Universidad

Universidades deben defender acceso a Internet como derecho humano: Rectora

  • La Rectora de la UV disertó en el Coloquio “La universidad y su futuro”, organizado por la UNAM
  • Participantes coincidieron en repensar la vinculación, difusión y extensión de las universidades

 

Xalapa, Ver., 25 de septiembre de 2020.- La rectora de la Universidad Veracruzana (UV), Sara Ladrón de Guevara, planteó que las universidades públicas deben defender el acceso a Internet como derecho humano fundamental, al participar en la Mesa 5 “Difusión y vinculación universitaria”, en el marco del Coloquio “La universidad y su futuro. Una mirada desde el 2020”.

El evento, que inició el pasado 22 de septiembre, fue organizado por la Secretaría General y el Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En la mesa también participaron Aurora Loyo Brambila, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM; Agustín Cano Menoni, profesor del Instituto de Educación de la Universidad de la República, Uruguay; Germán Álvarez Mendiola, presidente del Consejo Mexicano de Investigación Educativa, y Javier Mendoza Rojas, investigador del IISUE y profesor en el programa de posgrado en Pedagogía de la UNAM.

En su intervención, la Rectora de la UV dijo que en este momento de crisis por la enfermedad Covid-19 las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han mantenido comunicadas a las universidades, a las comunidades de estudiantes, investigadores, profesores y administrativos, y a la sociedad.

“Cuando concluya la crisis habremos de ser más eficientes en el uso de las tecnologías, más hábiles en nuestras capacidades tecnológicas y habremos de saber potenciar los recursos con los que contamos tecnológicamente.”

Destacó que también se tienen que abatir las desigualdades porque las tecnologías y estas posibilidades de interacción en espacios digitales no están asequibles para todos.

Por ello, dijo que las instituciones de educación superior deben impulsar la discusión y aprobación para que el Internet sea reconocido como un derecho humano fundamental, al ser una herramienta que ayuda a mantener los procesos educativos, de investigación, de comunicación, de difusión y vinculación del conocimiento y la cultura.

También, planteó el acceso gratuito a las plataformas digitales de las universidades públicas; esto es, cuando algún estudiante, miembro de la comunidad universitaria o ciudadano, ingresa a las plataformas institucionales desde su teléfono inteligente implica un consumo de datos (costo monetario).

“De tal forma que la capacidad de nuestra comunidad, de nuestros estudiantes y de toda la sociedad, les permita descargar un libro publicado en una universidad, acceder a un concierto o lectura de poesía, a una visita virtual a un museo sin consumir datos.

”Creo que las compañías telefónicas comerciales, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y la Secretaría de Educación Pública podrían buscar acuerdos para que el acceso a nuestras plataformas institucionales no consuma datos y podamos mantener nuestra universalidad, internacionalización y seguir difundiendo conocimiento, arte y cultura.”

Asimismo, mencionó que cada universitario hace difusión y vinculación ya que están insertos en la sociedad, lo que les permite mantener la capacidad de comunicación con su entorno e ir más allá a través de las TIC.

Con respecto a la UV, comentó que la difusión y divulgación fue posible gracias al compromiso de los universitarios y su vínculo con la sociedad, pero también se buscaron nuevos canales de comunicación que permitieron llegar a más personas, incluso a nivel internacional.

Sara Ladrón de Guevara dijo que con ayuda y apoyo de las TIC la UV ha realizado trabajo de comunicación, divulgación y difusión del conocimiento, el arte y la cultura.

Algunos de los esfuerzos institucionales realizados es tener alrededor de 300 libros electrónicos, de ellos 180 son de acceso gratuito; la Dirección General de Difusión Cultural desarrolló el programa “Arte desde el interior”, que pone a disposición del público 150 representaciones de los grupos artísticos.

Otro recurso es subir a la nube la producción discográfica de la UV, así las personas desde cualquier parte del mundo pueden escuchar a los grupos artísticos universitarios.

En tanto, Aurora Loyo coincidió con Sara Ladrón de Guevara al apuntar que todos los integrantes de una universidad son difusores y divulgadores del quehacer universitario.

“La función de la universidad no sólo es formar jóvenes sino hacer mejores seres humanos no sólo de su comunidad, sino de un público más amplio.”

A pesar de que las universidades han hecho un gran papel y una labor impresionante en esta contingencia, dijo que para tener una ciudadanía plena las instituciones de educación superior necesitan ampliar las capacidades y los canales de participación social.

“La interconexión de conocimientos es indispensable y hace una diferencia entre las personas, se acerca a lo que se ha denominado la buena vida: cuidarse a sí mismo, tener una mejor nutrición, desarrollar las capacidades que cada individuo tenga.”

Por su parte, Agustín Cano comentó que la emergencia sanitaria por Covid-19 ha creado nuevas realidades de pensamiento y organización, así como nuevas formas de articulación y de contenido en la educación.

De igual manera, esta emergencia mundial ha abierto el camino a repensar qué se entiende por compromiso social desde la universidad, así como a rearticular y redefinir la difusión, la vinculación y la extensión.

Germán Álvarez comentó que la vinculación y extensión universitaria es un campo diverso y cambiante muy poco conocido al ser una actividad que se da por sentada, pero que es considerada como la tercera función de la universidad que involucra una enorme cantidad de actividades poco conocidas.

Esta tercera función, dijo, se concentra en el enlace con la comunidad y con el sector productivo, siendo el vínculo primordial las prácticas y servicio social de los estudiantes.

“Propongo que pensemos el tema de la vinculación universitaria en otros términos, porque la hemos concebido como separada de la docencia y la investigación, ya que tienen relación con los entornos, con la sociedad, la cultura, la economía, la educación, en ocasiones más directamente.”

Finalmente, Javier Mendoza comentó que la vinculación resulta de trascendencia en el momento actual; sin embargo, la universidad ha sido criticada frecuentemente por la poca vinculación que ha tenido con la población, especialmente con las comunidades marginadas.

“Las instituciones tendrán que diseñar estrategias de transformación si quieren continuar prestando sus servicios educativos en el entorno turbulento que hoy vivimos; y se sostiene que tendrán que transformar su función como catalizador del cambio social.”

Esto implicará, destacó, replantear la forma y el fondo de cómo las instituciones se vinculan con la sociedad, sus entornos y con los actores sociales, políticos y económicos, “es la renovación de la función social de la universidad”.

Categorías:Universidad