UV recibió biblioteca personal del escritor Sergio Pitol

  • Está integrada por más de nueve mil piezas que en año y medio serán puestas a disposición de la comunidad universitaria y del público en general
  • Durante el proceso de entrega-recepción no se recibió ningún documento o solicitud para concretar algún proyecto cultural en la casa del escritor, aclaró la Directora General de Bibliotecas

 

Karina de la Paz Reyes Díaz

 

Las más de nueve mil obras fueron trasladadas a la USBI-Xalapa

Xalapa, Ver., 14 de enero de 2019.- El hecho de que la biblioteca personal del narrador, ensayista, traductor y Premio “Miguel de Cervantes” 2005, Sergio Pitol Deméneghi (1933-2018) se encuentre en la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI) de la Universidad Veracruzana (UV), da cumplimiento a la voluntad de éste y es motivo de júbilo para la comunidad universitaria, expuso la directora general de Bibliotecas, Ana María Salazar Vázquez.

En agosto de 2003, al recibir el Doctorado Honoris Causa de esta institución, el escritor puntualizó que al fallecer su biblioteca debía entregarse a la máxima casa de estudios. Para cumplir con la voluntad del autor de El desfile del amor (1984), asentada en su testamento, el 22 de noviembre de 2018 se desarrolló una reunión entre el albacea de Sergio Pitol, Luis R. Deméneghi Colina; la funcionaria universitaria, Ana María Salazar; los directores de Asuntos Jurídicos de la UV y de la USBI-Xalapa, Víctor Manuel León y Martín Páez Bistrain, respectivamente, así como el representante legal de la Notaría Número 27 de Xalapa.

“Tuvimos una relación muy cordial y positiva con la familia para cumplir la voluntad del maestro. Esa voluntad –que tangiblemente la tenemos en sus libros– la valoramos mucho, porque es un legado cultural intangible y un bello gesto del maestro para su Universidad, para su comunidad, para sus estudiantes.”

Cabe destacar que este legado se suma al de otros intelectuales que también eligieron a la UV para preservar sus tesoros: Fernando Salmerón, Germán Dehesa, Sergio Galindo, Carlo Antonio Castro Guevara y Roberto Williams García, por citar algunos.

La entrevistada precisó que en la reunión se acordaron fechas y condiciones para trasladar el acervo bibliográfico, proceso que se llevó a cabo del 26 al 28 de noviembre, en un horario específico y con la debida supervisión de los familiares de Sergio Pitol. Se trató de más de nueve mil piezas que viajaron en 200 cajas de cartón a su nueva sede, la USBI-Xalapa, recinto ubicado en el Campus para la Cultura, las Artes y el Deporte de la UV.

Una vez que la biblioteca de Sergio Pitol llegó a la USBI, se desarrolló una segunda reunión entre autoridades universitarias y el albacea, cuya finalidad fue dar fe de que el acervo se encontraba en la institución; además, ante el representante legal de la UV y el notarial se dejó asentado un acuerdo: que tomará un año y medio poner el acervo a disposición de la comunidad universitaria y público en general. “Podríamos terminar el trabajo antes, pero no después del plazo”, aclaró Ana María Salazar, quien junto con Martín Páez detalló que es el tiempo estimado en que se limpiará, clasificará, registrará en el sistema, etiquetará y colocará en la estantería destinada.

A propósito de tal trabajo, Salazar y Páez citaron que actualmente y hasta finales de este mes las obras están en cuarentena, pues fueron fumigadas. Después de ese periodo, serán limpiadas una a una (hoja por hoja), toda vez que presentan polvo, claras señas de inmovilidad, y algunos hongos y hollín en su canto superior.

El acervo está actualmente en cuarentena por fumigación

Una vez limpias, la labor consistirá en revisarlas para seleccionar los ejemplares que formarán parte de la Colección Especial. En tal proceso se considerarán aspectos como rareza del libro, ejemplares únicos, con firmas autógrafas o dedicatorias a Sergio Pitol, entre otros aspectos.

Es importante señalar que la UV está a la espera de que la familia Deméneghi entregue el ex libris (sello de propiedad) que será colocado en las obras; será una imagen alusiva al perro llamado Sacho, uno de los seres más significativos para el escritor.

Como parte del proceso, se registrará cada título en el Sistema Bibliotecario de la UV y se fotografiará la portada de cada libro para tenerlos a disposición en el Sistema Integral Bibliotecario KOHA. Concluido el proceso de registro, los volúmenes serán puestos a disposición de los usuarios en la Sala 3 de la USBI-Xalapa, donde compartirán espacio con las colecciones “Anatole Pohorilenko”, “Sergio Galindo” y “Germán Dehesa”, para lo cual la Secretaría de Administración y Finanzas ya dispuso recursos que permitan la adquisición de nueva estantería.

Salazar Vázquez indicó que serán seis personas las que estarán dedicadas al 100 por ciento a la integración y catalogación de la biblioteca del autor de Domar a la divina garza (1988). El acervo posee mayoritariamente obras literarias. Groso modo, Martín Páez comentó: “Hay muchos libros de Balzac, de Benito Pérez Galdós, tenía una colección muy grande de novela policiaca americana y muchos libros rusos e italianos”.

En medios de comunicación ha circulado que la familia de Sergio Pitol solicitó apoyo a la UV para concretar un proyecto cultural en la casa del también Premio Internacional “Alfonso Reyes” 2015; al respecto, la funcionaria universitaria aclaró que al menos en el proceso de entrega-recepción de la biblioteca personal no recibieron ningún documento con tal propuesta. “Ignoramos si es un proyecto para iniciación de escritores, para sustentabilidad de la ciudad, para cine o talleres de idiomas”, expuso.

Cuando se entrega un proyecto de esa naturaleza, cualquier institución (Municipio, Gobierno del Estado o la propia UV) cuenta con sello de “Recibido” por parte de su Oficialía de Partes; “ignoro a quién le dirigieron el proyecto, en el caso nuestro no fue así; el tema surgió a raíz del anuncio de la venta de la casa, la cual no es parte del legado de Pitol a la Universidad”.

En lo que a la biblioteca personal compete, insistió, “es una gran riqueza y un gran regalo que el maestro hizo a su comunidad y lo recibimos con gusto y agrado”. En su momento se realizará una ceremonia de inauguración, para la que se hará una convocatoria pública.