Las batallas de Morena

hherrera001@yahoo.com.mx
@HectorHerreraAR

 

La división entre sabio y necio es más delgada que la tela de araña:

Gibran Jalil Gibran

 

Morena​ es un partido político sin parangón en la historia política de México. Nutrido de todas las corrientes de pensamiento discurre por caminos diferentes al PRI, bastión original del ejercicio político mexicano. Creado el 2 de octubre de 2011 como un movimiento político y social impulsado por Andrés Manuel López Obrador, apenas en 7 años obtuvo la Presidencia de la República, tiene la mayoría en el Congreso de la Unión y encabeza el gobierno en cinco estados: Chiapas, Ciudad de México, Tabasco, Puebla, Tabasco y Veracruz. Ningún partido de oposición logró tanto, en tan poco tiempo.

Motivo de un trabajo de investigación sería conocer las razones de tan meteórica ascensión, sin embargo, una primera hipótesis sería que Morena de la mano de López Obrador, resucitó la moribunda confianza de los ciudadanos en el sistema de partidos, lo que no es poca cosa.

Sin embargo, en su sorprendente ascenso, está también su mayor handicap: su vigencia. El propio López Obrador, ingeniero y conductor del primer tramo morenista, por lo que ha mencionado, no tiene la mínima intención de convertirse en un guía moral o nada que se le parezca. Es más, en una de sus mañaneras aseguró “que lamentable hay partidos que surgen defendiendo causas justas y terminan muy mal. Si el partido que ayudé a fundar, Morena, se echara a perder, no sólo renunciaría a él, sino que me gustaría le cambiarán de nombre”.

La frase va en el sentido de los demonios desatados en pos de la dirigencia morenista, donde personajes de diferentes corrientes y simpatías se dan cita. Cuatro hasta el momento: Bertha Luján, Yeidckol Polevnsky, Mario Delgado y Alejandro Rojas Díaz Durán.
a) Bertha Luján: Pareja de un reconocido abogado laboral, Arturo Alcalde, y madre de la Secretaria del Trabajo, Luisa María. Es cercana al Presidente desde el año 2000 cuando fue designada por el entonces Jefe de Gobierno como Contralora General del Distrito Federal. Antes de esa encomienda era sindicalista y luchadora social. Es lópezobradorista de cepa.

b) Yeidckol Polevnsky: Empresaria, Presidenta de Canacintra en 2002 y rival de Enrique Peña Nieto por la gubernatura del Estado de México en 2005, originalmente se llamaba Citlali Ibáñez Camacho. Con buenas relaciones en el sector empresarial gestionó apoyos para el ahora Presidente desde que perdió la gubernatura. Esos vínculos la mantienen en la jugada.

c) Mario Delgado: Líder de Morena en la Cámara de Diputados. Es economista del ITAM y su carrera política está vinculada al Canciller Marcelo Ebrard. De cara a la elección intermedia, trabaja para su mentor político y abre su propio camino.

d) Alejandro Rojas: Líder de las juventudes priistas saltó a la oposición formal con la Corriente Democrática, escisión del PRI que llevaría a Cuauthémoc Cárdenas a su primera candidatura presidencial. Estuvo vinculado al grupo de Los EMES (Manuel Camacho y Marcelo Ebrard) hasta que una confrontación personal terminó separándolos. Ahora trabaja para el Senador Ricardo Monreal y juega a la cuña de la sucesión morenista.

Alejandro Rojas ha mencionado que “el padrón de Morena no existe; es una ficción y es una burla a todos los militantes de Morena, no puede haber una elección democrática si no hay un padrón democrático”. El primer handicap del sorprendente Morena.

De la libreta

1. A pesar de las críticas severas al Presidente López Obrador, no sorprenden los niveles de aceptación que registra. Consulta Mitofsky en una medición diaria arroja datos de entre 62 y 65 % de personas que están a favor de su gestión, mientras que mediciones de El Financiero arrojan cifras cercanas al 70 %. Una primera lectura, es que las redes socio-tecnológicas no son un buen referente para medir la popularidad de los políticos y que el pueblo bueno, ese que viaja en Metro y en autobús, sigue siendo el soporte del primer mandatario del país.