1959 Año de Luto Nacional en la Cultura (V)

“Hacia un nuevo humanismo”

Mtro. José Miguel Naranjo Ramírez

 

Samuel Ramos

Samuel Ramos fue un destacado filósofo mexicano que dedicó gran parte de su vida a estudiar la mexicanidad. En esta larga tarea el Maestro Ramos le dio continuidad a los estudios iniciados por José Vasconcelos y en diversas obras analizó el alma, carácter y personalidad del mexicano. La obra más conocida de Samuel Ramos se titula: “El Perfil del Hombre y la Cultura en México” donde el filósofo mexicano tomando el modelo del Psicólogo Alfred Adler, investiga las influencias del medio ambiente, los contextos históricos y sociales, en la conformación de la personalidad del mexicano. No es exagerado decir que la obra del Maestro Ramos tiene una gran vigencia y a los sesenta años de su muerte física lo recordaremos con otro de sus ensayos filosóficos emblemáticos titulado: “Hacia un nuevo humanismo” publicado en 1940.

Samuel Ramos en sus textos afirmaba que la filosofía tiene una utilidad práctica y fundamental en la sociedad consistente en ser la consciencia crítica, porque a través de las reflexiones filosóficas podemos conocer la problemática, meditarla, cuestionarla, afrontarla e ir encontrando soluciones. En los diversos temas que conforman: “Hacia un nuevo humanismo”, Samuel Ramos parte de que la humanidad está viviendo una tragedia cultural, porque se han tergiversados valores universales y la civilización vive en estos momentos una profunda degradación.

“En la época contemporánea asistimos a una crisis de los valores. Existen valores intrínsecos en la vida humana que nuestra consciencia puede reconocer o ignorar, pero cuya realidad es inalterable y no depende de nuestros puntos de vista relativos.”

Esto lo escribió el Maestro Ramos en 1940, el panorama año con año ha empeorado, actualmente debemos preguntarnos: ¿Qué hemos hecho para que un joven de 16 o 19 años, sea un secuestrador y asesino en potencia? ¿Nació con esa predisposición? ¿Todo es culpa de la corrupción gubernamental y la falta de apoyo a la educación? ¿Acaso valores universales como el respeto a la vida, el amor a los padres, la tolerancia, han desaparecidos? E incluso sí el doloroso incendio de El Amazonas es provocado por el hombre, esto significaría que hemos alcanzado un alto nivel de inconsciencia, dejándonos como verdaderos bárbaros, depredadores y destructores de nuestra propia casa, poniendo en riesgo nuestra existencia. Ahora bien, aquí vale la pena preguntarnos: ¿Por qué hemos llegado a éste estado de cosas?

Para el Maestro Ramos, el triunfo contemporáneo de la corriente materialista sobre la idealista es el principal motivo de nuestra decadencia. Vivimos en un mundo donde el objetivo primordial de nuestras vidas está centrado en obtener bienes materiales. Actualmente es exitoso el que tiene enormes mansiones, yates, mujeres hermosas, vestimenta costosa, a este tipo de hombre moderno no le interesa la cultura, mucho menos reflexiona sobre la vida, la muerte, el amor, la paz y armonía interna. ¡Cuando mucho!, piensa que como la muerte la tiene segura, lo único que puede hacer es disfrutar la vida esplendorosamente, y eso sólo lo logrará teniendo todos los bienes materiales que estén a su alcance, incluyendo mujeres, o puede ser que las mujeres se casen con un hombre que no aman, pero éste les brinda estabilidad, y como ya vemos lo anormal como normal, podemos rematar que lo antes descrito no tiene discusión porque hay que vivir en el mundo realista y no en el idealista.

Lo anterior explica el profundo vacío en que vive el mundo, y si vamos más allá eso enseña porque un político encumbrado roba todo lo que esté a su alcance, porque creció aprendiendo y viendo que se es exitoso si se tiene riquezas, y un joven que nace en un ambiente de carencias, sino tiene una educación familiar que le haya aportado solidos valores, le será muy fácil volverse un delincuente, el joven cree que sólo así podrá “supuestamente” alcanzar riquezas, ser exitoso en los cánones modernos.

Partiendo de una educación materialista, el Maestro Ramos afirma que vivimos como verdaderos personajes teatrales representando el papel que nos ha impuesto la sociedad, sentimos el vacío, sabemos que no estamos a gusto en nuestro interior, pero no lo enfrentamos, seguimos caminando día con día hacia la nada: “El vasto mundo de la civilización y la cultura adquiere un dinamismo independiente que sigue por un camino diverso al que el hombre debe recorrer. Arrancado de su propia trayectoria, anulada su libertad, el hombre va perdiendo sus atributos característicos, precisamente aquello en que se funda la dignidad humana, y rebaja el nivel de su existencia. No todos los hombres tienen una consciencia clara de lo que sucede, pero si una mayoría siente una inconformidad que lo mantiene en rebelión continua sin un objetivo definido, luchando por algo que no encuentra, porque no sabe lo que es. Sin embargo, ya muchos hombres han descubierto la causa de la inquietud y son conscientes de que el nivel de lo humano no está en baja marea.”

Samuel Ramos aclara que no tenemos que vivir en un idealismo puro, eso sería una ilusión, pero el error que han cometidos las diversas filosofías en la historia es dividir la realidad del hombre, al contrario, este tiene que ser estudiado en su totalidad, porque el hombre es espíritu y materia, es razón, pero también pasión e instinto, puede poseer grandezas y miserias, no obstante, su verdadera esencia es la de, ser, humano, que es sinónimo de dignidad, y esta esencia no se encuentra en el mundo material, sino en el espiritual, intelectual y artístico.

Por ello el Maestro Ramos afirma y concluye: “Sin admitir, por supuesto, que exista una verdadera decadencia del hombre y mucho menos que ésta provenga de su esencia, no cabe duda que la crisis de nuestro tiempo revela que hay algo malo en la organización de la vida y en la actitud interna del hombre frente a ésta. Nuestro propósito se limita por ahora a mostrar que existen también ciertos factores psicológicos de influencia decisiva en la crisis del hombre moderno, el cual necesita una reforma espiritual como condición indispensable para recuperar el equilibrio de su ser.”


Correo electrónico: miguel_naranjo@hotmail.com
Twitter@MiguelNaranjo80
Facebook: Jose Miguel Naranjo Ramirez.