Universidad

Racismo está en nuestro ADN nacional: Rodrigo Zárate

  • El egresado del Instituto de Investigaciones en Educación de la UV recibió el Premio “Arte, Ciencia y Luz” por su tesis doctoral
  • Dijo que en México es un tema pendiente y lamentó que se piense que el mestizaje es necesario para mejorar la raza y el desarrollo del país

Claudia Peralta Vázquez

Xalapa, Ver., 19 de diciembre de 2019.- El racismo siempre ha sido un tema pendiente en México, no se habla de eso porque no nos gusta, pero está en nuestro ADN nacional, expresó Rodrigo Zárate Moedano, egresado del Doctorado en Investigación Educativa del Instituto de Investigaciones en Educación (IIE) de la Universidad Veracruzana (UV), ganador del Premio “Arte, Ciencia, Luz” 2019.

“Hacia una educación intercultural para los medios. Alfabetización mediática para visibilizar la reproducción del racismo y reconocer identidades originarias y afrodescendientes en el campus Xalapa de la UV”, es el tema del trabajo recepcional que desarrolló para titularse de este posgrado.

“Me da gusto recibir este premio, me parece muy positivo que la UV lo reconozca no por lo que representa, sino porque es un tema importante del cual es necesario hablar.”

Lamentó que, en la actualidad, en nuestro país, se piense que el mestizaje es necesario para mejorar la raza y el desarrollo del país, lo cual implica asumir que el indígena es una carga de la que nos tenemos que deshacer.

Eso es racismo, expresó, y por ello planteó que su tesis es relevante pues contribuye a exponer el fenómeno, “que nos demos cuenta que no sólo son güeros con capucha blanca atacando a negros en Estados Unidos”.

Al respecto, señaló que a 200 años de historia independiente, en México no se había hecho un trabajo similar, aun cuando el racismo es un fenómeno que, dependiendo donde se desarrolle, adquiere ciertas características.

“Debemos considerar que cuando México se fundó ya habían pasado 300 años de historia colonial, de sociedad de castas, de creer que los indios eran inferiores a los españoles y que los negros eran animales.”

Puntualizó que el racismo en México siempre ha sido una asignatura pendiente de la cual no se habla, y no se hace porque tampoco existe una instancia gubernamental que afronte esta problemática.

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) es lo más cercano a esto, pero no oferta cursos sobre racismo ni discriminación, apuntó.

En este sentido, la UV tiene mucho por hacer, a través de la Universidad Veracruzana Intercultural (UVI), y a pesar de no tener un curso como tal sobre racismo, cuenta con la experiencia educativa (EE) virtual del Área de Formación de Elección Libre (AFEL) llamada México, País Pluricultural.

Zárate Moedano, egresado de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Xalapa, también opinó que por medio de las EE se pueden realizar muchos ejercicios acerca de la representación de la identidad y alteridad.

“Darse cuenta cómo hay ciertas identidades como la indígena que siempre son representadas de una manera poco justa.”

Rodrigo Zárate Moedano, egresado del doctorado del IIE, se hizo acreedor al Premio “Arte, Ciencia, Luz”.

Tras haber vivido siete años entre Suecia y España, y de cursar una maestría en la Universidad Autónoma de Madrid, en 2012 inició a abordar este tema pues esta experiencia le permitió ver su país de forma distinta.

Empezó a cuestionarse y descubrir que dentro de su historia familiar, así como en muchas otras, el racismo ha dejado una huella muy clara. “Yo no hablo maya, pero cinco generaciones atrás de la mía sí lo hacían”.

La explicación a esa situación es que un día una mujer se vio sola con hijos y en su imaginario decidió inculcarles el español en lugar de la lengua maya, ya que a ella eso le había traído más desventajas que ventajas. Ésa es una realidad presente en muchas familias, resultado del racismo que existe en México, aseveró.

Rodrigo Zárate compartió que dentro del posgrado organizó un taller de cine documental al cual convocó a estudiantes de la UV. La respuesta fue positiva por parte de 60 jóvenes de distintas facultades, pese a que al final sólo unos cuantos lo concluyeron.

En el transcurso de esta preparación que duró un semestre, los participantes reflexionaron sobre el tema a través de representaciones de indígenas, negros y de lo mexicano, con el fin de formar miradas críticas.

También hicieron una obra audiovisual o un documental autobiográfico, aunque una alumna elaboró un corto de ficción basado en experiencias personales.

Para Rodrigo, este doctorado en la UV era una asignatura pendiente en su vida. Narró que durante la licenciatura había sido alumno de la UV en el Centro de Idiomas.

Ahora, expresó sentirse agradecido y orgulloso de haber egresado de la máxima casa de estudios y de ser la sexta persona del IIE en obtener este reconocimiento.

“La tesis es un trabajo que uno escribe individualmente, pero las ideas también fueron una aportación de mis asesores a quienes reconozco su labor”, dijo, al referirse al apoyo de Bruno Baronnet y Laura Selene Mateos Cortés.

Finalmente, propuso que la UV podría ofertar cursos y diplomados más allá de lo que ofrece la UVI, que tendría que ser el espacio natural donde surgiera un espacio así.

Habló de algunas iniciativas de otras instancias, como el diplomado en línea sobre racismo y xenofobia vistos desde México, mismo que es ofertado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Conapred y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Asimismo, el taller en línea de la “Iniciativa para erradicación del racismo en la educación superior”, de la Cátedra de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Categorías:Universidad