Universidad

La improvisación es un género y una técnica teatral: Omar Argentino 

  • En la improvisación está el espíritu primigenio del teatro, dijo 

 

Xalapa, Ver., 07 de noviembre de 2020.- Omar Argentino Galván, actor, director, docente e investigador, participó en el ciclo de charlas “Mi vida en el teatro”, del Festival de Teatro Universitario de la Universidad Veracruzana (UV), donde compartió de su pasión por la improvisación y su interés por estudiarla, misma que va más allá de lo lúdico y cómico. 

En una entrevista realizada por Raúl Santamaría y Luis Mario Moncada, actor y director artístico de la Organización Teatral de la UV (Orteuv), respectivamente, habló desde sus anécdotas, por ejemplo, al hacer teatro con libreto, su formación en su natal Argentina, la improvisación en sí y su relación con México, país al que vuelve cada que le es posible.  

“Fui de las primeras generaciones que se tomó en serio la improvisación, hay un poco de autodidacta y un poco de viajar con nuestro grupo a Europa y conocer gente que estaba más avanzada en ese momento. Eso sirvió para darle un color particular a mi trabajo.” 

Para él, la improvisación es un tipo de teatro donde lo que se hace es absolutamente improvisado. Además, subrayó que es un género teatral que hoy por hoy se practica en todo el mundo. 

“Digo género porque dentro de él la mayoría, digamos, es una comedia ligera y burbujeante, efervescente; pero hay cosas más experimentales. Es un género teatral que acoge muchas disciplinas y a la vez es una técnica teatral.” 

Con la bandera de la improvisación, Omar Argentino ha dado prácticamente la vuelta al mundo, saliendo de Madrid, España, por un lado y volviendo por el otro. “He viajado como a 40 países de los cinco continentes”. En su opinión, hay una comunidad de la improvisación a nivel mundial que va más allá del teatro. 

El confinamiento por la pandemia Covid-19, como a muchas personas, le ha llevado a la modalidad virtual para impartir talleres y cultivar la improvisación entre grupos teatrales de varios países, así como presentar narrativas, escenas muy concretas, pequeñas historias en las que el medio virtual no sea ignorado y, a su vez, le permitan una dramaturgia improvisada. 

“La improvisación live no me gusta tanto, pero hay compañeros que hacen elencos multinacionales, multiétnicos, hacen funciones con gente que nunca han visto en persona y están aprovechando estos soportes.” 

A los estudiantes les aconsejó evitar el prejuicio y probar lo que les guste en términos escénicos y de formación. “El tener un paladar heterogéneo ayuda siempre para elegir”. Si bien llega más un momento de especialización, ésta te la pide el cuerpo, les dijo. 

Además, en términos de improvisación propuso que se haga un teatro vivo, no solemne, con poética, sin la intención de estar haciendo poesía, “porque si no, nos volvemos cursis”. 

Otros puntos de los que habló fueron las características que requiere una persona que desea dedicarse a la improvisación: curiosidad, actitud lúdica, humildad para acercarse a algo en retroceso, “aunque cause gracia que un argentino lo diga”; y es que para él, en la improvisación está el espíritu primigenio del teatro y de la creación. 

Categorías:Universidad