Columnas

Representación plural

Por: Zaira Rosas

zairosas.22@gmail.com

Este domingo dieron inicio las campañas electorales rumbo a las elecciones del próximo 6 de junio. Las propuestas que realicen quienes buscan un espacio al frente del gobierno son fundamentales de cara a la siguiente contienda presidencial. Principalmente si consideramos que hoy en día MORENA es el partido con mayor representación en todos los poderes y a nivel nacional.

Hoy en día, después de pocos años al frente del poder, la opinión de la población se ha diversificado y la oposición ha hecho un intento constante por fortalecerse, aunque hasta el momento sus resultados son difusos. Las elecciones intermedias son clave para determinar cuáles son las posibilidades que tienen los partidos políticos para la siguiente contienda por la Presidencia de la República.

¿Qué lecciones podemos tomar desde ahora? La participación de partidos como el PAN, PRI Y PRD. Los enemigos de antaño se han vuelto aliados con tal de prevalecer. ¿Lograrán su objetivo? La respuesta la conoceremos después del 6 de junio, pues al igual que en cualquier partido político, existen personajes que pueden aportar carisma, sin embargo, a nivel nacional prevalece el hartazgo sobre un sistema antiquísimo que lejos de buscar el bienestar común sólo ha cargado con la responsabilidad de una desigualdad creciente en nuestro país.

La desigualdad combinada con el fastidio de promesas sin cumplir, con la suma del enriquecimiento de quienes han recibido el poder gracias a la confianza de los votantes, la constante aparición de más de lo mismo con nuevos colores, ha hecho que los mexicanos hayan perdido la confianza en los partidos políticos, a su vez los partidos más recientes han adoptado a militantes cuya especialidad es cambiar según se requiera para sobrevivir.

Todo lo anterior ha dado pie a una ola de candidatos independientes cuyas intenciones pueden ser buenas pero su capacidad es escasa para hacer frente a estructuras especializadas en vivir del dinero de los votantes. No obstante, en medio de un hervidero de nuevas propuestas también surgen nuevos cuestionamientos. ¿Estamos todos debidamente representados? La respuesta es obvia, no. Las minorías ya sea por etnias o intereses sociales aún enfrentan múltiples dificultades para encontrar la oportunidad de contender, por fortuna en cada elección se va evidenciando la necesidad de brindar espacios a propuestas cuyo interés verdaderamente esté en el beneficio de cada uno de los grupos.

Un ejemplo de lo anterior es la candidatura de “Lady Tacos de Canasta”, una mujer transgénero, quien además ha vivido en carne propia la falta de entendimiento del entorno, pues anteriormente sufrió discriminación y falta de reconocimiento a su identidad de género. Marven, como también se le conoce a esta mujer, es una persona muxe: término zapoteca que hace referencia a una persona de sexo masculino que asume roles tradicionalmente asociados con lo establecido como femenino. En México se estima que hay más de 3 mil personas muxes en la región zapoteca del Istmo de Tehuantepec.

Lo anterior es sólo un ejemplo de cuán necesarias son las candidaturas plurales, los nuevos partidos podrían ser el espacio ideal para dar voz a nuevas propuestas, sin embargo, su necesidad de prevalecer les obliga a buscar contendientes que previamente hayan funcionado bajo otros colores. Las elecciones intermedias serán lecciones perfectas para entender la evolución del pensamiento de los votantes, quizás esos partidos cuyas canciones pegajosas son objeto de burla puedan sorprender posicionándose al frente de Estados importantes de la República.

Este periodo es indispensable estar alertas y ser partícipes de nuestras responsabilidades, las cuales no se limitan a la emisión de un voto, sino también requieren la escucha atenta de todas las opciones, la exigencia continua de un bienestar común y la solicitud constante de transparencia en cada uno de los procesos. Sin duda cada gobierno es reflejo de su pueblo, de sus decisiones y el nivel de participación, por ello desde ahora hemos de estar atentos a quiénes podrían representarnos en el futuro. Escuchemos bien para poder votar mejor.

Categorías:Columnas, Zaira Rosas

Tagged as: