Columnas

En La Antigua (Cardel) tienen ¡Coordinador de Gabinete!

Arturo Reyes Isidoro

Lo tomo de Wikipedia (la enciclopedia libre): “Un gabinete o consejo de ministros es un órgano gubernamental cuya función principal es dirigir los distintos ministerios en los que se organiza la administración pública del Poder ejecutivo en un país. Todos los países del mundo poseen uno que varían en su designación oficial tal como gabinete legal, consejo de Estado, consejo ejecutivo, comisión ejecutiva, etc.” En México, tanto en el gobierno federal como en el estatal existe un gabinete. En el caso de Veracruz, lo integran los titulares de las dependencias, a quienes nombra el gobernador quien sería el coordinador

En realidad, con el presidente Andrés Manuel López Obrador él es no solo el coordinador del gabinete legal y ampliado, sino él mismo es el gabinete entero, él se coordina y se descoordina solo según el estado de ánimo con el que amanezca. Todos los demás, como él mismo lo definió, son floreros, o sea, están solo de adorno, buenos para nada, como dijera Paquita la del Barrio. El señor casi es un reyezuelo, un dictadorzuelo.

Pero resulta que a unos cuantos kilómetros de Xalapa y del puerto de Veracruz, la ciudades-capitales emblemáticas del estado, en el municipio de La Antigua (Cardel), el pasado 4 de enero, apenas tomó posesión de su cargo, el nuevo presidente municipal Adolfo B. Carrión Carrillo, de Movimiento Ciudadano, aparte de los nombramientos de cajón que tenía que hacer también designó ¡a un Coordinador de Gabinete! ¡Pa’sumá! Para ese cargo designó al “Lic. en Educación”, Adán Soto Vargas. Pero también nombró a la “Lic. en Informática” Victoria Esther Guevara Cardeña “como Gobierno Abierto” (?).

A qué niveles hemos llegado en Veracruz. Todo con tal de acomodar en la nómina a los cuates. Le faltó también nombrar a Juan de las Pitas  a Chanita la del Vecindario “como Gobierno Cerrado”.

Ese mismo día, los medios recogieron sus palabras para la historia y para ser inscritas en letras de oro: “Desde el día primero de enero iniciamos con todas las ganas esta administración, involucrando a todo el equipo de trabajo en las acciones de limpieza y mantenimiento a todas las oficinas”. El primer trabajo del “coordinador de gabinete” fue coordinar quién iba por la jerga, quién por el agua y jabón, quién por la escoba, quién por el recogedor de basura, quién por los chescos y las papitas, y quién por las riquísimas tortas que venden frente al palacio municipal cruzando el parque (se las recomiendo).

¿Qué pasó con eso Dante, Armando Méndez de la Luz? Se ve que a ese ayuntamiento le sobra el dinero para, en lugar de encoger lo más que se pueda la administración para tener más recursos para dedicarlos a obras y servicios, infla la nómina. En Xalapa, en cambio, el alcalde Ricardo Ahued desapareció hasta la Dirección de Gobernación.

Me da la impresión de que los gobernantes de Morena ya contagiaron a todos con sus chifladuras. Carrión Carrillo se siente un presidentito. Lo que hace el poder. Enloquece casi a todos.

Con este nivel de subdesarrollo municipal cómo no va a amenazar y a asustar a la mayoría de los alcaldes el secretario de Gobierno.

Nueva dirigencia busca un PAN cercano a la sociedad

De vuelta a sus orígenes, o con esa intención, eso quiero entender, la nueva dirigencia estatal del PAN anunció ayer su propósito de reconstruir su base social y fundar, sobre las bases del humanismo, una relación de cercanía con la sociedad. “Hoy es necesario corregir el rumbo”.

En lo que podría considerarse como su debut en sociedad, durante una conferencia de prensa el nuevo dirigente Federico Salomón Molina presentó a los integrantes del nuevo Comité Directivo Estatal.

Realista, aceptó que la tarea que emprenden no será sencilla, pero se dijo convencido de que podrán alcanzar su objetivo. Buscarán, dijo, sumar coincidencias para crear fortalezas.

Como era obligado, hizo crítica a quienes dirigen el estado y el país porque, expresó, promueven un modelo de gobierno asistencialista que solo busca un clientelismo electoral.

Dijo que han sido incapaces para responder a las necesidades que hoy enfrenta la sociedad, con cuyos segmentos buscarán tener un diálogo permanente.

El posicionamiento que hizo ayer, no fue, sin embargo, según pude advertir, belicoso, de confrontación ni hacia adentro con quienes perdieron la dirigencia ni hacia afuera con su oposición en el gobierno.

El texto que leyó fue breve (aparte las preguntas y respuestas), pero me llamó la atención su mención del concepto humanismo, esto es, me dejó la idea que más que un texto político fue doctrinario.

El PAN es el principal partido político de oposición, lo ha sido desde su fundación en 1939, y durante el siglo pasado fue la única oposición significativa que tuvo el PRI y sus antecesores. Se podría decir, entonces, que ya están acostumbrados a ser opositores (salvo cuando ganaron la presidencia de la república en 2000 y en 2006), pero que nunca se han rendido.

En un país y en un estado donde la confrontación política es alimentada todos los días por sus actuales gobernantes, la postura no beligerante ayer del nuevo dirigente panista da un respiro al ambiente político que se vive y puede conducirlos a ser la opción opositora de quienes desean el retorno a un nivel de competencia, sí, pero con altura.

Casi superada su confrontación interna con el exdirigente Joaquín Guzmán Avilés, pienso que la cercanía que pretenden con la sociedad es el único camino, la vía más acertada para ser una opción competitiva en 2024.

Es por ahí, eso creo, por donde le pueden competir a Morena, cuyos tres de sus más fuertes aspirantes a la gubernatura: Manuel Huerta, Sergio Gutiérrez y Ricardo Ahued se caracterizan por el acercamiento que tienen con los electores, a los que escuchan, atienden, solucionan o hacen gestiones para atender sus problemas.

El reto de Federico será, pues, no solo mantener el equilibrio interno, la unidad y la disciplina, sino saber cómo acercarse a los veracruzanos con éxito, y fortalecer su partido a partir de la reestructuración que harán de sus comités municipales.

No ataqué con groserías a Sarah, dice Cuitláhuac

En su conferencia de prensa de ayer, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez declaró que no ofrecerá ninguna disculpa a la reportera Sarah Landa, porque no fue grosero con ella.

“Con respecto al debate que se hizo a partir de una pregunta, un servidor no atacó con ninguna grosería, palabra soez, a la reportera; en ningún momento utilicé un lenguaje insultante, inapropiado, una grosería, pues, no lo he hecho con ningún medio de comunicación, periodista o reportero y no lo haré. Algo que hemos procurado es que aquí se expresen con libertad, nunca he dirigido ni he hecho valer mi derecho de réplica”.

No fue la palabra, señor gobernador, fue su actitud. Cierto, no le dijo una grosería, palabra soez, majadería, pero su tono sí fue agresivo, además porque la cuestionó, la interpeló desde su posición de poder, con la ventaja que le da tenerlo, ella estaba en desventaja, además, nunca tomó usted en cuenta ni tuvo consideración alguna por el hecho de que era, es una mujer, a la que hay que tratar no solo con respeto sino hasta con delicadeza. A alguien lo pueden ofender escupiéndolo sin necesidad de decirle una grosería, una palabra soez.

Ella como profesional le preguntó. Usted como servidor público tenía la obligación de responderle en aras de la transparencia y para que ella informara en forma debida, con base en sus dichos, a su auditorio.

¿No le parece que su actitud fue machista?, ¿de prepotencia?, ¿de altanería por el poder que tiene? ¿No cree que ayer mostró soberbia? ¿Le quitaba algo que usted hubiera dicho que no la había ofendido pero que si así se había tomado que le ofrecía disculpas?, ¿ni porque fue el día del amor y la amistad?

Qué bueno que dijo que en ningún momento usó lenguaje inapropiado, que no la hecho y no lo hará . Por ese lado, qué bueno. Ojalá ni con ella ni con ningún otro de mis compañeros, mujer u hombre.

Categorías:Columnas, Prosa

Etiquetado como: