UV respondió con organización y conocimiento al macrosimulacro nacional

  • Personal de institutos, facultades y áreas administrativas se sumaron al simulacro nacional de evacuación

Karina de la Paz Reyes y José Luis Couttolenc

 

Xalapa, Ver.- El 19 de septiembre de 1985 quedó registrado en la historia de México: eran las 7:19 horas y un fuerte sismo cimbró varios estados de la República, con mayor repercusión en la capital del país, donde dejó miles de pérdidas humanas y una gran zona devastada; a partir de este evento las instancias gubernamentales iniciaron una nueva etapa en la prevención de desastres.

Para recordar ese suceso y evaluar las medidas preventivas que se van poniendo en marcha, año con año y a nivel nacional se llevan a cabo acciones de simulacro de evacuación que permiten capacitar a la población para responder adecuadamente ante cualquier emergencia provocada por temblor, incendio, inundación o huracán, entre otros.

Este jueves 19 de septiembre, como lo ha hecho en años anteriores, la Universidad Veracruzana (UV) se sumó a este ejercicio nacional en el que participaron las diferentes comunidades universitarias de las cinco regiones; en Xalapa, sólo en la Unidad Central de Rectoría el evento fue coordinado por 46 representantes de Protección Civil y Seguridad, con la insignia de Jefes de Brigada; posterior a la evacuación, 23 integrantes de la Dirección de Proyectos, Construcciones y Mantenimiento (DPCM) realizaron una supervisión y entregaron el informe a las autoridades competentes.

Cabe destacar que ésta no es la única actividad que la institución desarrolla en materia de protección civil, pues del 18 al 20 de septiembre tiene lugar la 3ª Semana Universidad Segura 2019 “Cultura de la prevención”, organizada por el Sistema Universitario de Gestión Integral del Riesgo (SUGIR) de la Secretaría de Desarrollo Institucional.

El director general del SUGIR, Antero Borboa Lara, destacó que la comunidad universitaria de las cinco regiones fue convocada para realizar este simulacro de evacuación por sismo.

En el simulacro en la Unidad de Ciencias de la Salud (UCS), la comunidad docente y estudiantil, apoyados por personal de la policía y de Protección Civil Municipal, así como cuerpos de paramédicos, realizaron el ejercicio mostrando rapidez, agilidad y conocimiento de los movimientos a efectuar hasta llegar a las zonas seguras consideradas como puntos de concentración.

Los alumnos, entre quienes destacó un alto sentido de colaboración, participaron junto con los paramédicos en simulacros de atención médica, reanimación cardiovascular y atención por fractura de pierna y/o brazos, canalizándolos hacia las ambulancias que ahí se encontraban aparcadas para trasladarlos hacia las instituciones hospitalarias para su atención correspondiente.

Un proceso bastante organizado

Oscar Eduardo García Peralta, médico pasante en servicio social, consideró que “el simulacro resultó un proceso bastante organizado; en los años que tengo estudiando en la Facultad de Medicina hemos realizado ya este ejercicio y cada vez nos sale mejor, porque se van corrigiendo fallas detectadas”.

Recordó que, en el sismo del 19 de septiembre de 2017, recién habían realizado el simulacro cuando se registró el movimiento de tierra, “pero afortunadamente supimos cómo reaccionar y no se presentó ningún incidente pues ya sabíamos qué hacer”.

A Yalit de Jesús Ramírez Ruiz, estudiante del tercer semestre de Técnico en Prótesis Dental de la Facultad de Odontología, el ejercicio le mostró que están preparados para enfrentar eventos reales, gracias a las orientaciones brindadas por los integrantes del comité interno del Sistema Universitario de Gestión Integral del Riesgo.

En tanto Adriana Lizeth Jerónimo, de la misma Facultad, lamentó que varios de sus compañeros no asuman su responsabilidad de tomar en serio estos simulacros, “algunos lo tomaron a chiste, sólo espero que cuando se enfrenten a la realidad sepan qué hacer”.