México requiere de energías renovables: Luis González

  • El jefe de la Unidad de Energías Renovables de la Sener, participó en el Foro sobre Energías Renovables y Sustentabilidad de la FIME-UV
  • Resaltó que 11 millones de mexicanos están en pobreza energética y que la transición energética renovable es una gran necesidad para el país

Claudia Peralta Vázquez

 

Luis Abelardo González Quijano, jefe de la Unidad de Energías Renovables de la Secretaría de Energía

Xalapa, Ver., 14 de mayo de 2019.- Luis Abelardo González Quijano, jefe de la Unidad de Energías Renovables de la Secretaría de Energía (Sener), destacó que en los próximos 15 años las energías renovables se convertirán en una palanca de desarrollo económico para el país.

El pasado martes 7 de mayo, en el Foro sobre Energías Renovables y Sustentabilidad, organizado por la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (FIME) de la Universidad Veracruzana (UV), el funcionario federal habló sobre “Políticas públicas para la transición acelerada de energías renovables en México”.

Ante autoridades y estudiantes universitarios, platicó de un trabajo que desde hace tres años desarrollan para fomentar una serie de políticas públicas e implementar las energías renovables de manera acelerada. No obstante, advirtió que si la transición cultural no acompaña a la energética, los esfuerzos e infraestructura no servirán de nada.

Comentó que el objetivo del gobierno federal es garantizar una cobertura universal, principalmente en beneficio de 11 millones de mexicanos que viven en pobreza energética.

González Quijano explicó que la nueva política energética del Estado mexicano impulsará el desarrollo sostenible mediante la incorporación de poblaciones y comunidades a la producción de energía con fuentes renovables, como la solar y eólica, principalmente.

Éstas serán fundamentales para dotar de electricidad a las pequeñas comunidades aisladas y que suman unos dos millones de habitantes.

La transición energética dará pie para impulsar el surgimiento de un sector social en ese ramo, así como para alentar la reindustrialización del país.

“Esto creará un paradigma en México que haga que el sector social se empodere y contribuya a la generación eficiente, limpia y al uso responsable.”

Tan sólo, para el estado de Veracruz, en coordinación con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Secretaría de Economía (SE), se plantea instalar una planta de fabricación de baterías para autos eléctricos.

También se piensa apostarle a la sustitución gradual de la gasolina, por lo que habrá un programa de fomento con estímulos al uso de vehículos eléctricos urbanos a fabricantes y usuarios, así como subsidio sexenal para un combustible sustentable.

Por otra parte, se contempla la generación y consumo eficiente de energía renovable para activar el desarrollo productivo agropecuario y silvícola.

González Quijano dio a conocer que el presidente Andrés Manuel López Obrador propone el rescate de la infraestructura de las empresas colectivas del estado de Veracruz, con el fin de que aprovechen la virtud de las energías renovables y las apliquen a sus procesos en uso y generación de energía.

Por ello, otro de los proyectos futuros para la entidad es poner en marcha uno de varios corredores industriales de este tipo en el país, desde el cual se generará mucha energía del conocimiento.

Además, es necesario que en materia de agricultura se cuente con energías renovables, pues en muchas zonas pródigas ya es imposible extraer el agua a profundidades enormes. Esto exige un gran gasto energético y las energías renovables ya tienen soluciones al respecto.

Mencionó que hace unos días en la Cámara de Diputados se presentó el Plan Nacional de Desarrollo, instrumento clave a través del cual se trazan las políticas públicas del gobierno para los próximos seis años.

Ahí, se establece que el gobierno federal está comprometido con el desarrollo sostenible, obviamente con el cumplimiento de metas internacionales en materia de cambio climático.

Esta situación es muy importante, dijo, pues es indispensable establecer compromisos éticos, sociales, ambientales y económicos alrededor de ello.

Sobre lo anterior, puntualizó que muchos de los recursos científicos aterrizarán en producción y formación a alto nivel, y así concentrar a los jóvenes en espacios especializados.

“Hay una necesidad de crear una formación ética en los jóvenes para que entiendan cuál es el propósito y qué hay detrás de la transición energética, a fin de que sirva como una ruta de vida para ellos.”