Universidad

OSX volvió a Tlaqná bajo estrictos protocolos sanitarios

  • “Estamos juntos otra vez y compartiremos nuestras emociones a través de la música”: Martin Lebel, director titular

 

Xalapa, Ver., 12 de octubre de 2020.- Después de un largo periodo de confinamiento a causa de la pandemia por Covid-19, la Orquesta Sinfónica de Xalapa (OSX) de la Universidad Veracruzana (UV) se volvió a escuchar en Tlaqná, Centro Cultural, la noche del viernes 9 de octubre. 

Minutos después de las 20:00 horas, los asistentes empezaron a ingresar al recinto cultural, después de ser recibidos por dos filtros sanitarios consistentes en desinfección de zapatos, gel antibacterial para manos y toma de temperatura; además, se solicitó el uso del cubrebocas, como lo estipula el protocolo sanitario.

La sala tiene disposición de mil 200 lugares, de los cuales el público sólo ocupó poco más de 240 y entre cada espacio hubo un distanciamiento de un metro y medio. Mientras tanto, en el escenario sólo fueron dispuestos 17 lugares para igual número de músicos.

En el concierto estuvieron presentes la rectora de la UV, Sara Ladrón de Guevara; el secretario de Administración y Finanzas, Salvador Tapia Spinoso; la secretaria Académica, Magdalena Hernández Alarcón; el secretario de Desarrollo Institucional, Octavio Ochoa Contreras; la secretaria de Cultura del Gobierno del Estado, Silvia Alejandre Prado, y el presidente municipal de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero. 

Antes de iniciar el concierto, el director titular de la OSX, Martin Lebel, expresó: “Esta noche se festeja el regreso de ustedes y de nosotros, la Orquesta Sinfónica de Xalapa. Es una gran emoción regresar y estar de nuevo juntos, fue una pena estar separados todos estos meses, ahora que estamos juntos otra vez compartiremos nuestras emociones a través de la música. Gracias por su apoyo y por estar con nosotros”. 

Con alrededor de 20 músicos en escena, la OSX presentó el tercer concierto de la segunda temporada; el programa musical estuvo integrado por las composiciones Dumbarton Oaks, de Igor Stravinsky, y Appalachian Spring, de Aaron Copland. 

El concierto duró aproximadamente una hora, toda vez que no hubo intermedio. Al término del mismo, el alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez, y la secretaria de Cultura, Silvia Alejandre, hicieron entrega de reconocimientos a la OSX. 

Finalmente, Martin Lebel dijo que este periodo de receso y de distanciamiento fue muy difícil para ellos como músicos porque la cercanía es importante para quienes son integrantes de una orquesta. “La vida continua, haremos lo posible para ofrecer música lo mejor que podamos”. 

Categorías:Universidad