“Que medicinas sean deducibles de impuesto”, propone senador Ahued

Beneficiará a los sectores vulnerables

 

A la iniciativa del senador Ahued Bardahuil se adhirieron el grupo parlamentario del PRD, del Partido del Trabajo, del Partido Verde Ecologista, del PRI, y las senadoras Patricia Mercado, Josefina Vázquez Mota, Nuvia Mayorga y Xóchitl Gálvez.

Ciudad de México., 11 de abril de 2019.- Con la intención de beneficiar a los sectores más vulnerables del país, el senador Ricardo Ahued Bardahuil, presentó en la Cámara alta una iniciativa con proyecto de decreto, por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley del Seguro Social y de la Ley del Impuesto sobre la Renta, en materia de deducibilidad de medicamentos de alta especialidad o alto costo.

“En nuestro país las enfermedades crónico-degenerativas, como el cáncer, la diabetes, la hipertensión, esclerosis múltiple, las autoinmunes, entre otras, son las principales causas de mortandad en el mundo, responsables de más del 63 por ciento de las muertes, mismas que representan un alto gasto para las familias mexicanas”, expuso el legislador veracruzano.

Indicó que en 2017 el Instituto Nacional de Estadística y Geografía reportó que el gasto de las familias mexicanas representó en promedio un 53 por ciento de sus ingresos, y el  otro 16 por ciento en consultas médicas en el total de sus ingresos; en tanto que el Instituto Mexicano del Seguro Social tiene registrado que poco más de 20 millones de puestos de trabajo, el 85.6 por ciento son permanentes, y el resto son eventuales.

“Si consideramos que contamos con una población laboral aproximada de 56 millones, según el Inegi, resulta muy delicado que el 60 por ciento de la planta laboral restante no tenga un servicio real”, precisó el ex alcalde jalapeño.

Ahued Bardahuil, destacó que en nuestro país ir a la farmacia a comprar un medicamento y hacerlo deducible es imposible. “Sin embargo, productos de una oficina, un sillón de piel, un escritorio, las galletas que se compran para las reuniones ejecutivas, los refrescos sí son deducibles y las medicinas, no”.

Reflexionó que las personas se puede enfermar, tener sufrimiento, o entrar en quiebra porque no puede deducir los medicamentos que compra cotidianamente en una farmacia, sobre todo en enfermedades que necesitan de alta especialidad profesional.

“El Estado ha sido incapaz de surtir medicamentos. Ustedes pueden ver en la calle personas que tienen una diálisis, que tienen una bolsa y tampoco es deducible, pero sí son deducibles los empaques para las empresas. Hagamos conciencia. Hay mucha gente que tiene ingresos, sea por salario, o por un pequeño negocio, pero de la utilidad no puede deducir el gasto de una enfermedad”, refirió.

Añadió que en país un medicamento de cáncer no es deducible, y que sencillamente  parece que los que hacen el entramado fiscal, no lo ven necesario, pero la salud no está en un programa fiscal y se tiene que corregir.

“Hoy vengo ante ustedes para comentarles que hagamos conciencia, y que discutamos eso todos los senadores y diputados y que, en su caso, podamos hacer algo por la gente que tiene que deducir y que pone en riesgo su patrimonio”, apuntó.

A la iniciativa del legislador de Morena, Ahued Bardahuil, se adhirieron: el grupo parlamentario del PRD, del Partido del Trabajo, del Partido Verde Ecologista, PRI, las senadoras Patricia Mercado, Josefina Vázquez Mota, Nuvia Mayorga y Xóchitl Gálvez.

Dicha iniciativa fue turnada a las Comisiones unidas de Seguridad Social y de Estudios Legislativos por la parte correspondiente a la Ley del Seguro Social y a la parte correspondiente a la Ley del Impuesto sobre la Renta, así como a la Cámara de Diputados.