Columnas

Ahora sí, Marcelo hará base en Veracruz

Arturo Reyes Isidoro

Desde el año pasado Marcelo Ebrard lo tenía decidido, pero no se había hecho público el nombramiento del senador con licencia Primo Dothé Mata como su representante personal en Veracruz.

Al hacerse circular la designación con motivo de una gira de trabajo que Dothé arrancará el miércoles 18 en Pánuco, ahora sí el canciller arranca sus trabajos en el estado como aspirante presidencial.

Su arranque se da enmarcado en el éxito total que tuvo con la organización de la reunión trilateral México-EU-Canadá y cuando su más seria competidora Claudia Sheinbaum ha caído en desgracia por el desastre total que está hecho el Sistema de Transporte Colectivo Metro de la Ciudad de México, bajo su responsabilidad.

El 5 de julio de 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador destapó a sus corcholatas para sucederlo, Marcelo uno de ellos, seis en total, aunque excluyó a Ricardo Monreal.

El 21 de junio de 2022, Ebrard anunció, en un acto en Guadalajara, que iba a conformar un equipo para “ganar la encuesta” interna. Lo preside la senadora por Guanajuato Malú Micher, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género.

Recordó entonces que para esa fecha López Obrador lo había destapado ya en cinco ocasiones en sus conferencias mañaneras.

“Vamos a organizarnos, vamos a caminar, vamos a recorrer toda la república mexicana, todos los Estados de la república mexicana para escuchar, para escuchar como estamos escuchando hoy los puntos, las propuestas, y después proponer”, proclamó entonces.

En esa ocasión, también llamó a sus seguidores a ser cuidadosos con las reglas establecidas por el Instituto Nacional Electoral (apenas el sábado pasado su equipo denunció ante la Fiscalía General de la República a funcionarios del gobierno de Claudia Sheinbaum por delitos electorales, por usar un programa de gobierno para promoverla).

El 3 de diciembre pasado, reunió en la Ciudad de México a los 10,000 representantes de su campaña que defenderán su candidatura en los 300 distritos electorales (Primo Dothé Mata entre ellos) y anunció que a partir de este enero arrancaría una gira por todos los rincones del país para pedir el voto para el proceso interno de su partido.

Por razones de estrategia dejó prácticamente hasta lo último hacer público quién lo representaría en Veracruz (aunque el año pasado hubo actos en su apoyo en Xalapa y Veracruz, en su equipo dijeron al columnista que no tenían nada que ver con ellos).

No deja de llamar la atención que su representante, un líder social de San Luis Potosí, fue secretario de la Mesa Directiva del Senado al lado de Ricardo Monreal desde el 31 de agosto de 2019 hasta el 31 de agosto de 2020.

El 29 de abril de 2021 renunció a Morena en protesta por la designación de los candidatos a cargos de elección en su estado, impuestos, dijo, por la nueva mafia del poder que representaba Morena.

Se diría, pues, que Marcelo se hace representar en uno de los estados más importantes del país debido a su padrón electoral por un político rebelde que renunció a sus cargos de consejero estatal y nacional, así como también dejó su escaño en el Senado, luego de denunciar que Mario Delgado y su partido habían entregado cuatro distritos de su estado a una “mafia criminal”.

Cabría pensar también que habiendo tantos políticos representativos en Veracruz que se identifican con él y con su proyecto político decidió optar por un foráneo para que incluya a todos, en forma plural y representativa, y evite que alguien se asuma como su más cercano y dé pie al choque de grupos e intereses.

Una cosa se le dijo ayer al columnista desde su sede en la capital del país: “Marcelo no quiere sobrecalentar el terruño”, de ahí que se esperaría que el trabajo de su representante sea de bajo perfil y se cuiden los detalles para evitar conflictos con el INE.

Adán Augusto, también se reunirá con empresarios

Aparte del “diálogo” sobre la reforma electoral que encabezará este medio día en el WTC de Boca del Río, antes el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, se reunirá con los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial de la zona conurbada que lidera Luis Antonio Exsome Zapata. El encuentro se dará en un hotel de Boca del Río.

El también aspirante presidencial llegará temprano al puerto y desayunará en uno de los tradicionales cafés con el gobernador Cuitláhuac García Jiménez y con el presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Javier Gómez Cazarín, quienes lo acompañarán en el acto del WTC. Su comida la hará con la familia Robles-Barajas.

Al acto central por el que viene asistirán presidentes municipales, diputados locales y representativos que integran su movimiento “Que Siga López”, acto para el que están volcados trabajando el propio gobernador, el coordinador de la bancada de Morena en el Congreso local Gómez Cazarín, así como el diputado federal Sergio Gutiérrez Luna, aunque este lo hace en forma muy mesurada. Se espera una asistencia de no más de mil 500 personas.

En realidad, el “diálogo” sobre la reforma electoral solo tiene el carácter de informativo porque quienes decidirán si se aprueba o no el Plan B serán los diputados federales, pero es un buen pretexto para que el tabasqueño haga campaña sin que parezca campaña, por la actualidad de su tema.

Lo cierto es que, ahora sí, los aspirantes presidenciales pesos pesados empiezan a calentar motores en el estado.

Categorías:Columnas, Prosa

Etiquetado como: