El Mes Internacional del Teatro presenta: 4 Coronas Historicas (I)

Corona de Sombra

 

Mtro. José Miguel Naranjo Ramírez

 

Rodolfo Usigli

El próximo 27 de marzo se festejará el Día Internacional del Teatro, como cada año aprovecharemos éste acontecimiento para leer y deleitarnos con cuatro obras teatrales que hoy son consideradas un clásico de la dramatúrgica mexicana, e iniciamos el presente ciclo literario con la obra: “Corona de Sombra” del gran dramaturgo mexicano Rodolfo Usigli. “Corona de Sombra” fue publicada en 1943, esta sensacional pieza teatral forma parte de una trilogía que escribió Usigli para conocer y revisar la historia de México desde una visión literaria, creativa e imaginativa, además, “Corona de Sombra” inspiró la creación de otras grandes obras literarias entre ellas la novela: “Noticias del Imperio” de Fernando del Paso, siendo el hilo conductor el tema histórico de la intervención francesa en México y sus trágicos personajes Maximiliano y Carlota.

En el prólogo de la obra Rodolfo Usigli deja muy claro que estamos frente a una obra de arte y no un libro de historia: “Si no se escribe un libro de historia, si se lleva un tema histórico al terreno del arte dramático, el primer elemento que debe regir es la imaginación, no la historia. La historia no puede llenar otra función que la de un simple acento de color, de ambiente o de época. En otras palabras, sólo la imaginación permite tratar teatralmente un tema histórico.

Teniendo las reglas claras, Rodolfo Usigli nos trasladará a vivir en diferentes épocas y lugares, conviviremos con personajes históricos reales y con personajes meramente ficticios, la obra se compone en tres actos e inicia en un Castillo en Bruselas, Bélgica en el año 1927. En éste Castillo vive Carlota Amalia, quien fue hija de Leopoldo I de Bélgica, esposa del Emperador de México Maximiliano de Habsburgo y Emperatriz de México, una mujer que tiene ochenta y siete años de edad y sesenta de vivir en la locura, al Castillo ha llegado un historiador mexicano llamado Erasmo Ramírez (personaje ficticio), Erasmo busca conocer la verdadera historia de Carlota, cree que conociendo el pasado de forma clara y objetiva podremos comprender los traumas, complejos, y divisiones internas que vivimos en el presente, Usigli sobre Erasmo comenta:

Por eso he inventado, en Erasmo Ramírez, a un historiador mexicano que busca en el presente la razón del pasado; que conoce todas las fechas, pero que sabe que todos los números son convertibles y no inmutables. Si Erasmo Ramírez hubiera existido, la historia que se escribe en México sería otra –exenta por igual de las tendencias políticas contemporáneas y del letargo de los siglos discurridos. Una historia sin polvo. El hombre pasa, la casa permanece, decían los latinos. Pero hemos visto que el hombre tiene que volver siempre a pasar por la misma casa. Es cierto que Erasmo Ramírez no existe, pero podría existir a juzgar por la influencia que el periodismo, con la presión urgente y fatal de su actualidad, empieza a ejercer sobre la historia.”

Partiendo de estos dos personajes centrales, Usigli va desarrollando su obra, interesante es el manejo de los tiempos, porque si bien todo inicia en 1927 en Bruselas, de momento estaremos en 1863 en el emblemático Castillo de Miramar, en Trieste, Italia, donde Maximiliano recibió a la delegación mexicana que le fue a ofrecer la Corona de México, en muchos diálogos conoceremos que Carlota fue la que más influyó en el Archiduque para que aceptara venir a México a gobernar:

Maximiliano. –Pobrecita mía –¿No te das cuenta de que todo es un sueño? Carlota. –Por eso lo creía posible, Max. Por increíble, por maravilloso. ¿No hablabas de un viaje por oriente? ¿Crees que podría ser más maravilloso que un imperio? Además, es el destino –ni tú ni yo lo buscamos. Los mexicanos vinieron solos, cayeron de las nubes. Es algo más milagroso que el reinado de Victoria; es único cuento de hadas de este siglo. Conquistar, gobernar una tierra nueva, un imperio de oro y plata… Maximiliano. –Es cierto –pero ¿Quién sabe en México de mí, pobre Archiduque segundón de una familia tan vieja que su vejez me infunde miedo? ¿Quién puede quererme allá? Carlota. –Tu destino. ¿No te han dado prueba los mexicanos? ¿No te han mostrado los documentos del plebiscito que te llama? Maximiliano. –Nombres desconocidos todos, seres de otra raza, de otro clima, de otro paisaje –¿Qué pueden esperar de mí? Carlota. –(Levantándose.) Esperan amor y justicia, creen en el sol de la sangre y el rango. Me he informado, Max, tú lo sabes; he aprendido el español al mismo tiempo que tú, he leído mil cosas sobre México. Es el país del sol, y tú te pareces al sol. Te lo dije siempre – y siempre deseé que el príncipe que me desposara se pareciera al sol como tú. Maximiliano. –Un país rico de gentes pobres, de mendigos sentados sobre montañas de oro. Una lista de nombres desconocidos para mí como lo soy para ellos. Pudieron firmar todos con cruces y sería lo mismo. Cruces. El nombre mismo del país tiene una x que es una cruz.”

Y del Castillo de Miramar, de pronto estaremos en 1864 en la alcoba de Maximiliano en el Castillo de Chapultepec, aquí una sola vez la pareja hará el amor en el bosque, Carlota se encuentra tan enamorada de su Max, que de ella nace la idea de hacer una gran avenida la cual originalmente se llamó “Paseo del Emperador”, hoy es la famosa avenida que lleva el nombre de “Paseo de la Reforma”: Maximiliano. –¿Amor mío? Carlota. –He estado pensando…No quiero perderte nunca de vista. ¿sabes qué haremos ante todo? (Maximiliano la mira, teniendo siempre su mano.) Haremos una gran avenida, desde aquí hasta el palacio imperial. Maximiliano. –Es una bella idea; pero, ¿Para qué? Carlota. –Yo podré seguirte todo el tiempo, desde la terraza de Chapultepec, cuando vayas y cuando vuelvas. ¡Dime que sí! Maximiliano. –Mañana mismo lo ordenaremos, Carla. Vamos al bosque ahora.”

Si bien estamos ante una pieza teatral con muchos datos históricos, personajes, ciudades, acontecimientos, no olvidemos que el objetivo central de Rodolfo Usigli es presentarnos su visión y postura de lo que fue el fallido segundo imperio mexicano y, sobre todo, el trágico final de Maximiliano y Carlota.

Aquí la postura de Usugli es enseñarnos que Maximiliano ha sido muy maltratado por la historia, pero que, si se realiza un estudio imparcial, desapasionado, detallado, Maximiliano fue un hombre liberal, con buenas intenciones, víctima de muchos poderosos entre los que se encuentran Napoleón III y su esposa Eugenia de Montijo, el abandono del Papa Pio IX, el olvido de su propia familia incluyendo su madre Sofía de Baviera y su hermano Francisco José Emperador de Austria, una obra magistral que nos hace un erudito e ilustrativo recorrido por una etapa importantísima en la historia de México, falta mucho por suceder y contar, por ahora me permitiré concluir el presente artículo con un dialogo entre Carlota y el historiador Erasmo Ramírez.

Carlota en 1927 después de estar sesenta años en plena locura recupera la razón y sabe que su fin se acerca, por eso después de recordar todo lo que le sucedió a ella y a su Max, le pregunta a Erasmo que debe decirle al Emperador en su próximo encuentro en el más allá:

Erasmo. –¿Señora?… Carlota. –No temáis, nadie se vuelve loco dos veces. Sé que el Emperador me espera desde hace sesenta años. Voy a reunirme con él. Erasmo. –(Levantándose y hablando con lentitud y con sencilla solemnidad.) Señora, he tardado en ver las cosas, pero al fin las veo como son. Decid a Maximiliano de Habsburgo que México consumó su independencia en 1867 gracias a él. Que, gracias a él, el mundo aprendió una gran lección en México, y que lo respeta, a pesar de su debilidad. Han caído gobiernos desde entonces, señora, y hemos hecho una revolución que aún no termina. Pero también la revolución acabará un día, cuando los mexicanos comprendan lo que significa la muerte de Maximiliano. Carlota. –Gracias. ¿Quién os gobierna ahora, decidme? Miguel Naranjo. –Andrés Manuel López Obrador. Carlota. –¿Es un buen gobernante? Erasmo. – Señora, sólo puedo deciros que el pueblo reconoce a sus buenos gobernantes con la perspectiva del tiempo. Pero siempre distingue a los malos mientras están gobernando. Carlota. – Ya podéis apagar esas luces. En el bosque, Max. Ya estamos en el bosque.”


Correo electrónico: miguel_naranjo@hotmail.com

Twitter@MiguelNaranjo80

Facebook: Jose Miguel Naranjo Ramirez