Cierre de gobierno en EEUU elevó desaprobación de Trump

  • La mayoría de los estadounidenses culpan al presidente y a los republicanos por el cierre, que afectó a 800 mil trabajadores federales, contratistas del gobierno y ciudadanos que usan los servicios gubernamentales

 

Carlos Hugo Hermida Rosales

 

Thomas Hayes

Xalapa, Ver., 30 de enero de 2019.– Thomas Hayes, académico de la Universidad de Connecticut, afirmó que el último cierre de gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica (EEUU) elevó a 58 por ciento la desaprobación del presidente Donald Trump por parte de la población de ese país.

“La mayoría de los estadounidenses culpan a Trump y a los republicanos por este cierre que duró 35 días –del 22 de diciembre de 2018 al 25 de enero de este año–, y ha sido el más largo en la historia del país”, aseguró.

El catedrático impartió la conferencia “El cierre del gobierno de los Estados Unidos”, el 28 de enero en la Escuela para Estudiantes Extranjeros (EEE) de la Universidad Veracruzana (UV), como parte del Programa de Estudios sobre América del Norte (PEAN) de esta entidad académica.

Hayes explicó que durante un cierre de gobierno se suspendió la prestación de todos los servicios públicos, menos los considerados esenciales como las fuerzas armadas y el servicio postal.

“Los empleados del gobierno no recibieron pago, esto ocurrió en un momento en que la mayoría de estadounidenses no pueden permitirse el dejar de recibir su salario”, enfatizó.

El docente relató que la principal causa de este cierre de gobierno fue la negativa demócrata de autorizar 5.7 mil millones de dólares para la construcción del muro fronterizo con México, que se ha convertido en una obsesión para el mandatario Donald Trump.

Mencionó que los cierres de gobierno tienen mayor probabilidad de ocurrir en tiempos de alta polarización política como el que atraviesa EEUU, y que afectó a 800 mil trabajadores federales, contratistas del gobierno y a todos los ciudadanos que usan los servicios gubernamentales, hechos que dañan la economía en general.

Thomas Hayes comentó que la obsesión de Trump por la construcción del muro fronterizo con México, se debe a que fue una de sus promesas de campaña que lo llevaron al triunfo en las elecciones presidenciales, ya que fue muy popular entre los medios conservadores y sus simpatizantes.

“La inmigración fue un tema clave que Trump planteó durante toda su campaña electoral en 2016.”

El académico aseguró que entre la población estadounidense existe una gran resistencia a la construcción de un muro fronterizo con México, ya que para la mayoría es un tema muy impopular.

Enunció que independientemente de que el cierre de gobierno afectó la vida de muchas personas en EEUU, es un claro signo de ruptura dentro del gobierno estadounidense, lo que afecta directamente el alcance del poder presidencial.