Columnas

Ahued recibe a AMLO con mensaje esperanzador

Arturo Reyes Isidoro

¿Convocó anoche, una vez en Xalapa, luego de la reunión con su gabinete, el presidente Andrés Manuel López Obrador al presidente municipal electo Ricardo Ahued Bardahuil para que sostuvieran una reunión de trabajo a efecto de plantearse una solución integral al grave problema de inundaciones que sufre la capital de Veracruz y que pueda anunciar en su conferencia mañanera de este miércoles?

(AMLO encabezó en el Museo Kaná, antes MIX, una reunión para tratar todo lo relativo a las inundaciones y los daños por el huracán Grace, en la que estuvo acompañado por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez y por el delegado federal Manuel Huerta, entre muchos otros.)

La pregunta es pertinente porque a horas de que llegara a la ciudad, que dio de qué hablar al mundo por el saldo de víctimas a causa del deslizamiento de un cerro el sábado pasado, el senador con licencia mostró sorpresivamente cinco carpetas voluminosas en las que tendría la solución, con base en los planteamientos que le hicieron los xalapeños en su reciente campaña electoral.

Sin ser autoridad formal todavía, fue una especie de recibimiento que le brindó, una respuesta que le dio, con resultados, a la confianza y el trato deferente que le ha tenido al grado de haberlo incorporado a una función de su gobierno y de haberlo recibido varias veces en su despacho del Palacio Nacional, y ya de nuevo en el Senado haberle confiado otros encargos.

López Obrador viene a atender las demandas de miles de damnificados por Grace que claman ayuda diversa, pero el próximo presidente municipal de su partido no solo extiende la mano y está esperando a lo que le den, sino que también pone de su parte: los planteamientos que derivarán en proyectos ejecutivos para realizar obras y servicios, un adelanto del diagnóstico integral para sustentar el desarrollo de Xalapa a futuro.

Ahued habló de trabajo serio, callado, intenso, “sin exhibicionismo”, y puso el dedo en la llaga: para obras pluviales y sanitarias se requiere de una inversión urgente de 250 millones de pesos, que piensa obtener de compactar el gasto corriente y de nómina, más lo que aporten los gobiernos federal y estatal.

Habló de obra sentida: drenaje sanitario, guarniciones, ampliación de la red eléctrica, imagen urbana. Dijo a través de un video, que subió en sus cuentas de las redes sociales luego del medio día, que ha tomado con toda seriedad las peticiones que le hicieron, que las ha registrado y que las ha procesado para convertirlas en proyectos ejecutivos, y expresó que Xalapa merece atención y obras públicas.

Su mensaje resulta, además, esperanzador para los habitantes de las colonias que cada vez más, en forma constante, sufren angustia y daños cuando llueve con regular intensidad, pues en sus vidas asoma un rayo de esperanza de que, por fin, luego de cuatro años en que no vieron solución alguna, llegará una autoridad que los rescatará de la indiferencia y de la incapacidad oficial.

Lima Franco aspira a “la grande” del estado

En un blog que tuvo a inicios de la década pasada, José Luis Lima Franco se autodefinió como “economista, mochilero, soñador y loco”. Por supuesto, seguramente estaba lejos de imaginarse que las circunstancias políticas lo llevarían a ser secretario de Finanzas y Planeación del gobierno de Veracruz.

En ese espacio, hoy desaparecido, reveló la amistad que existía entre él y Cuitláhuac García Jiménez, quien iba a ser entonces, por primera vez, candidato a la gubernatura. El 11 de febrero de 2016 daba sus razones por qué iba a votar por su amigo. Los unía el hecho de que ambos habían hecho estancias en Alemania, Lima en Nuremberg, Cuitláhuac en Hamburgo.

Por eso de “soñador y loco”, no me extrañó cuando en días pasados el integrante de un partido político estatal, atento a lo que sucede en las demás parcelas políticas, me comentó, con mucha seguridad, que el economista oriundo de Poza Rica había empezado a movilizarse ya porque tiene aspiraciones de ser el próximo candidato de Morena a la gubernatura.

Ya tenía yo indicios en ese sentido. No me extrañó. No porque, pensé, es legítima su aspiración, porque no hay peor lucha que la que no se hace, porque tendría, eso creo, la simpatía de su amigo, quien le ha confiado el área más delicada de su administración como es el manejo de los recursos públicos y porque, eso creo, es el funcionario menos desgastado y con la mejor imagen, para muchos, el mejor colaborador que tiene el gobernador.

A él le ha tocado una de las partes más difíciles: administrar la crisis de recursos que heredó, originada desde la administración de Fidel Herrera Beltrán y agravada por Javier Duarte, crisis complicada luego por la política de austeridad del gobierno de López Obrador, que recortó recursos a los estados, y encima de todo agravada por la llegada de la pandemia de Covid-19.

Me recuerda mucho a Tomás Ruiz González (coatzacoalqueño fundador del SAT), quien contra la oposición de Fidel llegó a la Sefiplan con Duarte, preparó un esquema para pagar la deuda que les heredaba el de Nopaltepec, pero que voló por los aires porque el gordo no respetó la disciplina financiera planteada, contrario a lo que Cuitláhuac hace ahora con su titular de Finanzas.

Callado, es técnico, totalmente técnico, no pertenece al grupo de los rudos si bien en un momento dado lo incluyeron entre los llamados “seis fantásticos” allegados al gobernador: Gómez Cazarín, Zenyazen, Dorheny, Ramírez Zepeta y el subsecretario de Gobierno Carlos Juárez.

El gobierno vive ahora momentos de emergencia. Ya llegará el momento en que las cosas se van a ir clarificando. Por ahora lo ocupa atender, al lado de Cuitláhuac, los daños por Grace y luego tendrá que dedicarse de lleno al Presupuesto de Egresos de 2022. Pero haciendo bien las cuentas también se hace política.

Que no van a soltar a Franco

Por fin, el INE definió el lunes pasado el número de diputados federales plurinominales por partido y por circunscripciones. Pero no dio nombres, no dijo quiénes. Muchos dieron por hecho que por el PRD entrará el exsecretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán, preso por el gobierno cuitlahuista.

De estar en libertad así sería, porque va en la segunda posición de su partido en la tercera circunscripción, pero lo que sabe es que no lo van a soltar porque piensan y creen que saldría para operar a favor del grupo político Yunes de Boca del Río, aunque está registrado como militante del PRD.

En medios nacionales se ha venido publicando que la dirigencia nacional del partido del sol azteca piensa presionar para que lo liberen, pero acá comentan que la 4T no piensa ceder. En todo caso, entraría en su lugar su suplente Jesús Velázquez Flores, exdirigente perredista estatal.

Qué venderán ahora afuera de las escuelas

Cómo cambiaron las cosas. Quién se lo iba a imaginar. Aunque no se cree que regresarán a clases muchos niños, adolescentes y jóvenes, no se da por descartado que ahora en lugar de comida chatarra afuera de los plantes escolares de vendan cubrebocas, gel para manos, sanitizantes, oxímetros, paracetamol, ibuprofeno…

Categorías:Columnas, Prosa

Tagged as: