UV moderniza sus instalaciones con perspectiva sustentable

  • Se construyen nuevos edificios para la investigación y se concluyó planta de tratamiento de aguas residuales

 

José Luis Couttolenc Soto

 

Xalapa, Ver., 16 de febrero de 2019.- La Universidad Veracruzana (UV) continúa con su proceso de modernización tanto de sus instalaciones físicas como de equipamiento, lo que le permitirá mantenerse a la vanguardia en materia de enseñanza e investigación a nivel superior, y en apego a su programa de sustentabilidad para cuidar el medio ambiente de cada una de las entidades universitarias.

El miércoles 13 de febrero, la rectora Sara Ladrón de Guevara, acompañada de varios de sus colaboradores, visitó la Dirección General de Investigaciones (DGI) y supervisó el avance de los trabajos de construcción de tres edificios que albergarán al Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIB), al Centro de Investigaciones Cerebrales (Cice) y al Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Alimentos (Lidea).

Este mismo día también se inauguró un edificio dentro de la Facultad de Estadística e Informática (FEI), cuya modernidad en sus espacios brinda una nueva imagen a las instalaciones y a los programas educativos (PE) que conforman dicha entidad académica.

Planta de tratamiento

La Rectora atestiguó el funcionamiento de la nueva planta de tratamiento de aguas negras y residuales, cuya inversión es superior a los 957 mil pesos y da servicio a mil 500 usuarios de las 12 entidades académicas que se localizan dentro del área de la DDI. Su diseño está previsto para atender en lo futuro a un total de cuatro mil usuarios potenciales.

Emilia Rodiles Justo, directora de Proyectos, Construcciones y Mantenimiento, explicó que la planta –que se ubica en la parte posterior del Instituto de Salud Pública (ISP)– se construyó en un área de 180 metros cuadrados, su patente es veracruzana y la comercializa una empresa establecida en Xalapa; su financiamiento fue con recursos federales provenientes del Fondo de Aportaciones Mixtas (FAM) 2018 y tiene una capacidad de tratamiento de 30 metros cúbicos por día.

Precisó que su funcionamiento es a base de zeolitas (minerales aluminosilicatos) que permiten decantar (separar un sólido de un líquido o dos líquidos) el agua tratada; una vez depurada y libre de contaminantes, el agua puede ser vertida al arroyo que corre en la parte posterior de la misma.

Subrayó que este proceso ayuda a la preservación del medio ambiente “porque tenemos cero contaminación por descarga de drenajes, apoyamos la biodiversidad y su mantenimiento es menor, generando con ello un ahorro en la decantación de sólidos”.

Rodiles Justo refirió que una obra de este tipo era necesaria desde hace 30 años, “pero por diversas circunstancias no se había concretado, y ahora por instrucciones de la Rectora forma parte ya del programa de sustentabilidad que se lleva a cabo en todas las regiones del estado en donde la UV tiene presencia”.

En el recorrido acompañaron a la Rectora los titulares de las secretarías Académica, Magdalena Hernández Alarcón, y de Administración y Finanzas, Salvador Tapia Spinoso; el titular de la DGI, Ángel Trigos Landa; la directora del ISP, Edit Rodríguez Romero, así como investigadores adscritos a los distintos institutos.

Supervisión de obras

Posteriormente, Sara Ladrón de Guevara recorrió los tres edificios en proceso de construcción. El primero de ellos albergará al IIB, en donde con un enfoque multidisciplinario se realiza investigación enfocada al entendimiento del mecanismo fisiopatológico de las enfermedades crónicas.

El segundo será sede del Cice, que dotado con moderno equipamiento mantendrá su nivel de calidad en la investigación  científica básica con enfoque multidisciplinario, generando conocimiento sobre el funcionamiento del cerebro, médula espinal y el sistema nervioso periférico.

El Lidea también contará con nuevas instalaciones para la formación de recurso humano y el desarrollo de proyectos científicos y tecnológicos para atender las necesidades de los productores de alimentos.