La manifestación del 21S

Pbro. José Manuel Suazo Reyes

El pasado 21 de septiembre de 2019, miles de ciudadanos salieron a las calles en más de 60 ciudades de nuestro país para manifestarse a favor de LA VIDA, LA FAMILIA Y LAS LIBERTADES FUNDAMENTALES que se ven amenazadas, ya no sólo por las iniciativas que presentan algunos diputados locales o federales, sino incluso también por las políticas públicas que algunos secretarios del Estado pretenden promover. Veracruz fue el Estado con mayor número de ciudades participantes (Acayucan, Córdoba, Martínez de la Torre, Orizaba, Papantla, Pánuco, Texistepec y Xalapa).

No basta el ambiente de muerte que existe por la incontrolable violencia e inseguridad que caracteriza a nuestro país, ahora se desea legalizar el exterminio de los no nacidos. En el campo de la familia, por presiones extranjeras y colonialismo ideológico, se busca cambiar el diseño original y por eso la intención es destruir a la familia natural. Se busca implantar la ideología de género desde la Secretaría de Educación y las políticas de muerte en la Secretaría de Salud. A los padres se les pretende arrebatar su derecho natural de ser los educadores de sus hijos orientándolos conforme a sus valores y principios. Estas amenazas, no son interpretaciones, surgen de las iniciativas que se han presentado ya y de las declaraciones y puntos de vista que la sociedad conoce.

La diputada Silvia Lorena Villavicencio, declaró recientemente, que en la agenda legislativa del grupo de MORENA, se encuentra la intención de promover el aborto a nivel nacional, recordó incluso que se busca imponer desde la Secretaría de salud la NOM 046 donde se obliga a los hospitales a practicar el aborto con la simple declaración de una mujer de que ha sido violada, recordó además la otra iniciativa de promover un Código Penal Federal Único donde se deje de considerar el aborto como un delito.

Por donde se le quiera ver, el aborto provocado es un acto criminal, es el asesinato de un inocente, es el exterminio de una persona que no puede defenderse. Quienes lo promueven de la manera que sea, sólo están induciendo a un mayor derramamiento de sangre en México, quieren justificar el exterminio de los no nacidos y dañar el futuro de este país.
Con el pretexto de un falso derecho sobre la libertad de la mujer se quiere justificar el terrible acto criminal del asesinato de los inocentes. Nunca podrá ser legal asesinar a una persona, no se puede dar permiso para que una madre, por los motivos que sea, asesine a su propio hijo.

Más perverso aún es la política que está detrás de la promoción del aborto, el jugoso negocio de los abortorios, como lo hace la empresa norteamericana International Planned Parenthood, cuya filial en México es la Mexfam. No existe ningún interés en defender los derechos humanos de las mujeres en la promoción del aborto, lo que existe es un afán perverso y lucrativo de obtener ganancias económicas con este tipo de empresas criminales.

Con la promoción del aborto no se defiende la dignidad de las mujeres ni se protegen sus derechos; en realidad sólo se les victimiza más, pues las convierten en asesinas de sus propios hijos. Es una mentira la interrupción legal del embarazo, porque una vez sucedido un aborto, ya no se vuelve a continuar el proceso de gestación de un bebé. Lo que ellos llaman interrupción del embarazo es en realidad un acto criminal e inmoral que nunca podrá ser lícito.

En el caso de la Familia, existen iniciativas que pretenden modificar el concepto de Familia Natural que es la base de la Sociedad. Recordemos que todos venimos de un papá y una mamá. No existe otra alternativa esa es la ley natural. Por lo tanto, también todos los niños tienen el derecho de ser educados por un papá y una mamá. Y los padres de Familia son los primeros educadores de sus hijos. El Estado no puede apropiarse ese derecho. Los padres de familia tienen el derecho de educarlos conforme a sus valores y principios, se debe educar con la ciencia y con la razón, no con ideología.

En este campo existe una iniciativa ciudadana muy buena, que se presentó al Senado de la Republica por parte del Consejo Mexicano de la Familia en febrero de 2016, que por cierto nunca se dictaminó. Es una iniciativa que pretende rescatar a México de la crisis social en la que ha vivido por muchos años. La Iniciativa ciudadana de Con Familia “busca que se reconozca en todas nuestras leyes, normas y políticas públicas lo que dice el art 16 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que: la familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado”.

Lo crítico en México es que la institución “natural y fundamental de la Familia”, no solo no es protegida sino que es continuamente agredida. La iniciativa de Con Familia se funda en los tratados internacionales de los derechos humanos que hablan del matrimonio y de la familia. Se pretende que los derechos humanos ya reconocidos por México figuren explícitamente en la Constitución. Los senadores actuales, puesto que un tribunal colegiado les dio un plazo en este mes de septiembre para dictaminarla, tienen en sus manos la oportunidad de sentar las bases para que el elemento fundamental de la sociedad sea protegido y con ello se eleve el nivel de bienestar de los mexicanos.

Esperamos que triunfe el bien y la bondad y no la cerrazón ni las dictaduras culturales.
Felicitamos al FNF que promovió esta manifestación a nivel nacional, también a todos los que participaron por compartir con ellos las mismas causas.