Universidad

Mantos acuíferos en México enfrentan sobreexplotación y salinización

  • Es posible que la cantidad de agua subterránea en la península de Yucatán supla el 70 por ciento de las necesidades de todo el país

Xalapa, Ver., 12 de junio de 2022.- Los mantos acuíferos de México enfrentan la sobreexplotación y la salinización del agua, no obstante, existe la posibilidad de abastecer el 70 por ciento de las necesidades del país con el agua concentrada subterráneamente en la península de Yucatán, planteó Diana Sánchez Herrera, directora de la empresa SITAR DLD 14, egresada de la Licenciatura en Biología y del Doctorado en Ecología Tropical del Centro de Investigaciones Tropicales (Citro) de la Universidad Veracruzana (UV).

Como parte de las actividades de la Maestría en Ciencias Biológicas de la Facultad de Biología, la investigadora impartió la conferencia “Importancia y vulnerabilidad de los mantos acuíferos en México”.

Señaló que el agua contenida en el manto acuífero no la podemos ver y por ello su presencia en los medios de comunicación y la sociedad es escasa, además de que no se valora la importancia de este recurso.

No obstante a que el planeta está compuesto predominantemente por el agua de sus océanos, la mayor parte es salobre y el manejo que brindan las plantas desalinizadoras provoca también problemas ambientales.

Sánchez Herrera planteó que “la península de Yucatán tiene el reservorio de agua que podría abastecer al 70 por ciento de las necesidades de toda la República”; sin embargo, “el problema gravísimo de esta zona es que la forma de tratar el agua por parte de la población es la utilización de fosas sépticas o zanjas que llegan a filtrar a los mantos acuíferos, a lo que se suman los usos agrícolas y agropecuarios”.

El total de mantos acuíferos en la República Mexicana es de 653 y al día de hoy 245 –equivalentes al 38 por ciento– ya no están disponibles, es decir, fueron sobreexplotados, están secos o altamente contaminados y no se permite seguir usándolos o registran intrusión salina, que significa haber pasado de una sobreexplotación a recibir agua de mar porque se encuentran en regiones costeras.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) ha dividido al país en 13 regiones hidrológico-administrativas, siendo la XII Península de Yucatán la que concentra la mayor cantidad de agua subterránea, con únicamente cuatro acuíferos, dos de ellos con intrusión marina. Por otro lado, la región VI Río Bravo registra 102 acuíferos, de los cuales 46 están sobreexplotados y ocho registran el fenómeno de salinización de suelos y aguas subterráneas salobres.

La ponente observó que donde mayor demanda de agua para consumo humano existe ES en las zonas metropolitanas y las grandes urbes, que concentran los mayores índices de contaminación y de escasez, a lo que se añade la alta vulnerabilidad en el norte mexicano debido a la creciente temporada de sequía y escasez, como ocurre con los problemas de abastecimiento en Baja California.

Diana Sánchez explicó el sistema que patentó y le permitió fundar la empresa SITAR DLD 14, que se basa en el propósito de generar agua limpia para recargar los mantos acuíferos y no el consumo humano y cumple con las normas oficiales mexicanas (NOM) 001 –que establece los límites permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales– y 006 –relativa al manejo y almacenamiento de materiales, condiciones de seguridad y salud en el trabajo–.

Consolidar su empresa requirió un año de investigación en laboratorio y seis años de pruebas en campo en la península de Yucatán; comprende las necesidades de la industria y se basa en información obtenida de la investigación, precisó.

“El propósito de la empresa fue desarrollar sistemas o medios por los cuales estemos recargando los mantos acuíferos y subsanar la sobreexplotación de los mismos” y advirtió: “No queremos generar agua para más consumo porque no sabemos cómo la van a tratar los usuarios y la pueden devolver contaminada, por eso queremos generar agua limpia para los mantos acuíferos”.

Categorías:Universidad