Columnas

Iglesia critica a la SCJN sobre la criminalización del aborto

Benjamín Domínguez Olmos

Propicia el “machismo” y la “muerte“, precisa “Desde la fe”

Sólo en CdeM, Oaxaca, Hidalgo y Veracruz, despenalizado

Biden, Obama y Clinton, marcan en NY los 20 años del 11-S

“EU, trabajando unido, preparado para lo que venga”: Harris

USA, hogar de héroes dispuestos a hacer lo correcto: Barack

Bush, pide a EU “enfrentar a extremistas violentos internos”

Escribe y Lee: Según José Miguel Oviedo, cuando a Borges preguntaban qué pensaba de García Márquez o de Cortázar, respondía: “invoco a mi ignorancia”. Cuando sobre Dante o Milton, daba largas y complacidas respuestas… Lezama lo soñaba: “Es La luz del primer animal visible de lo invisible”… (Froylán Flores Cancela)

La Iglesia católica mexicana criticó los históricos fallos del aborto que la Suprema Corte de Justicia de la Nación concedió esta semana porque, según la institución, propician el “machismo” y la “muerte“.

“Genera una visión machista más fortalecida, pues deja el problema de un embarazo inesperado a la mujer, sola, con todas las opciones abiertas y sin opciones reales de apoyo para dar vida. En México, la ley se encamina a favorecer la muerte”, expresó en su editorial del semanario “Desde la fe“.

La Iglesia repudió la decisión unánime de la Corte, que el martes declaró por primera vez inconstitucional la penalización del aborto, un precedente histórico que impide encarcelar a las mujeres y personal médico que les ayuden con consentimiento.

También condenó el otro fallo inédito del jueves, cuando los ministros declararon inconstitucional que las legislaciones locales reconozcan “la vida humana desde la concepción“, al señalar que las reformas surgieron para propiciar un ambiente de criminalización del aborto.

“Ambas decisiones nos dejan con más dudas que certezas como humanidad y sociedad. Dejar la decisión del aborto de manera libre en la mujer embarazada, en primer lugar invisibiliza al ser humano en gestación”, sostuvo
Aunque la Iglesia dijo que el fallo genera más machismo, también argumentó que es injusto para el “padre de ese ser humano, que no tiene posibilidad alguna, hasta el momento, de proteger la vida de su hijo”.

“En esta resolución el hombre no cuenta, pero mucho menos el hijo”, opinó en su editorial.

El fallo, que reconoció el “derecho a decidir” de las mujeres y personas gestantes, ha sacudido a México, el segundo país con más católicos del mundo, solo detrás de Brasil, con casi 98 millones que profesan esta religión, 77.7 por ciento de la población, según el último censo de 2020.

El aborto, cuya criminalización es competencia local, solo está despenalizado en cuatro de los 32 estados del país: Ciudad de México, Oaxaca, Hidalgo y Veracruz.

A esta lista se añadirá Coahuila tras el fallo del martes de la Suprema Corte, que invalidó el artículo 196 de su Código Penal.

En este contexto, la Iglesia llamó a sus fieles a “cristianizar” la sociedad ante las “leyes que orillan a la cultura del descarte”.

“Exhortamos ahora a todos los católicos a organizarse, a aquellos que ya lo han hecho desde hace mucho tiempo, que sean benditos todos sus trabajos y frutos, y que las manos de apoyo se multipliquen en cada familia mexicana, que se enseñe a los hijos a respetar la vida”, pide el periódico de la Arquidiócesis de la Ciudad de México.

Comentarios a vuela pluma

Tres presidentes estadounidenses asistieron el sábado al Monumento Nacional Conmemorativo del 11 de septiembre en Nueva York, compartiendo un momento de silencio para recordar los 20 años del peor ataque terrorista de la nación, ofreciendo uno al lado del otro una muestra de unidad. Los presidentes Joe Biden, Barack Obama y Bill Clinton, con sus respectivas esposas, se reunieron en el lugar donde cayeron las torres del World Trade Center hace dos décadas. Cada uno portaba cintas azules y se cubrió el corazón con las manos mientras una procesión avanzaba con una bandera estadounidense a través del monumento ante cientos de personas, algunas con fotos de los seres queridos que perdieron en los ataques. Biden era senador cuando varios secuestradores se apoderaron de cuatro aviones comerciales y llevaron a cabo el ataque. La conmemoración fue la primera de Biden como comandante en jefe. Los actos culminaron con una visita al Pentágono, donde el ejército más poderoso del mundo sufrió un golpe impensable en su propia sede. Entre ambos actos, Biden visitó Shanksville, en Pensilvania, donde los pasajeros de uno de los aviones secuestrados se amotinaron y provocaron que se desplomara su aeronave, que aparentemente se dirigía contra el Capitolio de Estados Unidos. Biden y su esposa, Jill, caminaron con familiares de las víctimas de ese avión hacia un campo de hierba donde acabó el avión. Durante los actos Biden cedió la palabra a otras autoridades. La vicepresidenta Kamala Harris habló en el Monumento Nacional al Vuelo 93, elogiando el coraje de esos pasajeros y la resistencia de los estadounidenses que se unieron en los días posteriores a los ataques. “En un momento de absoluto terror, nos buscamos el uno al otro”, dijo. “Si hacemos el arduo trabajo de trabajar juntos como estadounidenses, si permanecemos unidos en nuestro propósito, estaremos preparados para lo que venga después”. El expresidente Obama rindió homenaje a los héroes anónimos que respondieron hace veinte años a los atentados del 11-S y también a los que reaccionan ahora a los retos que enfrenta el país, como la pandemia o la crisis climática. En un comunicado con motivo del aniversario del 11-S-2001, opinó que “Estados Unidos siempre ha sido el hogar de héroes que corren hacia el peligro para hacer lo correcto” “Para Michael y para mí, la imagen duradera de ese día no son sólo las torres cayendo o los escombros ardiendo, sino los bomberos corriendo para subir las escaleras mientras otros corrían para bajarlas”. Incluyó también a equipos de emergencia que combaten fuegos salvajes y aguas crecientes para salvar familia; así como a doctores y enfermeras que hacen lo posible por salvar vidas; y en los militares que se ponen en riesgo para ayudar a los refugiados. Y acotó: “El 11-S nos recordó hasta que punto tantos estadounidenses se entregan de formas extraordinarias, no sólo en momentos de gran crisis, sino de cada día. Nunca olvidemos eso, y nunca demos por hecha su labor”. El expresidente George W. Bush pidió este sábado a los estadounidenses que se enfrenten a los extremistas violentos internos, comparándolos con los extremistas violentos en el extranjero y advirtiendo que son “hijos del mismo espíritu viciado”. En un discurso que marcó el vigésimo aniversario de los ataques del 11 de septiembre, Bush dijo que Estados Unidos ha visto “cada vez hay más pruebas de que los peligros para nuestro país pueden surgir no solo a través de las fronteras, sino también de la violencia que se acumula en el interior”. “Hay poca superposición cultural entre los extremistas violentos en el extranjero y los extremistas violentos en el país”, dijo Bush.”Pero en su desdén por el pluralismo, en su desprecio por la vida humana, en su determinación de profanar los símbolos nacionales, son hijos del mismo espíritu viciado”. Y agregó: “Y es nuestro deber permanente enfrentarlos”. El discurso de Bush en el Flight 93 Memorial en Shanksville, Pensilvania, se produjo ocho meses después de que rebeldes violentos ingresaran al Capitolio de Estados Unidos, el 6 de enero, en un intento por evitar que el Congreso certificara las elecciones de 2020 para el presidente Joe Biden.

Consulta las noticias en:
https://puntoyaparteonl.com

En portada: Bill Clinton, Joe Biden, Barack Obama, George Bush

Categorías:Columnas, Presencia

Tagged as: