Columnas

Seis meses después

Arturo Reyes Isidoro

Hace seis meses, el presidente Andrés Manuel López Obrador realizó una visita privada a la refinería Lázaro Cárdenas de Minatitlán. Supervisó entonces los trabajos de reparación de los daños en tuberías, bombas y el tanque de almacenamiento que había ocasionado un incendio cinco meses antes. Obligadamente, como cabeza del sector energético, lo acompañó la secretaria Rocío Nahle García.

Este viernes presidirá una reunión de seguridad en esa ciudad, dará ahí su conferencia mañanera y luego encabezará el acto conmemorativo de la expropiación petrolera. Lo acompañará, de nuevo, la señora Nahle y su anfitrión será el gobernador Cuitláhuac García. Su visita ocurre a menos de un mes de que se realice la consulta de revocación de mandato.

Hace seis meses también, coincidente y en paralelo con la presencia de AMLO en aquel municipio del sur del estado, el diputado federal Sergio Gutiérrez Luna arrancó su peregrinar por todo el estado para estar en contacto con sus paisanos de Veracruz, desde entonces, y ahora ya está totalmente claro, con la intención de ser el candidato de Morena, su partido, a la gubernatura en 2024. En aquella ocasión, además de en Minatitlán, estuvo también en Coatzacoalcos y en Acayucan. Desde entonces no ha parado.

Hasta donde se sabe, el de este viernes no va a ser un acto protocolario de los tres Poderes, por lo que no estará el legislador en su calidad de presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, pero tampoco se tratará de un acto masivo como para medir popularidad, fuerza o presencia de Sergio y de la secretaria Nahle, aspirantes los dos al sillón principal del palacio de gobierno, uno veracruzano, la otra zacatecana.

En mi opinión, Gutiérrez Luna no va estar presente físicamente (es lo que tengo entendido), pero va a estar presente a través de su sombra política, que en seis meses ha crecido en forma desmesurada por su constante presencia en toda la geografía estatal, por la fuerza mediática que ha adquirido y porque se hace imposible pensar que en la Secretaría de Gobernación, puente y puerta de entrada al Palacio Nacional, no lleven un registro puntual de cómo ha sumado a todos los veracruzanos a los que el gobierno cuitlahuista no ha atendido o ha marginado o ha perseguido, aparte la clientela electoral que ya tiene cautiva el delegado de Bienestar Manuel Huerta.

Abajo siento que hay curiosidad, interés, morbo por lo que pueda o vaya a decir este viernes López Obrador en Minatitlán, pero creo que aprovechará la fecha para resaltar todos los logros o puntos positivos de su política energética, petrolera, claro, a menos que decida aterrizar en los temas locales y entonces le jale las orejas a quién tenga que jalárselas, se decida a poner orden, tire línea o dé luces sobre por dónde va la jugada sucesoria, convoque o regañe a los militantes de su partido, incluidas las autoridades, que están provocando división y llame a la unidad, incluso se decida a darle una oportunidad más al gobernador y le alce la mano, o de plano haga como que ni lo ve ni lo oye, así como hacen con él en el palacio de gobierno respecto a sus llamados a que se actúe con apego a la ley y que se pongan por encima las libertades.

Hace seis meses el presidente no paró, u ordenó diferir, la presencia y el arranque de Sergio Gutiérrez Luna en Veracruz cuando coincidía con su actividad en Minatitlán y le robaba reflectores, en estos últimos seis meses no lo ha frenado, y está por verse, o escucharse, si directa o indirectamente le hace una sugerencia de que ya le pare porque doña Rocío está, anda muy pero muy nerviosa, y los del palacio de gobierno ya ni se diga al grado que ya no saben qué hacer para golpearlo a través de sus plumas.

La agenda de la visita

La agenda oficial indica que a las 7 de la mañana encabezará su conferencia de prensa en el 3º Batallón de Infantería y a las 10:30 presidirá el 84 aniversario de la Expropiación Petrolera en la refinería Lázaro Cárdenas. Anoche se informó que será un acto exclusivamente con petroleros y que aparte solo tendrán acceso los representantes de los medios de comunicación e invitados especiales.

Dado que sus actividades serán privadas por la veda electoral, desde ayer jueves por la tarde llegó a Minatitlán el delegado de Bienestar Manuel Huerta con personal de la delegación para recibir este viernes, entre 7 de la mañana y 12 del día, las peticiones que le quiera hacer la población, para remitirlas a la Oficina de Presidencia de la República.

Monreal: es un timbre de orgullo que me ataquen los corruptos

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, pidió a los diputados federales veracruzanos Armando Antonio Gómez Betancourt, Rosalba Valencia Cruz, Claudia Tello Espinosa, Itzel Alelí Domínguez Zopiyactle, Angélica Peña Martínez y Dulce María Corina Villegas Guarneros que mejor “hagan bien su trabajo y defiendan a la gente de Veracruz”.

Así respondió ayer a los diputados identificados con el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quienes el miércoles anunciaron que pedirán su expulsión de Morena dizque por agredir al ejecutivo estatal.

Monreal expresó a los reporteros de la fuente del Senado: “Yo, como dice el presidente López Obrador, para mí es ‘un timbre de orgullo’ que los corruptos y los violadores de derechos humanos me ataquen, es señal de que estamos caminando”.

“Les expreso mis respetos”, expresó, pero dijo que desea que así como están sobre él también denuncien “las arbitrariedades” que ocurren en Veracruz debido a que no existe la separación de poderes desde que Cuitláhuac asumió el cargo. Manifestó que seguirá luchando por las causas en las que cree y milita sin importar que lo señalen. Los cuitlahuistas tienen, pues, Monreal para rato.

Los veracruzanos, infelices, de acuerdo a especialistas de la UNAM

Lo que faltaba. Ayer el diario Reforma publicó el resultado de la conferencia “¿De qué depende la felicidad de los mexicanos?”, en la que especialistas de la UNAM señalaron a los 14 estados más infelices producto de factores como la violencia.

Y como ya se podrá imaginar, Veracruz forma parte de ese selecto grupo, en el que las mujeres registran niveles de felicidad más bajos en comparación con los hombres.

En muchos estados la infelicidad está ligada a una mayor presencia de la delincuencia organizada.

Manuel González Oscoy, de la Facultad de Psicología de la UNAM dijo que “Desafortunadamente, en nuestro país han disminuido los índices de seguridad, que ha provocado que México esté dejando de ser un país feliz. En salud, educación y seguridad, México ha llegado a ser de los peores países con una calificación más baja en cuestiones de felicidad”.

Imposible desligar está condición de los veracruzanos, de la actuación de su gobierno

Siguen el acoso sexual y el hostigamiento laboral

En algunas áreas del Gobierno del Estado se siguen registrando situaciones de acoso sexual y hostigamiento laboral, desafortunadamente las mujeres afectadas no se atreven a denunciar por temor a perder su trabajo. Quienes ya lo han hecho, las congelan o en su defecto las corren. Los informes que se tienen es que esto pasa en las Secretarías de Educación y de Turismo, aunque, ciertamente, no son las únicas.

Por ejemplo, hay denuncias en el sentido de que en la Dirección de Actividades Artísticas de la SEV, cuya titular es Laura Jayme Barrientos, desde el inicio de la administración se ha dedicado a hostigar al personal o a tomar decisiones sobre las tareas de las trabajadoras, afectándolas. En Turismo, reportan acoso por parte de algunos jefes, desde hace varios años, sin que la Unidad de Género atienda las quejas.

Un invierno menos, un invierno más

Lector, tú que sobreviviste el invierno estoicamente, disfruta la primavera a punto de llegar, antecedida por un largo puente. Hay quienes estamos y seguimos sobreviviendo el invierno… pero de la vida, hasta que el cuerpo aguante. Sé feliz para cambiar los registros de los especialistas de la UNAM, sé feliz pese al gobierno.

Categorías:Columnas, Prosa

Etiquetado como: