Universidad

CIMI celebró 40 años de ser un semillero musical

  • Sara Ladrón de Guevara participó en el conversatorio “Las artes y la educación infantil en la UV”

Xalapa, Ver., 13 de julio de 2021.- Los Centros de Iniciación Musical Infantil (CIMI) no sólo son semilleros de músicos de calidad, también en ellos se forma disciplina, expresó la rectora de la Universidad Veracruzana (UV), Sara Ladrón de Guevara, al participar en el conversatorio “Las artes y la educación infantil en la UV”. 

El evento fue organizado con motivo del 40 aniversario de la fundación de los CIMI de las regiones Xalapa y Veracruz, los cuales se han distinguido de otras escuelas de música por compartir los principios de formación universitaria en la enseñanza musical infantil. 

Recordaron que el CIMI inició como un taller de enseñanza musical no formal y a lo largo de estos años su compromiso ha sido transmitir la música con toda la formalidad que requiere la formación de un músico profesional.

La duración de los estudios es de cuatro años, que es equiparable a una licenciatura, y las clases son impartidas por docentes con grados que van de licenciatura a doctorado. 

La Rectora dijo que el quehacer del CIMI tiene relación con el compromiso de la Universidad frente a la excelencia, ya que la formación en todas las áreas académicas requiere de calidad y es particularmente en las artes donde se necesitan habilidades que no son tan fáciles de asimilar en la adultez. 

Sin embargo, “las habilidades que se requieren en las artes son omitidas durante la educación obligatoria, lamentablemente se ha descuidado esta parte que tiene que ver con la formación integral de las personas. Los seres humanos somos por naturaleza apreciadores de las artes”.

Mencionó que desde hace 40 años la UV ya tenía experiencia en la formación musical con el conservatorio, desde niños hasta adultos. Posteriormente, se optó por dividir sus grados y reconoció que debía atenderse a una población infantil para contar con estudiantes que pudieran ingresar a un programa educativo de educación superior. 

“Desde sus inicios, el fin del CIMI fue sembrar semillas que continuarían su formación a nivel licenciatura en la Facultad de Música. Ahora, con la creación de la Licenciatura en Educación de las Artes encuentra su propósito como semillero de habilidades y conocimientos musicales en la infancia temprana.” 

Miguel Flores Covarrubias, director general del Área Académica de Artes, apuntó que el principal reto fue retomar la tradición de 40 años del CIMI y rearticularla para desarrollar un modelo formativo infantil, lo que representó un logro importante gracias al trabajo colaborativo.

“La ventaja que tiene el CIMI frente a cualquier otra oferta de educación musical infantil, es que son estudios estructurados en ocho semestres.” 

Ante la pregunta sobre los aportes e impacto de las actividades musicales en la institución, Magdalena Hernández Alarcón, secretaria Académica, comentó que el beneficio directo es la calidad con la que llegan los estudiantes al continuar con su formación en la Facultad de Música, con esto se asegura que los jóvenes permanecerán y alcanzarán un determinado nivel educativo. 

Miguel Flores dijo que una parte importante de la Ley Orgánica de la UV mandata extender los servicios que ofrece no sólo a sus estudiantes, sino acercar a la sociedad la conservación, la creación y la transmisión de la cultura. 

“El CIMI ha sido un vehículo para llevar manifestaciones, expresiones y creaciones nuevas de la cultura a la sociedad, es una parte que no debe soslayarse porque a veces se piensa que la Universidad sólo está para formar profesionistas.” 

Por su parte, Alfonso Gerardo Pérez Morales, vicerrector de la región Veracruz, dijo que las autoridades universitarias deben promover con mayor intensidad los CIMI ubicados en las regiones Xalapa y Veracruz, toda vez que forman en sus primeras etapas a quienes serán ciudadanos y universitarios exitosos. 

Categorías:Universidad