Columnas

Las cookies que utiliza Google

Minuto.

Mar de León

Mucha gente de edad avanzada que incluso tiene la disposición de adaptarse a la era tecnológica en la que vivimos se espanta al ver palabras como bluetooth, fan page, twit o cookies. Perecen términos muy ajenos o muy nuevos.

     Y también a la juventud le asusta ver cómo ciertas situaciones que ya se preveían en los setentas (o incluso antes) son una realidad ahora como las videollamadas, empresas como Space X que a la fecha contempla la posibilidad de colonizar Marte y la Luna, la inteligencia artificial, las computadoras personales, los chips, etc.

     Para entrar a la definición de uno de los conceptos más complicados, las cookies son algoritmos que Google creó para gestionar o, más en sus propias palabras, aumentar la eficacia de la publicidad que es enviada a todos sus usuarios a cada momento.

     Las cookies sirven para evitar que veamos el mismo anuncio repetidas ocasiones, detectan y detienen fraudes por clic y muestran anuncios que probablemente serán más relevantes para nosotros basados en los sitios web que visitamos.

     Mejor dicho, son las espías que revelan nuestros gustos, intereses, inclinaciones y hasta nuestros temores al monstruo que es la propaganda, es decir las redes sociales, los anuncios, series y películas, los buscadores como Google, etc.

     Así que pensemos dos veces antes aceptar la sugerencia de usar cookies…

margl84@gmail.com

Categorías:Columnas, Mar de León

Etiquetado como: