Principal

Aurelio de los Reyes y Ronald Ferrera, doctores Honoris Causa UV 

  • Ronald Ferrera agradeció porque esta distinción lo convierte en integrante de la UV;
  • Aurelio de los Reyes recordó: “Aquí inició el despegue de mi carrera profesional, que me ha traído a este lugar y a este momento” 

Xalapa, Ver., 09 de septiembre de 2022.-La Universidad Veracruzana (UV), en Sesión Solemne de su Consejo Universitario General (CUG), celebrado en el marco de la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU) 2022, entregó el Doctorado Honoris Causa a los académicos Ronald Ferrera Cerrato y Aurelio de los Reyes García Rojas. 

Al tomar la palabra, el rector Martín Aguilar Sánchez dijo que el Doctorado Honoris Causa es el mayor reconocimiento que las universidades destinan a mujeres y hombres excepcionales, quienes, con su ejemplo de vida, trayectoria y/o legado, hacen una contribución de primer orden al mundo. 

“Las universidades destinan a ellas y ellos un reconocimiento especial, único, sui géneris; no es un reconocimiento material, sino uno intangible, no se puede tocar pero está presente y es real.”  

El Rector dijo que la distinción se entrega a dos seres valiosos que han ingresado al claustro de la UV: Aurelio de los Reyes García Rojas, de quien se reconoce su trascendente trayectoria académica y una destacada contribución a la historia del arte en general, y del llamado séptimo arte en particular.  

Así como a Ronald Ferrera Cerrato por su destacada y dedicada vida al desarrollo de la ciencia, en particular al de la microbiología del suelo. Sus resultados y aportaciones se aplican hoy en día a atender problemas nacionales.  

Refirió además que, a lo largo de 78 años, la UV ha entregado el Doctorado Honoris Causa a hombres y mujeres de excepcional valía, entre ellos: Ida Rodríguez Prampolini (2003), Eduardo Galeano y Ernesto Cardenal (2009). 

En tanto, la secretaria Académica, Elena Rustrián Portilla, informó que había quórum para el desarrollo de la sesión y recordó que fue la Junta Académica de la Facultad de Ciencias Agrícolas, región Xalapa, la que propuso a Ferrera Cerrato para recibir el doctorado. 

La lectura de su semblanza estuvo a cargo de Dora Trejo Aguilar, catedrática de dicha entidad académica, quien destacó que se trata de una persona que ha dedicado su vida –más de 45 años de carrera científica– a la investigación y desarrollo de la microbiología agrícola en México, es un referente en el área y ha formado a varias generaciones, en las que ella se incluye.  

El científico Emérito del Sistema Nacional de Investigadores y del Colegio de Postgraduados “no sólo ha dejado huella en quienes fuimos sus alumnos, sino científicamente es la piedra angular en la evolución del conocimiento del manejo de los microorganismos del suelo, elementos claves en el desarrollo de la agricultura sustentable”, dijo la académica.  

Luego de recibir la distinción, Ronald Ferrera Cerrato expresó su agradecimiento y dijo sentirse honrado porque ésta lo convierte en integrante de la UV, institución que ha contribuido notoriamente al desarrollo científico, intelectual, filosófico y político de la entidad y el país, y lo convierte en un orgullo para la comunidad científica de la nación. A ello sumó su alegría, porque este mismo galardón le fue entregado a su mentor en 1993, Carlos Casas Campillo.  

Habló de los proyectos biotecnológicos desarrollados en la producción agrícola, de su trascendencia y pertinencia, y la vinculación que tiene con la comunidad académica y estudiantil de la UV. “En los tiempos que vivimos es muy importante hacer un análisis real sobre el destino de las ciencias y la educación”, apuntó.  

Para el hoy Doctorado Honoris Causa de la UV, la ciencia sólo tiene una misión que ha emanado a través de la filosofía y el método científico: contribuir al desarrollo de la humanidad y a “ver mejor nuestro mundo”. 

Juan Ortiz Escamilla, titular de la Dirección General de Investigaciones de la UV, leyó la semblanza de Aurelio de los Reyes; destacó los libros que ha escrito, así como los reconocimientos y premios nacionales e internacionales que ha recibido por sus contribuciones a la historia del arte en general y del cine mexicano en particular.  

A ellos se suma el Doctorado Honoris Causa de la UV, por su trayectoria y el importante legado a esta casa de estudios, a la que llegó al inicio de los setenta para formar parte de la Escuela de Historia de la entonces Facultad de Humanidades; fue en ésta, de 1971 a 1973, donde se desempeñó como docente. 

Precisamente, agregó Ortiz Escamilla, en Xalapa y sus alrededores Aurelio de los Reyes echó a andar su imaginación y empezó a enfocarse en el cine y su historia. Despertó, además, el gusto por el cine entre el alumnado y fundó cineclubes en Xalapa, el puerto de Veracruz y Orizaba, así como el Cine Trashumante, que era itinerante y llevó películas a diversos puntos de la capital veracruzana, Banderilla, Xico y Coatepec.  

Como testigo de esta etapa pervive el mediometraje Xalapa, realizado en 1975 y que se exhibirá por primera vez mañana viernes 9 de septiembre, a las 17:00 horas, en el Aula Clavijero. 

Categorías:Principal, Universidad