Especiales

Eduardo Matos, Premio Princesa de Asturias en Ciencias Sociales

“México y España, países hermanos unidos por lazos indisolubles”: afirma

18 de mayo de 2022.- El arqueólogo mexicano Eduardo Matos Moctezuma, ganador este miércoles del Premio Princesa de Asturias en Ciencias Sociales 2022, ha mostrado al mundo algunos de los mayores tesoros del México prehispánico en sus más de seis décadas de trayectoria.
“Penetrar en el pasado para traerlo al presente ha sido la labor que de manera constante he desempeñado a lo largo de mi vida”, dijo tras el anuncio del jurado, que estudió un total de 25 candidaturas de 16 nacionalidades.

Matos Moctezuma, nacido en Ciudad de México en 1940, es más conocido por ser fundador y director del Proyecto Templo Mayor (1978), que reveló al mundo el antiguo centro ceremonial o “Recinto Sagrado” que los aztecas edificaron en Tenochtitlan, en la actual capital mexicana.

Asimismo, fue parte de un equipo de arqueólogos que encontró en 2016 un templo prehispánico dedicado al dios Ehécatl-Quetzalcóatl en Tlatelolco, en pleno Centro Histórico de la capital.

También fue director del Museo Nacional de Antropología (1986-1987) y del Museo del Templo Mayor (1987-2000), además de coordinador de los proyectos arqueológicos de Tula en los 60 y de Teotihuacan en los 90, ambos en el centro de México, según el Colegio Nacional, del que es miembro desde 1993.

Matos Moctezuma “no puede ser encasillado fácilmente, es un todo terreno”, opinó este miércoles Leonardo López Luján, aprendiz del galardonado y actual director del Proyecto Templo Mayor del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

“Investigador de talla mundial, creador de museos, divulgador científico, profesor de excelencia, gestor cultural y director de proyectos emblemáticos en Tula, Teotihuacan, Tlatelolco y Tenochtitlan”, enunció López Luján en sus redes sociales.

Matos Moctezuma, el referente de la arqueología mexicana
El mexicano es arqueólogo por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), que después dirigió en los 70, y cuenta con estudios de posgrado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Entre su obra escrita, con más de 460 fichas bibliográficas, el Colegio Nacional destaca “El Templo Mayor de los aztecas” (1988), “Vida y muerte en el Templo Mayor” (1986), “Teotihuacan, la metrópoli de los dioses” (1990, como coautor), “Estudios mexicas” (1999) y “Los aztecas” (2002).

También el Colegio resalta “Tenochtitlan” (2006), “La muerte entre los mexicas” (2010), y “Mentiras y verdades en la arqueología mexicana” (2018), “Octavio Paz y la Arqueología” (2019) y “Las andanzas de un Calendario y los trotes de un Caballito (2020).

Además de ser miembro del Colegio Nacional, pertenece a la Academia Mexicana de la Historia y a la Academia Mexicana de la Lengua, que propuso junto a la UNAM su candidatura al Premio Princesa de Asturias.

De igual forma, es Premio Nacional de Ciencias y Artes (2007), doctor honoris causa por (UNAM) y miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias (2022).

Uno de sus reconocimientos más recientes llegó en 2016, cuando la Universidad de Harvard anunció una cátedra con su nombre, lo que él interpretó como un “golpe” a Donald Trump, quien entonces había ganado las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

“En este momento político es muy importante porque sabemos cómo se las trae Trump y que una universidad tan prestigiada reconozca a un mexicano tiene una relevancia de otro tipo, además del académico”, expresó entonces a Efe.

La polémica entre México y España

El trabajo de Matos Moctezuma, hecho con “objetividad y libre de cualquier mito” a criterio del jurado, ha cobrado relevancia en los últimos años por la polémica creada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por los estragos de la conquista española en los pueblos indígenas.

“México y España son países hermanos que están unidos por lazos indisolubles y deberán estrechar aun más sus relaciones”, fue la primera frase del arqueólogo tras el anuncio de su premio.

El arqueólogo fue crítico en 2021, cuando el Gobierno celebró 200 años de la consumación de la independencia, 500 años de “resistencia indígena” tras la conquista española y 700 años de la fundación de Tenochtitlan, que el oficialismo situó en 1321 y no en 1325, como señala la historia.

“Ahora andan por ahí mencionando el año de 1321 y eso es una manipulación histórica”, expuso Matos Moctezuma en un curso virtual en marzo de 2021.

El presidente López Obrador no se pronunció en su conferencia diaria sobre el premio, y también han guardado silencio otras dependencias, como la Secretaría de Cultura o el INAH.

Pero en esta objetividad de su trabajo, el arqueólogo también ha desvelado los mitos de la conquista de los españoles.

“Por un lado, admiraron los vestigios del pasado y, por el otro, los destruyeron porque consideraban que era obra del demonio”, indicó en una entrevista con Efe en 2011.

Categorías:Especiales, México, Principal