Columnas

“Relación México-Cuba, histórica y entrañable”: Díaz-Canel

Benjamín Domínguez Olmos

• López Obrador, condecorado con Orden nacional José Martí
• Firman declaración política y acuerdo en el sector de Salud
“Es tiempo de la hermandad y no de la confrontación”: Amlo
“Cuba mostrará que la razón es más poderosa que la fuerza”
Se reunió la tarde de ayer con el ex presidente Raúl Castro
Exhorta el papa Francisco rezar ante la “locura de la guerra”

Ser o no ser… he ahí el detalle: Cruel paradoja es que te esclavices a la libertad… Algunos hombres sólo tienen objetos, no objetivos… Si no conoces de fracasos, imposible que puedas disfrutar de las buenas emociones… (Froylán Flores Cancela)

“La Revolución cubana le asegura que continuará su marcha triunfante de esperanza y de futuro, y que México siempre podrá contar con Cuba”, expresó el presidente Miguel Díaz-Canel a su homólogo mexicano Andrés Manuel López Obrador, que llegó a la Isla para una visita de trabajo, última escala de su gira por Centroamérica y el Caribe.

Ambos mandatarios se trataron durante todo el tiempo en términos de amigo, de hermano. En declaraciones finales ante sus delegaciones y la prensa acreditada para la visita, este domingo, Díaz-Canel le dijo: “nuestro pueblo, querido presidente, amigo, lo recibe con gran cariño, respeto y la admiración que se ha ganado usted por sus numerosas expresiones y gestos hacia Cuba”.

“Las relaciones entre México y Cuba son, como usted ha expresado: históricas y entrañables”, le dijo al mandatario azteca a quien condecoró con la “Orden nacional José Martí”.

Al comentar el discurso de poco más de 40 minutos que López Obrador había hecho antes que él, Díaz-Canel le expresó que había dado una lección de cómo en la propia historia entre México y Cuba se encuentran las razones para justificar, para alimentar, para continuar engrandeciendo esas relaciones.

“Precisamente con esos propósitos se ha estado desarrollando esta visita, que confirma el carácter de estos lazos y abre un camino para su avance y profundización”.

El mandatario isleño informó al auditorio que en la sesión de la mañana, tras las conversaciones oficiales de ambas delegaciones, se había firmado “una declaración que consolida una nueva etapa en la relación bilateral entre México y Cuba”, y los titulares de Salud de los dos gobiernos “rubricaron un acuerdo de colaboración que facilita aprovechar todas las potencialidades sanitarias, científicas, de esfuerzos conjuntos y voluntades que entre nuestros dos países podemos desarrollar en el campo de la salud para el beneficio de nuestros pueblos en esta noble área”.

Además, agregó, tratamos “importantes temas de la agenda bilateral, de nuestras relaciones, pero también los temas de la agenda regional y los temas internacionales”.

Agradeció a López Obrador “su posición firme, como ha manifestado en sus palabras, de rechazo al bloqueo genocida impuesto por el gobierno de los Estados Unidos a nuestro país en el ámbito comercial, económico y financiero, además al recrudecimiento que tiene ese bloqueo en los momentos actuales”.

“Expresé también a nuestro amigo presidente López Obrador el aprecio y reconocimiento por su papel a favor de la integración de nuestra América, demostrando la encomiable labor de México al frente de la presidencia pro tempore de la CELAC el pasado año, y su defensa al respeto pleno a la soberanía e integridad de los Estados tal como proclamó siempre Benito Juárez”, expresó.

“Coincidimos en lo improcedente de las exclusiones injustificadas de países de nuestra región, de los eventos hemisféricos, como parece que es lo que ocurrirá en lo que ya podría llamarse la ‘supuestamente cumbre de las Américas’ —entre comillas—. Como ha expresado el presidente López Obrador, las relaciones hemisféricas deben cambiar profundamente”.

En su intervención, López Obrador ratificó su postura sobre el bloqueo del gobierno de Estados Unidos a Cuba: “he dicho con toda franqueza, que luce mal el gobierno de Estados Unidos utilizando el bloqueo para impedir el bienestar del pueblo de Cuba con el propósito de que este, obligado por la necesidad, tenga que enfrentar a su propio gobierno. Si esta perversa estrategia lograse tener éxito —algo que no parece probable por la dignidad (del pueblo cubano) a que nos hemos referido—, de todas formas, se convertiría en un triunfo pírrico, vil y canallesco, en una mancha de esas que no se borran ni con toda el agua de los océanos”.

Para enseguida, precisar:

“Pero también sostengo que ya es tiempo de la hermandad y no de la confrontación. Como lo señalaba José Martí, el choque puede evitarse, con el exquisito tacto político que viene de la majestad del desinterés y de la soberanía del amor. Es el momento de una nueva convivencia entre todos los países de América, porque el modelo impuesto hace más de dos siglos está agotado, no tiene futuro ni salida y ya no beneficia a nadie. Hay que hacer a un lado la disyuntiva de integrarnos a Estados Unidos o de oponernos en forma defensiva”.

Y agregó:

“Es tiempo de expresar y de explorar otra opción: la de dialogar con los gobernantes estadounidenses y convencerlos y persuadirlos de que una nueva relación entre los países de América es posible”.

Y precisó:

“Nuestra propuesta puede parecer utópica y hasta ingenua, pero en vez de cerrarnos debemos abrirnos al diálogo comprometido y franco, y buscar la unidad en todo el continente americano”.

López Obrador, le dijo que insistirá con el presidente Biden “en que no se excluya a ningún país de América Latina y el Caribe en la Cumbre del mes próximo a celebrarse en Los Ángeles, California, y que las autoridades de cada país decidan libremente si asisten o no a dicho encuentro, pero que nadie excluya a nadie”.

Y antes de finalizar su intervención, señaló:

“A título personal sostengo que yo no apuesto al fracaso de la revolución cubana, a su legado de justicia y a sus lecciones de independencia y dignidad. Yo nunca voy a participar con golpistas que conspiran contra los ideales de igualdad y fraternidad universal. El retroceso es decadencia y desolación, es asunto de poder y no de humanidad, prefiero seguir manteniendo la esperanza de que la revolución renace en la revolución, y aquí en Cuba es la nueva enseñanza mayor: este pueblo volverá a demostrar que la razón es más poderosa que la fuerza”.

Comentarios a vuela pluma

El presidente López Obrador se reunió la tarde del domingo con el ex presidente de Cuba, Raúl Castro. El encuentro tuvo una duración de hora y media y se llevó a cabo al concluir las actividades oficiales que tuvo en el Palacio de la Revolución con su homólogoa Díaz-Canel. Y es que la agenda oficial pública marcaba actividades hasta la hora de la comida y el resto de la tarde no se contemplaba ninguna actividad. Castro fue presidente desde el 24 de febrero de 2008 hasta el 18 de abril de 2018. Fue también desde abril de 2011 a abril de 2021, el primer secretario del Partido Comunista de Cuba, sustituyendo a su hermano Fidel… El papa Francisco pidió este domingo rezar para acabar con la “locura de la guerra” y “los sufrimientos de los ucranianos” y para que los “responsables de las Naciones no pierdan el sentir de la gente que quiere la paz y sabe bien que las armas no la traen nunca”. Tras el rezo del Regina Coeli en la plaza de San Pedro, el papa pidió “confiar a la Virgen el ardiente deseo de paz de tantas poblaciones en el mundo que sufren el insensato desastre de la guerra” y también por los “sufrimientos y lágrimas de los ucranianos”. “Y recemos para que los responsables de las Naciones no pierdan el sentir de la gente que quiere la paz y saben bien que las armas no la traen nunca”, acotó.

Consulta las noticias en:
https://puntoyaparteonl.com

En portada: Papa Francisco, Andrés M. López, Miguel Díaz-Canel, Raúl Castro

Categorías:Columnas, Presencia

Etiquetado como: