa.

“Estos métodos nos ayudan a observar la afectación de la capacidad y funcionalidad de la lipasa al degradar grasas, y elegir el que nos diera más ventajas al compararlos entre sí o con enzima sin inmovilizar.”

Inmovilización de la lipasa, enzima que degrada la grasa

También buscaba que el procedimiento se realizara a un costo menor, que incrementará la capacidad de degradación de grasas, darle una mejor resistencia durante el uso y estabilidad durante el tiempo (una especie de vida de anaquel o fecha de caducidad prolongada).

Señaló que las lipasas son importantes para la química clínica porque ayudan a diagnosticar los triglicéridos elevados en la sangre de una persona.

Actualmente las lipasas empleadas para diagnósticos son desechadas, por lo que para abaratar los costos de los exámenes clínicos se usan biosensores, como el de la glucosa.

“Cuando alguna persona se hace un examen rápido de azúcar, se realiza con un aparato pequeño de bolsillo, se pincha el dedo y sale el valor de azúcar o glucosa en ese momento; ése es un biosensor y se pueden construir para decirnos el nivel de triglicéridos o grasa que tenemos en la sangre.

”Este trabajo es sólo la punta del iceberg de lo que en el futuro podría convertirse en un aparato similar al glucómetro, además generaríamos menos desperdicios porque no se desecharían muchas tiras que son usadas en el laboratorio clínico.”

De tal manera, destacó que su investigación es el primer paso para desarrollar en un futuro un biosensor que se emplee para la determinación de triglicéridos, lo que abarataría su diagnóstico y los reactivos serían más