Columnas

Dart choca con asteroide para desviar su trayectoria: NASA

Benjamín Domínguez Olmos

• Lo impactó a 6.4 kms/seg a 11 millones de kms de la Tierra
• La primera prueba de “defensa planetaria” de FAEU: Glaze
“No, esto no es un guión de película”: Bill Nelson en Twitter
“Era del chantaje nuclear debe terminar”: António Guterres
Llama a Estados al diálogo, la diplomacia y la negociación
Preocupación de OIEA por un accidente nuclear en Ucrania

De los creadores de los mundos imposibles. De Simón Weinsenthal: -Pertenecer a las víctimas es terrible, pero mucho más terribles es pertenecer a los culpables… (Froylán Flores Cancela)

La NASA hizo historia este lunes al conseguir que na nave se estrellara a toda velocidad contra un asteroide con el objetivo de desviar su trayectoria, lo que supone una prueba vital para que la Tierra pueda defenderse en el futuro de peligrosos objetos espaciales.

A las 19:14 h local del este de Estados Unidos, la nave conocida como DART (“dardo” en inglés) se estrelló a una velocidad de 6.4 kilómetros por segundo contra la superficie del asteroide Dimorphos, ubicado a unos 11 millones de kilómetros de la Tierra.

Aunque el impacto pudo verse en la retransmisión en directo de la NASA, los científicos tendrán que esperar días o incluso semanas para ver si la nave no tripulada logró alterar ligeramente la órbita del asteroide.

Es la primera vez en la historia de la humanidad que se intenta cambiar la trayectoria de un cuerpo celeste, en un intento de proteger a la Tierra de asteroides similares al que hace 66 millones de años provocó la extinción de los dinosaurios.

Además, esta es la primera prueba de “defensa planetaria” que efectúa la NASA, en el marco de la importancia creciente que han dado las Fuerzas Armadas de EU al espacio y a las posibles amenazas que puedan encontrarse en él.

Poco después del lanzamiento, la directora de la División de Ciencias Planetarias de la NASA, Lori Glaze, afirmó que el mundo ha abierto esta noche un nuevo capítulo.

“Nos estamos embarcando en una nueva era para la humanidad, una era en la que tendremos la capacidad de protegernos a nosotros mismos de algo tan peligroso como el impacto de un asteroide. Eso es algo increíble. Nunca antes hemos tenido esa capacidad”, afirmó Glaze en un comunicado.

La NASA retransmitió en directo el impacto en un video en blanco y negro en el que se pudo ver cómo la pequeña sonda se estrellaba contra el asteroide.

Al mismo tiempo, los espectadores pudieron seguir la cuenta atrás hasta el impacto: “¡Tres, dos, uno!”. Y pudieron ver cómo en ese momento estallaban en vítores, aplausos y abrazos los científicos de la NASA y del Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins, que han trabajado juntos en esta misión.

La nave no tripulada que efectuó el histórico viaje tiene el nombre de DART, siglas en inglés de Prueba de redirección de un asteroide doble, mide casi lo mismo que un frigorífico o una máquina expendedora de comida, y su construcción costó más de 330 millones de dólares.

Por su parte, el asteroide contra el que se estrelló se llama Dimorphos (“dos formas” en griego). Es un cuerpo espacial de 160 kilómetros de diámetro parecido a una luna y que gira en torno a otro asteroide más grande llamado Didymos, de 780 kilómetros de diámetro y cuyo nombre significa “gemelo” en griego.

Juntos forman parte de lo que se conoce como un sistema de asteroide doble y fueron seleccionados por la NASA porque no suponen ninguna amenaza para la Tierra.

Los científicos de la NASA creen que el impacto de DART sobre Dimorphos puede haber provocado un cráter y lanzado pequeños fragmentos rocosos al espacio.

Un pequeño satélite desarrollado por la Agencia Espacial Italiana siguió a cierta distancia la operación para tomar imágenes del impacto y enviárselas a los científicos para que las evalúen en las próximas horas o días.

El administrador de la NASA, Bill Nelson, explicó en Twitter el objetivo de la prueba y la comparó con la película de ciencia ficción Armageddon, donde el personaje encarnado por Bruce Willis forma parte de una misión para destruir un asteroide que se acerca peligrosamente a la Tierra.

“No, esto no es un guión de película”, dijo Nelson que destacó el valor de la misión para la supervivencia de la tierra.

La gran diferencia entre Armageddon y la misión de la NASA es que, en este caso, el objetivo era cambiar ligeramente la órbita del asteroide y no destruirlo. Un fuerte impacto podría acabar en desastre con cientos de rocas espaciales cayendo sobre la Tierra.

Por ahora, la NASA no tiene en su radar algún objeto que pueda representar una amenaza directa contra la Tierra durante los próximos 100 años, pero decidió poner a prueba su tecnología para estar preparada, de acuerdo con información de la agencia Efe.

Comentarios a vuela pluma

El secretario general de la ONU, António Guterres, denunció, décadas después de la Guerra Fría, que haya vuelto el “ruido de sables” atómicos y subrayó que “la era del chantaje nuclear debe terminarse”. “La idea de que cualquier país podría pelear y ganar una guerra nuclear es una locura. Cualquier uso de un arma nuclear llevaría a un apocalipsis humanitario”, avisó Guterres en un acto con motivo de la conmemoración del Día para la Eliminación de las Armas Nucleares. En su discurso, el jefe de Naciones Unidas recordó que durante la Guerra Fría el mundo estuvo al borde de la aniquilación atómica y criticó que se vuelva a oír “el ruido de los sables nucleares”. Guterres no apuntó directamente a ningún país, pero en los últimos días el presidente ruso, Vladímir Putin, ha sido duramente criticado por parte de muchos otros Gobiernos después de avisar de que está dispuesto a usar todos los medios, lo que incluiría el enorme arsenal atómico de su país, en el marco de la guerra de Ucrania. “Llamo a todos los Estados a usar todas las avenidas para el diálogo, la diplomacia y la negociación para rebajar tensiones, reducir el riesgo y eliminar la amenaza nuclear”, dijo el diplomático portugués, que además pidió una “nueva visión para el desarme nuclear y la no proliferación”… La OIEA insistió en que el riesgo de un accidente nuclear en Ucrania, donde la central de Zaporiyia es objeto frecuente de ataques, es su principal preocupación, e insistió en lo urgente de crear una zona de protección a su alrededor. “Arriba de nuestra lista y nuestras preocupaciones está la situación en Ucrania”, alertó hoy Rafael Grossi, director general del Organismo Internacional de Energía Atómica,Nuclear durante la apertura de la Asamblea General de esta agencia de la ONU. “Tenemos que hacer todo en nuestro poder para evitar un accidente nuclear que añadiría tragedia” a la situación, dijo Grossi. El diplomático argentino se refirió específicamente a la central de Zaporiyia, la mayor de Europa, que lleva bajo ocupación de tropas rusas desde casi el comienzo del ataque ruso contra Ucrania, a finales del pasado febrero. Grossi recordó que esta instalación está “bajo el fuego” y advirtió de que si ocurre un accidente no se podrá culpar a un desastre natural, sino a la falta de acciones.

Consulta las noticias en:
https://puntoyaparteonl.com

En portada: António Guterres, Bill Nelson, Lori Glaze, Rafael Grossi

Categorías:Columnas, Presencia

Etiquetado como: