Aparatos electrónicos alteran ciclos de sueño

  • Mario Caba Vinagre, investigador del Centro de Investigaciones Biomédicas de la UV, advirtió que la disrupción circadiana produce cáncer de mama en mujeres y de próstata en hombres

 

Claudia Peralta Vázquez

 

Mario Caba Vinagre, investigador del Centro de Investigaciones Biomédicas de la UV

Xalapa, Ver., 28 de abril de 2019.- La disrupción circadiana, entendida como la desincronización del ciclo sueño-vigilia y el geofísico de 24 horas del planeta (dormir de noche y estar activos de día), puede ser un factor determinante en la aparición de cáncer de mama en mujeres y de próstata en hombres, destacó Mario Caba Vinagre, investigador del Centro de Investigaciones Biomédicas de la Universidad Veracruzana (UV).

Asimismo, el uso nocturno de aparatos electrónicos como el celular, tablet y otros artefactos de este tipo también es un factor determinante de éstas y otras enfermedades, dijo el especialista durante la ponencia “¿Revisar mi celular de noche puede provocarme cáncer?” que impartió en el marco del Día Mundial del Sueño, el 29 de marzo en la Unidad de Ciencias de la Salud de la UV.

Dio a conocer que, incluso, desde 2017 la Asociación Internacional para el Estudio del Cáncer determinó que exponerse a la luz nocturna es un posible carcinogénico.

Explicó que, de acuerdo con nuestro ritmo circadiano, todos los humanos debemos permanecer despiertos mientras hay luz del día y dormidos durante la noche, lo cual se estableció a lo largo de muchos años de evolución.

No obstante, el desarrollo de la vida moderna y el invento de la luz artificial han propiciado que nos expongamos cada vez más a la luz nocturna.

Estos efectos fueron detectados en personas que trabajan de noche, como las enfermeras, pues con base en estudios epidemiológicos realizados a lo largo de muchos años, se encontró que había una mayor incidencia de cáncer de mama entre este sector.

“En personas que trabajan de noche y se exponen a la luz artificial, definitivamente hay una disrupción de su ritmo circadiano que afecta no sólo el reloj biológico del cerebro, sino toda la fisiología del organismo, aspectos de la vida y emocionales que a su vez desencadenan depresión y ansiedad.”

Aseveró que en los últimos años se ha analizado detenidamente este fenómeno y se han hecho comparaciones entre los aparatos que emiten la iluminación LED y los que no. Por ejemplo, se determinó que la luz LED es muy dañina para el organismo y que los humanos logran sincronizarse pero no con todo el espectro de luz, solo con el azul, el que está alrededor de los 470 nanómetros.

Por tanto, permanecer expuestos a aparatos como teléfonos, computadoras o juguetes electrónicos y ver esa luz muy cerca, no es bueno para la salud pues el cerebro y reloj biológico la detectan como si fuera de día.

Esa situación inhibe la secreción de la melatonina, la cual se sintetiza de noche y tiene la función de transmitirle al organismo que debe disminuir los movimientos peristálticos, que son parte del proceso de digestión, así como otros procesos de detoxificación, para neutralizar y eliminar toxinas.

La inhibición de la melatonina trae como consecuencia el acortamiento de su periodo de secreción y una disrupción total en todo el organismo.

Cabe Vinagre, quien es profesor investigador del Doctorado en Ciencias Biomédicas, donde desarrolla las líneas de investigación sobre neuroendocrinología, metabolismo, ritmos circadianos y sincronización de estructuras cerebrales por el alimento, puntualizó que el cáncer de seno es multifactorial, es decir, está asociado a varios factores, incluso el genético.

En un principio se le asoció al consumo de grasa, lo cual no fue sustentado; sin embargo, se piensa que sí está relacionado con la disrupción circadiana.

A manera de recomendación, advirtió de no exponerse a la luz nocturna artificial y emplear aplicaciones o filtros descargables que hacen que ésta se vea un poco rojiza.

También exhortó a los asistentes a mantener los ritmos circadianos lo más saludable posible.

“Si mantenemos ese patrón de no exponernos durante la noche tendremos un menor riesgo de enfermedades, el cáncer sólo es una de ellas”, sostuvo.