Presidente pide un año más para consolidar la transformación

Benjamín Domínguez Olmos

* “Hay nueva Constitución” que busca acabar con la corrupción
* López Obrador presume creación de 648 miil empleos en 2019
* “Finanzas públicas sanas; inflación 3%; BMV se apreció 2%”
* Promete “50 mil barriles de petróleo más al terminar este año”
* “La participación de la iniciativa privada es positiva y necesaria”
* Afirma: “100% de acceso a educación superior, cero rechazos”
* Operativo en Culiacán, “prueba de fuego”; defiende estrategia
* Promete “pacificar el país con el apoyo y el trabajo del pueblo”
* Desde México para el mundo: “democracia, sí, militarismo, no”
* Agradece a Trump solidaridad; afirma: “no habrá intervención”

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador, en la Plaza de la Constitución, al cumplirse un año de su gobierno.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, manifestó que la cuarta transformación de la vida pública del país sigue sentando sus bases, y afirma que para el próximo 1 de diciembre de 2020, quedará consolidada.

En la plancha del Zócalo, en su discurso de hora y media, el mandatario afirmó que su movimiento planteará un cambio que no tendrá retorno en el país, y que, de tenerlo, le será muy difícil a la oposición revertirlo.

Aquí los temas y frases más destacadas del mandatario:

“El cambio que estamos realizando está a la vista”, así inició su mensaje López Obrador con motivo del primer año de Gobierno.

“En el periodo neoliberal se hacían leyes sin considerar el interés público; ahora las reformas a la Constitución tiene el propósito de garantizar el desarrollo del país y el bienestar del pueblo”, señaló.

Destacó que las principales reformas y leyes aprobadas por legisladores han sido las del combate a la corrupción.

AMLO recordó, en ese sentido, la Ley de Austeridad Republicana, la de extinción de dominio “para recuperar y devolver al pueblo lo robado”, así como la reforma al Artículo 28 de la Constitución para prohibir la devolución, la evasión fiscal y el fraude electoral como delitos graves.

También recordó la eliminación del fuero al Presidente, para “que pueda ser juzgado por cualquier delito”, la revocación del mandato, la consulta popular, la nueva ley laboral que garantiza el voto libre en los sindicatos.

El mandatario señaló también otras reformas que en su primer año se canceló la Reforma Educativa, así como la institución de la Guardia Nacional.

Expresó que envió al Congreso de la Unión una reforma para ampliar a nivel constitucional apoyos a adultos mayores, discapacitados y alumnos de todas.

“En los hechos, estas modificaciones configuran una nueva Constitución”, señaló.

“La principal tarea del gobierno es desterrar la corrupción política; estamos poniendo orden desde la cúpula, estamos limpiando el gobierno de arriba para abajo, como se barren las escaleras”, expresó.

Aseguró que para cumplir con este propósito, se redujo el robo de combustibles 94 por ciento, y se prohibió la condonación de impuestos a empresas.

En el marco del combate a la corrupción del Gobierno de México, acotó el presidente, este año se ahorraron 200 mil millones de pesos.

Por otra parte, el presupuesto de la Presidencia de la República pasó de 3 mil 600 millones de pesos a 800 millones, lo cual representa una disminución del 75 por ciento. “Esto en los hechos es la austeridad republicana”.

El presidente López Obrador y su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, saludan a quienes abarrotaron ayer el zócalo capitalino.

El mandatario apuntó que con estas acciones se ha logrado “financiar el presupuesto sin aumentar impuestos, sin aumentar el precio de los combustibles, sin endeudar al país”.

Afirmó que los recursos para los programas sociales provienen de lo q ue se ahorra con el combate a la corrupción.

En materia de finanzas y creación de empleos, el presidente López Obrador presumió que en lo que va del año se crearon 648 mil nuevos empleos sin considerar los generados por programas sociales.

Presumió además que el envío de remesas a México se ubicó en 26 mil 980 millones de dólares, el monto más alto registrado en la historia; y que “después de 32 años de neoliberalismo”, el salario mínimo aumentó 16 por ciento.

López Obrador añadió que se tienen finanzas públicas sanas, toda vez que de enero a octubre la recaudación de impuestos aumentó en 139 mil 699 millones, 1.6 por ciento en términos reales.

Dijo que en octubre la inflación anual fue de 3 por ciento, “la más baja desde septiembre de 2016” y que durante su gobierno, el peso se ha fortalecido 4 por ciento respecto al dólar, y la bolsa de valores se ha apreciado 2 por ciento.

“Todavía no ha habido crecimiento económico como deseamos, pero existe una mejor distribución de la riqueza, el presupuesto no se queda en pocas manos, llega a la mayoría de la gente”, aceptó.

En 2018, la caída en la producción fue equivalente a 200 mil barriles diarios; en loo que va de este gobierno no solo se ha perdido producción, sino que a finales de diciembre, estaremos extrayendo 50 mil barriles diarios adicionales.

Afirmó que se rehabilitan las seis refinerías del país que ya operan con el 42 por ciento de su capacidad, y señaló los avances en la construcción de la Refinería de Dos Bocas en Paraíso, Tabasco.

Señaló, por otro lado avances en construcción y mantenimiento de carreteras, con un monto de 500 mil millones de pesos.

Recordó que finalizó la construcción del Túnel Emisor Oriente, con lo que se pondrá fin, aseguró, a las inundaciones en el Valle de México. Afirmó que la participación de la iniciativa privada es positiva y necesaria.

El presidente López Obrador, en su Informe por el primer año de Gobierno, afirmó que uno de los logros de su administración fue poner fin a la explotación de hidrocarburos por la práctica del fracking.

Destacó apoyos a pescadores mediante trámites para obtener permisos con reglas de sustentabilidad, y todos ellos reciben apoyo de manera directa.

Afirmó, como logro de su gobierno, la creación de Segalmex, que tiene como fin establecer precios de garantía y atender a la población.

Afirmó que los migrantes mexicanos han enviado, como remesas, un total de 26 mil 980 millones de dólares en lo que va del año, el monto más alto registrado en la historia
El presidente criticó que cuando se quiso privatizar la educación con la mal llamada ‘Reforma Educativa’, se puso como pretexto que los jóvenes que querían ingresar a la universidad no pasaban el examen y se les rechazaba. Se fue dejando sin apoyo a las escuelas, sobre todo a las de Medicina, y ahora por esa “política absurda e irresponsable” se tienen menos médicos y especialistas de los que necesita el país.

Así lució la Plaza de la Constitución, con motivo del primer aniversario del gobierno de la cuarta transformación.

“Con urgencia se van a abrir espacios para que todos los que quieran estudiar en el nivel superior lo puedan lograr. Cien por ciento de acceso a la educación superior, cero rechazos”, sentenció.

En este sentido, resaltó la creación de la Universidad de la Salud que formará en la Ciudad de México a médicos y enfermeras para todo el país.

Al pasar al Instituto Nacional de la Salud para el Bienestar, el presidente López Obrador dijo que atiende cuatro ejes principales: el abasto de medicamentos; asignación de personal de la salud en todas las poblaciones; ampliación y rehabilitación de infraestructura de salud, y la basificación de más de 80 mil trabajadores “que llevan mucho tiempo laborando como eventuales y por honorarios”.

Añadió que el presupuesto a la salud se incrementará en 40 mil millones de pesos, para garantizar medicamentos, atención médica y análisis clínicos.

Informó que la campaña contra las adicciones busca orientar a los jóvenes sobre “el tremendo daño que causan a los jóvenes”, pues se busca criticar lo frívolo de las series que reflejan que “es como un paraíso participar en esas actividades ilícitas”.

López Obrador calificó como “catastrófica” la estrategia empleada en materia de seguridad del expresidente Felipe Calderón, el cual, aseguró, dejó un saldo pavoroso de muertos y lesionados, así como una descomposición institucional “sin precedente y un gravísimo daño al tejido social”.

Señaló que en 2007, el expresidente Calderón Hinojosa decidió enfrentar al crimen organizado con las Fuerzas Armadas “para legitimarse como jefe presidencial en lo que denominó “Guerra contra el Narcotráfico”.

Afirmó que, con la nueva estrategia que impulsa su gobierno, no se va a volver a lastimar el prestigio de las Fuerzas Armadas y que nunca más se les dará la orden de cometer actos fuera de los derechos humanos o en prácticas inhumanas.

El presidente López Obrador, en su mensaje, recordó los hechos del 17 de octubre  como “prueba de fuego” a los hechos del 19 de octubre en Culiacán, Sinaloa, que terminó con la liberación de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín ‘El Chapo Guzmán Loera.

“Se prefirió detener el operativo y liberar al implicado a evitar una masacre, donde hubieran perdido la vida centenares de personas, la mayoría inocente, según el cálculo que hizo en su momento el alto mando de las Fuerzas Armadas”, señaló.

“Podrán decir los adversarios que demostramos debilidad, pero nada vale más que las vidas de las personas”, sostuvo.

El presidente insistió que entre las acciones principales para conseguir la paz figura las mejores condiciones de vida y de trabajo, a fin de atender las causas que originan la violencia”, señaló.

“Es dura la tarea, pero lograremos pacificar el país con el apoyo del pueblo y con el trabajo coordinado del pueblo”, señaló López Obrador como conclusión del apartado en seguridad de su informe por el primer año de Gobierno.

Señaló que el gobierno utilizará con perseverancia, profesionalismo, honestidad y con acciones guiadas con el principio de que la paz es fruto de la justicia”.

El presidente también afirmó que su gobierno respetará los derechos humanos y se empleará a fondo para brindar justicia a familiares, entre ellos a los de los 43 integrantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero.

El Presidente y su esposa, a su arribo al zócalo capitalino, ayer.

También señaló que el gobierno brinda todos los esfuerzos para los mecanismos de protección a periodistas y a activistas y defensores de derechos humanos.

“El gobierno ya no es el principal violador de los derechos humanos”, señaló.

El presidente López Obrador aprovechó para referirse al asilo otorgado al expresidente de Bolivia, Evo Morales, y calificó lo ocurrido como un golpe de Estado.

“Desde México para el mundo, sostenemos: democracia, sí, militarismo, no”.

Afirmó que el gobierno de México será un referente de asilo y refugio en el mundo, y que prueba de ello se vio en el trato dado al exmandatario sudamericano.

El mandatario señaló que 36 millones de mexicanos se fueron a Estados Unidos, país con el que el Gobierno de México busca una relación de respeto y cooperación en los problemas que aquejan a ambas naciones: los fenómenos migratorios y la delincuencia transnacional, que consiste en el tráfico de drogas, armas y divisas.

López Obrador aseguró que su administración defiende a los mexicanos en Estados Unidos con respeto a la soberanía de ese país, previniendo las violaciones a los derechos humanos.

El presidente manifestó también sus condolencias a las víctimas que murieron en el tiroteo de El Paso, Texas, además de condenar el hecho y exigir que se castigue al responsable.

Por otro lado, afirmó tener una buena relación con su homólogo estadounidense Donald Trump y señaló que le expresó solidaridad ante la crisis de violencia en el país con los hechos en Culiacán y Bavispe, Sonora.

“Agradecemos al presidente Donald Trump por su solidaridad expresada ante la crisis de violencia en Culiacán y tras los hechos ocurridos contra las familias LeBarón y Langforf (…) nos ofreció ayuda y respeto a nuestro derecho soberano de decidir”.
A la intención del presidente estadounidense de designar a los cárteles mexicanos como terroristas, López Obrador manifestó: “No aceptamos ningún tipo de intervención, somos un país libre y soberano”.

Expuso además su política migratoria, cuyo objetivo es que  ningún mexicano se vea obligado a abandonar el lugar donde nació por cuestiones económicas o de violencia.
López Obrador concluyó el mensaje con motivo de su primer año de gobierno con la petición de un año más para consolidar la Cuarta Transformación de la Vida Pública de México.

Dijo que para diciembre de 2020 ya estarán establecidas las bases para la construcción de una patria nueva, pero que, de momento, será prácticamente imposible regresar al periodo neoliberal.  (Con información de López-Dóriga Digital)