El cáncer es curable si se detecta a tiempo: IMSS

Xalapa, Ver., 04 de febrero de 2019.- La Delegación Regional del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Norte, en el marco del “Día Mundial contra el Cáncer”, bajo el lema: Crea un futuro sin cáncer cérvicouterino, promueve la cultura de la prevención, exhortando a las mujeres en general a realizarse estudios periódicos, como la prueba del Papanicolaou y la del virus del papiloma humano (VPH), con el objetivo de detectar este padecimiento en una fase temprana y poder erradicarlo.

El Coordinador de Prevención y Atención a la Salud, doctor José Guadalupe  Gutiérrez Márquez, explicó que el cáncer cérvicouterino (CACU) es una alteración que se origina en el epitelio del cuello del útero, y se manifiesta inicialmente, a través de lesiones intraepiteliales precursoras de bajo y alto grado, de avance lento y progresivo a cáncer invasor.

El control integral del CACU consiste en la prevención primaria a través de la vacunación contra los VPH; secundaria con la detección y tratamiento de las lesiones precancerosas y terciaria con el diagnóstico y tratamiento del cáncer invasivo, así como con los cuidados paliativos.

Asimismo, los requisitos para realizarse el Papanicolaou son: no estar en período menstrual (regla), no haber tenido relaciones sexuales en las 48 horas anteriores, no haberse realizado duchas vaginales en el lapso de 48 horas antes y no haberse aplicado ningún tratamiento médico vaginal (óvulos o cremas), durante el mismo periodo.

Existen diversos factores de riesgo que favorecen su desarrollo como pueden ser: inicio de vida sexual antes de los 15 años, múltiples parejas sexuales, Infección por VPH (serotipos 16 y 18), tabaquismo, infecciones de transmisión sexual, pareja sexual masculina infectada con VPH, tener pareja que ha tenido múltiples parejas sexuales, mujeres menores de 30 años sin antecedente de control citológico, deficiencia de ácido fólico, mujeres inmunocomprometidas y que utilizan anticonceptivos orales combinados a largo plazo.

Los síntomas más comunes del CACU son: sangrado intermestrual y postcoital, apariencia anormal del cérvix (sospecha de malignidad), descarga vaginal (manchado de sangre) y dolor pélvico.

Por último, comentó el médico que la mejor medida para prevenirlo es aplicar la vacunación contra el VPH a todas las niñas de 5° año de primaria y de 11 años de edad que no acuden al Sistema Educativo.