Principal

“La policía nos debe inspirar confianza, no miedo”: Dulce

Xalapa, Ver., 27 de mayo de 2021.- La inseguridad, los abusos de autoridad y la falta de impartición de justicia contra actos delictivos son las quejas constantes que los vecinos le han manifestado a Dulce Méndez de la Luz Dauzón, candidata de Movimiento Ciudadano a la diputación federal por Xalapa Urbano, durante sus visitas y recorridos por la ciudad.

Al recorrer las colonias Los Prados, Estibadores, Rafael Lucio, Independencia, Revolución, Salud y 18 de Marzo, las quejas se repiten y la petición en materia de seguridad es cada vez mayor. Los vecinos le solicitaron a la candidata Dulce Méndez de la Luz su intervención, para detener la ola delictiva que ha ido en aumento en los últimos tiempos, sin que ninguna autoridad haga algo al respecto.

En la colonia Revolución una vecina, que omitió decir su nombre, se quejó de los abusos de la policía que detiene a las personas, sobre todo a los jóvenes, les quitan su dinero y pertenencias, sin motivo aparente alguno, y cuando van a poner la denuncia, ésta se archiva y todo sigue igual. Ver una patrulla o policías en motocicleta es motivo de temor para todos nosotros, dijo la señora.

Es paradójico que le tengamos más miedo a la policía que a los delincuentes dijo el dueño de un pequeño negocio; a mi y a muchos de nuestros compañeros frecuentemente nos recogen los pocos artículos que tenemos para vender y subsitir.

Al hacer uso de la palabra, Méndez de la Luz Dauzón dijo que al ver un policía, los ciudadanos deben sentir seguridad y confianza, no miedo como actualmente sucede. Los policías deben ser profesionales, tener buenos sueldos y seguridad en sus vidas; si bien es cierto que hay policías malos y perversos, hay muchos policías, hombres y mujeres, que tienen ganas de servir y ayudar a la gente.

Si el voto popular me favorece, desde el Congreso de la Unión, junto con las y los diputados y senadores de Movimiento Ciudadano, propondré la creación de la carrera policial con grado de licenciatura. La profesión de policía debe ser muy seria como lo es en los países desarrollados y en Colombia y Chile en América Latina.

Se debe aplicar con rigor la Ley a los malos policías, pero también debemos legislar y crear las condiciones para que los policías tengan buenos sueldos; unidades habitacionales que cuenten con escuelas y espacios de recreación para sus hijos; seguros de vida y de retiro y otras importantes prestaciones.

Desafortunadamente, en materia policial pagan justos por pecadores. Por culpa de unos cuantos elementos, la profesión está muy desprestigiada; de ahí la importancia de capacitarlos en materia de derechos humanos para que mejoren su desempeño y se ganen el respeto y la confianza de la población, concluyó.

Categorías:Principal, Xalapa