Columnas

Los retos de Zepeta

Arturo Reyes Isidoro

Haiga sido como haiga sido –Felipe Calderón dixit– la elección de sus congresistas estatales, el próximo sábado se espera el nombramiento de Esteban Ramírez Zepeta como el nuevo presidente formal, ahora sí, del Comité Ejecutivo Estatal (CEE) del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Por las prácticas no deseadas de la elección de los congresistas estatales, que los altos dirigentes atribuyeron a “personas ajenas al partido”, se supone que la mayoría o todos los nuevos electores son de la corriente política del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, lo que garantiza el ungimiento de su exsecretario particular.

No se sabe quién será el comisionado designado por la Comisión Nacional de Elecciones para que a su vez presida el Congreso Estatal, ni tampoco si aparte de Zepeta se inscribirá otro aspirante a presidir el CEE, pero todo indica que tiene el mayor número de congresistas a su favor.

Al parecer el diputado federal Jaime Humberto Pérez Bernabe, de la corriente política del delegado federal de Bienestar Manuel Huerta, otro aspirante, habría sufrido también las consecuencias del bloqueo del sábado pasado contra todo aquel que no respondiera a los intereses del gobernador, lo que lo habría dejado prácticamente fuera de la contienda.

Originario de Las Choapas, Ramírez Zepeta era el dirigente en funciones desde el 24 de febrero de 2021 cuando el dirigente nacional Mario Delgado lo designó como nuevo delegado del Comité Ejecutivo Nacional. Hasta entonces había venido disputando el cargo con el secretario general del CEE Gonzalo Vicencio Flores. La presidencia había quedado acéfala el 27 de noviembre de 2018 luego de que renunció Manuel Huerta, quien era el titular, para aceptar el nombramiento de delegado de Bienestar.

Tendrá que empezar por cerrar heridas y buscar la unidad

La primera tarea de gran envergadura que tiene que realizar es buscar cerrar las heridas que dejó la elección del sábado anterior y tratar de buscar la unidad, pues, aunque internamente ha habido silencio, es indudable que las corrientes no afines al gobernador quedaron molestas por la forma en que se apropiaron del proceso y los bloquearon y los dejaron fuera.

Sería el caso de la corriente afín al delegado federal Manuel Huerta, una fuerza significativa que puede causarles muchos dolores de cabeza por la gran presencia que tiene entre el morenismo de todo el estado y por la penetración que ha logrado entre los miles de beneficiarios de los programas sociales. Sin su apoyo será difícil que saquen adelante sus proyectos políticos futuros. Otra corriente es la del diputado federal Sergio Gutiérrez Luna, que también jala muchos adeptos, que no se ven por temor a represalias pero que si es marginada restará significativamente.

¿Será la suya una dirigencia solo al servicio de Cuitláhuac-Nahle?

Se supone que como dirigente partidista será el árbitro del proceso de selección interna de candidatos para los numerosos cargos que estarán en diputa en 2024, pero la oportunidad que recibirá lo pondrá a prueba para saber si en efecto respetará la pluralidad de su partido o si será solo dirigente del gobernador para servir únicamente a sus intereses.

No se vería bien que, por ejemplo, Mario Delgado, siendo dirigente nacional, se pronunciara a favor de Claudia Sheinbaum cuando el presidente ha abierto el abanico de “corcholatas” y ha incluido a Marcelo Ebrard, Adán Augusto López, Juan Ramón de la Fuente, Esteban Moctezuma, Tatiana Clouthier y Rocío Nahle.

Esteban, ya en funciones de dirigente, por ejemplo, en octubre de 2021 no tuvo reparos en echarle flores a la señora Nahle (“La ministra de Energía tiene un firme liderazgo, además de que es un ejemplo nacional para los veracruzanos”) y no se ha cuidado de ocultar su preferencia por ella para que sea la candidata a gobernadora.

Pero se supone que tendría que ser garante de que haya piso parejo para todos los aspirantes y que, llegado el momento, si la zacatecana no resulta la candidata, no dude en alzarle la mano a quien gane el proceso interno.

Tendrá que hacer de Morena un verdadero partido

La elección del sábado pasado dejó mucho que desear de Morena como partido. En su artículo del lunes en el diario Reforma, Jesús Silva-Herzog Márquez, dijo que: “No es casualidad que Morena no se presente como partido. Su nombre despliega con orgullo la eme de Movimiento negando la pe de partido”.

“Morena es un gigante sin esqueleto. Ahí está la contrahechura esencial de Morena. Una formación enorme y salvaje. La votación de esta semana da cuenta de ambos hechos. Muchos fueron a votar. No es claro cuántos fueron por su propia voluntad y cuántos fueron acarreados; cuántos votaron libremente y cuántos recibieron instrucciones para votar… Morena funciona sin apego a sus propias reglas, sin respeto a los principios fundamentales de cualquier competencia democrática… Han sido los propios morenistas quienes han encabezado la denuncia de la antidemocracia que rige la vida interna de su partido”.

Ramírez Zepeta está ante la gran oportunidad de hacer historia y pasar a la historia como el verdadero forjador de Morena en Veracruz si está y se comporta a la altura del verdadero líder político que está reclamando el morenismo en el estado y el electorado en general, si actúa con independencia y no se convierte en la versión títere de la fiscal Verónica Hernández Giadáns, si se erige en el verdadero árbitro político para 2024, si respeta la pluralidad y logra la unidad. Es poco pedir.

Por lo pronto, tendrá que hacer valer los 6 mil 037 votos que presume que recibió el sábado y lograr una mayor movilización de morenistas porque los 200 mil veracruzanos que asegura que participaron en la elección están muy lejos del millón 667 mil votos que recibió Cuitláhuac en 2018.

Dieron un paso más para tratar de imponer una zacatecana como gobernadora

El gobierno de Cuitláhuac García Jiménez dio un paso más en su intento de hacer gobernadora de Veracruz a Rocío Nahle, originaria de Río Grande, Zacatecas.

Ayer la bancada mayoritaria de Morena en el Congreso local junto con sus satélites el PT y el PVEM, más los diputados panistas Othón Hernández, Hugo González y Nora Jessica Lagunes, aprobaron una reforma a la Constitución Política local con la que de hecho envisten como “veracruzana” a la secretaría de Energía.

La medida, a todas luces impopular entre los veracruzanos, desató una ola de críticas en las redes sociales, lo que pareció no inmutar para nada a los impulsores cuitlahuistas de la iniciativa.

Sectur federal promoverá el Aquarium

De interés resultó la visita de ayer al puerto de Veracruz del titular de la Secretaría de Turismo federal, Miguel Torruco Marqués. El funcionario anunció que la secretaría a su cargo llevará a cabo una campaña en medios nacionales e internacionales y a través de influencers y youtubers para promover el Aquarium del puerto de Veracruz.

Dijo que con ello se buscará atraer a más visitantes, lo que se traducirá en múltiples beneficios, entre ellos el de la captación de recursos financieros,

El procurador del Medio Ambiente, Sergio Rodríguez, a cargo ahora de la gigantesca pecera, dijo que la buena administración del Aquarium ha permitido articular políticas públicas para trabajar de la mano con el gobierno federal, lo que se verá traducido en beneficios como una mayor promoción.

Categorías:Columnas, Prosa

Etiquetado como: