Columnas

Jornadas de oración para la paz

Pbro. José Manuel Suazo Reyes

El pasado 23 de junio de 2022, a través de un comunicado, los obispos de México, con ocasión del asesinato de un civil y 2 sacerdotes Jesuitas dentro del templo católico de Cerocahui, en la región de la Tarahumara en Chihuahua, señalaban esta lamentable realidad presente en muchas partes del territorio mexicano:

“El crimen se ha extendido por todas partes trastocando la vida cotidiana de toda la sociedad, afectando las actividades productivas en las ciudades y en el campo, ejerciendo presión con extorsiones hacia quienes trabajan honestamente en los mercados, en las escuelas, en las pequeñas, medianas y grandes empresas; se han adueñado de las calles, de las colonias y de pueblos enteros, además de caminos, carreteras y autopistas”.

También hicieron un llamado a las distintas autoridades para revisar las estrategias de seguridad. “Es momento, de escuchar a la ciudadanía, a las víctimas de la violencia, a los académicos e investigadores, a las denuncias de los medios de comunicación, a todas las fuerzas políticas, a la sociedad civil y a las asociaciones religiosas”.

Ante esta lamentable situación se llevó a cabo la jornada de oración por la paz y las víctimas de la violencia en el mes de julio con una extraordinaria, creativa y copiosa participación de las distintas comunidades parroquiales, comunidades religiosas, grupos eclesiales y laicos organizados.

A principios del mes de agosto, en su mensaje Diálogos por la Justicia y la Reconciliación para la paz, los prelados mexicanos hicieron otra convocatoria que sigue el siguiente itinerario: ORACIÓN, CONVERSACIÓN Y DISCERNIMIENTO A NIVEL LOCAL Y NACIONAL. En esa convocatoria se propusieron 4 acciones:

1. JORNADAS DE ORACIÓN POR LA PAZ,

2. CONVERSARIOS POR LA PAZ,

3. DIÁLOGOS JUSTICIA Y SEGURIDAD

4. LA PLATAFORMA ENCIENDE UNA LUZ.

Por medio de estas acciones se busca promover la participación de actores diversos para articular iniciativas que lleven a mejorar el sistema de justicia, las estrategias de seguridad y así poner las bases para la paz.

Los obispos propusieron también que CADA TERCER DOMINGO DE MES SE LLEVE A CABO UNA JORNADA DE ORACIÓN teniendo en cuenta alguna problemática que esté dañando las condiciones de paz. En este domingo 21 de agosto 2022, en comunión con toda la comunidad católica mexicana, en todas las parroquias de la arquidiócesis de Xalapa se ofrecerán oraciones por las personas que están siendo extorsionadas.

A través de estas iniciativas se empieza la preparación de un Encuentro Nacional que integre la diversidad de actores sociales, políticos y económicos para dialogar sobre las transformaciones que México necesita para construir la paz. Que en Cristo nuestra Paz, México tenga vida.

Categorías:Columnas, Pbro. José Manuel Suazo Reyes

Etiquetado como: