Columnas

No llega la Sheinbaum y deja huérfano al Gobernador

Arturo Reyes Isidoro

Pues no. Siempre no llegó ayer a Pánuco, al informe del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, como había anunciado que lo haría, la aspirante presidencial Claudia Sheinbaum.

Era la principal estrella del espectáculo.  Para ser justos, vale recordar que en forma anticipada, cuando informó que la ceremonia sería en Pánuco y que sería inédito, Cuitláhuac subrayó que no habría invitados especiales. 

Fue la acelerada señora Jefa de Gobierno de la Ciudad de México la que se autoinvitó o por lo menos anunció que ella sí vendría y por ser (o porque era) la “corcholata” preferida del presidente para sucederlo, su presencia despertaba interés. 

La que sí llegó, también vale la pena mencionarlo, fue la infumable aspirante a la gubernatura en 2024, la zacatecana Rocío Nahle, que no le aportó ningún interés a su patrocinador en Veracruz el gobernador del estado. 

La ausencia de la Sheinbaum confirma que está herida de muerte como aspirante presidencial y que ahora la única prioridad que tiene es tratar de recuperar el terreno en la Ciudad de México pues la marcha del domingo no dejó ninguna duda de que la 4T tiene perdida desde ya la elección en 2024 en la capital del país.

En la columna del lunes dije que el presidente debía estar preocupado y molesto con la candidata de Cuitláhuac por lo que había ocurrido. “Debe estar haciendo consideraciones sobre cómo fue posible que la señora descuidara el bastión electoral más importante que habían venido teniendo”, comenté. 

Referí que en forma irresponsable mientras, políticamente hablando, se le caía la Ciudad de México a pedazos, Sheinbaum hacía turismo electoral en El Tajín y que, además, asistía a un acto –ahora lo califico así– proselitista pinchurriento en Tuxpan, en donde ni ella ni la Nahle despertaron algún interés entre los tuxpeños.

Creo, es una especulación mía, que la marcha del domingo marcó el futuro de la Jefa de Gobierno y le quitó el interés que hubiera tenido su presencia al informe de ayer. Vendría ya como un globo desinflado, como un tehuacán sin gas. Sería un pesado lastre para el gobernador de Veracruz. 

¿Le prohibió el presidente que viniera y la reprendió severamente exigiéndole que se dedique a cuidar su parcela política en la CDMX? ¿No vino porque se dio cuenta el domingo que con Cuitláhuac no va a ningún lado? ¿La decepcionó el acto con acarreados que le organizaron en Tuxpan? ¿Prefirió ya no comprometer más al gobernador sabiendo que su candidatura se cayó?

Lo cierto, lo único cierto es que el gobernador se quedó huérfano ayer. Se salva de que se hable de un desaire porque él había dicho que no vendría ningún invitado especial. ¿Lo ocurrido es ya un adelanto de lo que le espera a Cuitláhuac en los dos últimos años de su gobierno?

Ayer, ningún anuncio de interés

Contra lo que se podía esperar y contra lo que estábamos acostumbrados, el gobernador no hizo algún anuncio de interés sobre alguna posible acción u obra para su penúltimo año de gobierno o para lo que le resta de su sexenio. 

Tampoco abrió algún resquicio sobre su futuro político, en especial sobre su posible salida anticipada, acerca de lo que últimamente se especuló tanto. No hubo pues, por la información que se tiene, un mensaje político de interés para los ciudadanos, menos habló de los problemas económicos que tiene su gobierno ni de los pagos pendientes a maestros ni del recorte de presupuesto a la UV. 

UV-Gobierno, ¿ante un callejón sin salida?

Sí, no podía ser de otra manera. Nuevamente fue el secretario de Finanzas, José Luis Lima Franco, quien salió a dar la cara para decirle al rector de la Universidad Veracruzana, Martín Aguilar Sánchez, simplemente que no hay.

Ayer, antes de que el gobernador diera su mensaje por su cuarto informe de gobierno, el pozarricense le evitó el engorro que implica el reclamo de no recorte y sí aumento al presupuesto de la casa de estudios, y al adelantarse a responder le ahorró que se desviara de su discurso de color de rosa. Le entró al quite, pues. 

Lima Franco actuó conforme los cánones no escritos de la política, de ser él el pararrayos receptor de los rayos y centellas de la comunidad universitaria, que además podría ponerse en pie de guerra si se lesionan los intereses de la casa de estudios. Actuó, para usar un símil del futbol, como un hombre de sacrificio.

Más allá de lo anterior, lo cierto es que parece haberse llegado a un callejón sin salida, semioscuro, con dos rivales puñal en mano, porque mientras que el rector sostiene que la universidad no puede recibir menos de lo que obtuvo este año, el titular de la Sefiplan responde que es imposible darle a la UV el 4% del presupuesto general del estado. 

La salida no se ve fácil para ninguna de las dos posiciones. Si el rector cede, no solo dañará el patrimonio de la universidad sino que se echará encima a la comunidad universitaria; si lo hace el secretario, mostrará fragilidad y dará pie a que otros entes afectados en el proyecto de presupuesto también se paren de manos. 

Así las cosas, parecería que estamos a punto de ser testigos de un choque de trenes de consecuencias imprevisibles para las partes, pero aun si el gobierno se impusiera y doblara a la autoridad universitaria, provocará el descontento, el enojo y el resentimiento de la comunidad universitaria, lo que podría sacarla a la calle a marchar y protestar.

Y, por más que se quiera evitar, el problema conlleva una consecuencia política para el gobierno cuitlahuista: inicia el quinto y penúltimo año de gobierno con un nuevo frente compuesto por una comunidad no solo muy numerosa sino muy fuerte y con amplia presencia en las principales regiones del estado.

Buena parte de esa comunidad radica en Xalapa, y en un descuido el gobierno cuitlahuista podría poner en riesgo el triunfo de Morena en la capital del estado en las próximas elecciones si los universitarios consideran que se les ha dañado. 

Se presentó obra patrocinada por la senadora Gloria Sánchez

Ayer, con el patrocinio de la senadora Gloria Sánchez, la compañía de teatro “El Tequio de San Miguel” presentó en el auditorio de la Escuela Normal Veracruzana la obra Calpulli, Raíz Magonista, de corte historiográfico, sobre la vida y obra del pensador mexicano Ricardo Flores Magón. 

La obra despertó un gran interés sobre todo en estudiantes de distintos niveles, quienes al final hicieron uso de la palabra para expresar su sentir acerca de lo que acababan de presenciar. 

La presentación del grupo teatral estuvo a cargo de la Subdirectora de la Benemérita Escuela Normal Veracruzana, maestra Amelia Maliyel Guzmán Sánchez, quien dio la bienvenida al público asistente.

Calpulli, Raíz Magonista se presentará también en Naolinco, el viernes 18 a las 19 horas en el Salón Hidalgo del Ayuntamiento; el sábado 19 a las 18 horas en los bajos del palacio municipal del Ayuntamiento de Coatepec, y el domingo 20 a las 18 horas en el salón social de Chavarillo, municipio de Emiliano Zapata.

Categorías:Columnas, Prosa

Etiquetado como: