México

Aprobó la Cámara de Diputados reformas para trasladar funciones de la SCT a la Secretaría de Marina

  • La Semar fungirá como única autoridad marítima nacional
  • No hay finalidad expresa o tácita de “militarizar” puertos, señala el dictamen

 

Ciudad de México, 01 de octubre de 2020.- La Cámara de Diputados aprobó el dictamen que reforma las leyes Orgánica de la Administración Pública Federal, de Navegación y Comercio Marítimos, y de Puertos, cuya finalidad es trasladar funciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a la de Marina.

Avalado en lo general y en lo particular con 263 votos a favor, 85 en contra y 43 abstenciones y turnado al Senado, el dictamen precisa que a la Secretaría de Marina se le otorgan atribuciones para que sea la única autoridad marítima nacional, encargada de la implementación de la Ley de Navegación y Comercio Marítimos.

El dictamen precisa que no existe la finalidad, expresa o tácita, de “militarizar” los puertos, sino de dar certeza sobre la autoridad que tiene competencia y facultades en materia portuaria.

Su finalidad es fomentar el desarrollo marítimo considerando la necesidad de fortalecer la seguridad y protección marítima y portuaria, así como hacer más eficiente la prestación de trámites administrativos a la comunidad marítima.

Estos cambios producen un efecto positivo hacia la ciudadanía, puesto que norman y regularizan funciones y operaciones que se encuentran desagregadas, que son los casos de la ecología y salud, de salvamento y cuidado en los mares nacionales, puertos, lagos y ríos navegables.

En síntesis, se plantea concentrar, entre otras, las atribuciones en materia de seguridad y protección portuaria en la Secretaría de Marina, con la finalidad de que México esté en posibilidad de responder a las exigencias que el país y la comunidad marítima requieren en la materia.

También se amplía la facultad a la Secretaría de Marina para dirigir la educación naval militar y la educación náutica mercante; igualmente, de fijar las normas técnicas del funcionamiento y operación de los servicios públicos de comunicaciones y transportes por agua, así como las tarifas para el cobro respectivo.

Se fortalece y unifica la autoridad marítima nacional

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Gobernación y Población, diputada Rocío Barrera Badillo (Morena), expresó que con las reformas se reafirma, fortalece y unifica la autoridad marítima nacional, papel que se le reasignó a la Semar en 2016 cuando se reincorporan a su jurisdicción las 103 capitanías de puerto.

Hoy, dijo, se sientan las bases para hacer mucho más competitivo al sistema portuario y ubicar a México como potencia marítima mercante, y así modernizar los puertos, particularmente, los de altura.

Mencionó que las reformas no son inconstitucionales, pues la Secretaría de Marina es una dependencia creada para el despacho de asuntos administrativos, no tiene naturaleza jurídica distinta a la de sus pares, no tiene encomendadas funciones militares y no se encarga de asuntos de guerra.

Barrera Badillo argumentó que la Secretaría de Marina es la encargada de ser autoridad en lo relativo a los vertimientos de desechos en el mar, realización de trabajos hidrográficos, otorgamiento de permisos para expedición, exploraciones científicas o realizar trabajos de investigación sobre ciencias marítimas.

Las facultades que hoy se proponen, añadió, se insertan armónicamente en el orden jurídico, porque “no son dadas ni serán ejercidas por la Armada de México; no podemos seguir desaprovechando el hecho de ser uno de los pocos países en el mundo que tienen responsabilidad marítima en ambos océanos”.

Con las reformas, añadió, habrá buques abanderados nacionales, construcción de navíos en territorio nacional, ejercicio de cabotaje y un sistema de educación, capacitación e instrucción de marinos mercantes.

Asimismo, se solucionará el aspecto administrativo y operativo de las capitanías de puerto, la eliminación de duplicidad de permisos de navegación, además de que el dragado de los puertos aumentará en su capacidad operativa sin necesidad de acudir a terceros.

“Hay que elevar la competitividad del país en materia de transporte marítimo y procurar una mayor eficiencia en la administración, lo que redundará en el aprovechamiento del potencial de México como punto de embarque y clave en las rutas comerciales, particularmente con la Zona Asia-Pacífico”, añadió.

Categorías:México, Veracruz