Columnas

Luego de que los derrotó Monreal, ahora van contra Sergio

Arturo Reyes Isidoro

Los morenos seguirán dando de qué hablar. Luego de que Ricardo Monreal le propinó una severa derrota legal y política al grupo del palacio de gobierno, ahora los nahlistas-cuitlahuistas han decidido enfocar sus baterías en forma abierta contra otro ¿compañero? suyo de partido, el diputado federal Sergio Gutiérrez Luna.

Tras de algunas campañas en su contra en las redes que no pegaron, ahora la diputada federal Rosalba Valencia Cruz, peón en el juego de ajedrez político de la secretaría de Energía Rocío Nahle, oriunda de Minatitlán también, estalló en la Cámara de Diputados contra su paisano acusándolo de actos de precampaña en Veracruz y le exigió transparentar los recursos que ejerce como presidente de la Mesa Directiva.

Aunque trataban de ignorarlo como jugador político que no oculta su intención de ser candidato de su partido a la gubernatura en 2024, el reclamo de Valencia Cruz, de las contadas diputadas federales que jala con los del palacio de gobierno y con la señora Nahle (la mayoría lo hace con la corriente política del delegado federal Manuel Huerta), fue claro reflejo del nerviosismo que les ha provocado ya el avance de Gutiérrez.

El domingo incluso, la senadora con licencia, zacatecana prácticamente cacique política de la zona sur, le echará montón en contra, con el apoyo del palacio de gobierno, para tratar de opacar una asamblea informativa regional sobre la Reforma Eléctrica que programó y a la que convocó Sergio en Minatitlán. Cuando los nahlistas-cuitlahuistas se enteraron, le ordenaron a la diputada Rosalba que organizara un acto alterno en la misma ciudad a la que, como lo hicieron el 29 de enero en Boca del Río cuando llenaron de acarreados el World Trade Center, ahora harán lo mismo.

Parece que la gota que derramó el vaso de los de la Secretaría de Energía y de los del palacio de gobierno fue la reunión que tuvo la semana pasada el diputado con el empresario Carlos Slim, tal vez el hombre de empresa más cercano al presidente Andrés Manuel López Obrador (apenas en diciembre pasado contribuyó a la Hacienda pública con 28 mil millones de pesos por la venta de América Móvil), cuando incluso degustaron hamburguesas en compañía de la presidenta de la Mesa Directiva del Senado Olga Sánchez Cordero (sus malquerientes comentaron que aunque el secretario de Gobierno Eric Cisneros no comió hamburguesas ese día, le subió el colesterol).

Empieza a subir de temperatura la batalla interna de Morena

La batalla interna en Morena, pues, por la candidatura para 2024, está no solo viva sino que empieza a subir de temperatura y ya queda claro que los grupos de la secretaría de Energía y del diputado federal darán de qué hablar en los medios, aunque no son los únicos que aspiran a estar en las boletas electorales dentro de dos años pues también están formados en la fila Manuel Huerta, Ricardo Ahued y José Luis Lima Franco, aunque podría ser encartada también por el presidente la secretaria de Bienestar Ariadna Montiel Reyes, con raíces en Chicontepec.

Sobre la diputada Valencia Cruz, su desesperación e inexperiencia, o su arrebato por la relevancia que ha cobrado su paisano, la llevó a hacer un reclamo en dónde no debía, pues confundió su partido Morena con la Cámara de Diputados, ya que toda disputa interna la resolverá la cúpula partidista, y sobre la transparencia de los recursos, se le olvidó que hay un órgano interno que administra y otro que audita y que, a diferencia de los años dorados del PRI, ahora los recursos no se manejan al libre albedrío de los presidentes en turno (de la Jucopo y de la Mesa Directiva).

Lo que reflejó la maestra de Minatitlán es que no tiene oficio político ni tablas para jugar en las Ligas Mayores, y si de ese nivel son los defensores de los del palacio de gobierno y de la señora Nahle, entonces no tienen nada que hacer frente a un entendido en lides políticas como su competidor y rival. Si la titular de Energía se apoya y confía en los “operadores” del palacio de gobierno, o sigue sus “estrategias” (incluido el chapeo), entonces es que no aprendió nada del reciente conflicto por el tema del delito de ultrajes a la autoridad en el que Monreal y compañía les dieron una verdadera paliza con revolquiza incluida.

Ya nada más como dato cultural porque es viernes y ustedes lectores lo saben. Al columnista han comentado quienes están enterados que al secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, le gustan los chanchamitos de Minatitlán y al diputado Gutiérrez Luna los tamales de peje lagarto, que los une, pues, y los hace verse con simpatía, la gastronomía tabasqueña-veracruzana. Y la pregunta pertinente: ¿por qué no paran ni desde la presidencia ni desde gobernación al minatitleco?

Y le abrieron RTV a Marlon

O en el Gobierno del Estado han iniciado por fin una apertura necesaria, o es que quieren mucho al dirigente estatal del PRI, Marlon Ramírez Marín, o es que el tricolor se ha portado muy bien con el secretario de Gobierno, Eric Cisneros.

Porque sepa usted que la noche del pasado miércoles le abrieron cámaras, micrófono y señal abierta de Radio Televisión de Veracruz (RTV), un espacio casi exclusivo para el gobernador Cuitláhuac García Jiménez y para el secretario Cisneros, quien propiamente se lo ha apropiado.

Además, llama la atención que lo invitaron o lo llevaron para que se mostrara y hablara en vísperas del 93 aniversario del tricolor, que se cumplen este viernes. ¡Caray, cuánta deferencia! Solo faltó que Cisneros le enviara al estudio, al plató mismo donde lo entrevistaron, una botella de champán con su respectivo platón de carnes frías si no de caviar.

El jarocho dijo que los priistas deben reconocer lo que se hizo bien y lo que se hizo mal; que deben hacerle entender a la militancia “que no somos lo que fuimos”, y entonces disparó un chanflecito.

Los priistas “gobiernistas” se fueron a Morena, dice

“A los militantes que ya se fueron, que Dios los cuide. Muchos de los que hoy veo allá (no se atrevió a decir que en Morena), los vi, aquí; muchos mítines que yo veía que eran tumultuosos los sigo viendo igual de tumultuosos (no se atrevió a decir que como el acarreo que hicieron al WTC en enero pasado), lo que cambió es el color de la camisa (no se atrevió a decir que de tricolor a guinda), pero ahí siguen. Los que hemos sido priistas ahí estamos, los que han sido gobiernistas, esos ya no están”. Creo que en estas palabras está la explicación por qué lo trataron como de casa. Solo le faltó decir que el PRI sigue en el gobierno, nada más que con otro nombre, otras siglas y otro color; para usar un término dominguero, que se dio una metempsicosis, es decir, una reencarnación del alma.

Pero siguió: dijo que los que “se movieron” porque tenían “un interés adicional” (la lana, Marlon, lo hubieras dicho, la ambición, el poder) “eso yo no lo satanizo, todos tenemos necesidad de que nuestras familias coman, es entendible, pero eso no tiene que ver con la extinción de un partido. La diferencia entre oportuno y oportunista es delgadísima”.

Y, por fin, les dio un pequeño llegue al hablar sobre el tema de ultrajes a la autoridad. Señaló que “cuando hay mayorías automáticas (no se atrevió a decir que como las de Morena), muchas veces no hay reflexión, no hay retroalimentación, y no hay humildad para escuchar las opiniones”.

Y de plano los mandó a la escuela. Consideró que “vale la pena que el Poder Ejecutivo (no se atrevió a decir que el gobernador), el Poder Judicial (no se atrevió a decir que su presidenta Isabel Inés Romero Cruz), y el Congreso del Estado (no se atrevió a decir que Juan Javier Gómez Cazarín), echen mano de las escuelas de derecho como la Universidad Cristóbal Colón, o la Universidad Veracruzana, ante la falta de información o formación jurídica”.

Marlon está en la capital del país donde asistirá este viernes al festejo por el cumpleaños del nonagenario expartidazo.

La pregunta ahora es si abrirán también la televisora a los dirigentes estatales del PAN, del PRD, de MC y de otras formaciones políticas,  o ¿cómo le hiciste Marlon?, o ¿qué hiciste?

Este viernes, Gran Gala de Arte

¡Ah Karla M. Rocher, Karlita! Muy trabajadora ha resultado la joven directora de Cultura del ayuntamiento de Xalapa (atinado nombramiento del alcalde Ricardo Ahued).

Para este viernes invita a la Gran Gala de Arte “8M” a las 6:00 de la tarde en el Centro Recreativo Xalapeño, una exposición activa “en manos de mujeres”.

El mensaje de su invitación: “El papel de la mujer en el arte no se reserva únicamente al espacio de musa, sino también al de generadora de técnicas y conceptos. Si bien muchas artistas han sido la inspiración de lo pictórico, también han sido la revolución del arte”.

Karla tiene ya preparada una amplia cartelera de actividades para el resto del mes por todos los puntos de Xalapa. ¡Qué viva la cultura y su promoción!

Categorías:Columnas, Prosa

Etiquetado como: