Sí vienen cambios

Arturo Reyes Isidoro

 

Ciudad de México, 19 de febrero de 2019.- Me había propuesto no publicar “Prosa aprisa” hasta el próximo lunes, pero he aprovechado un receso para coffee break en un evento sobre el quehacer editorial organizado por CONTEC México (la Feria del Libro de Frankfurt) en el que participo y que se celebra en el Centro Cultural de España, en el corazón del centro histórico de esta capital.

Ayer comenté que de acuerdo a una foto que se publicó, en la que se le ve al lado del gobernador Cuitláhuac García, el Secretario de Gobierno Eric Cisneros está firme en el cargo, esto por la ola de rumores que se desató la tarde noche del lunes pasado.

En dos ocasiones anteriores ya el titular del Ejecutivo había salido a través de su cuenta en las redes sociales en defensa de Cisneros.

En la capital del país, el centro de los poderes, he podido saber que la semana pasada Eric le presentó su renuncia pero no se la aceptó.

Sin embargo, acá se me ha dicho que sí habrá cambios en Veracruz, aunque no me han dado más detalles, cambios que podrían ser en la administración estatal o bien en la bancada de Morena en el Congreso local, o en ambas.

La versión que se me dio es que se trata de reforzar al gobernador Cuitláhuac García y que las remociones fueron solicitadas desde acá en el altiplano.

Todo indicaría que hicieron mella el papelazo que se hizo en el Congreso con el caso del juicio político al fiscal Jorge Winckler, que terminó en un fracaso, las declaraciones del Secretario de Gobierno, la imparable ola de violencia e inseguridad y las críticas tanto en las redes sociales como en la prensa, entre otros motivos.

No se me precisó fecha, no se me dieron nombres ni cargos, pero sí se me aseguró que vienen cambios.

Cuando pregunté, no se me dijo ni sí ni no sobre si alcanzarían al alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, pero no hay duda que hay

preocupación por el rumbo que están tomando las cosas en Veracruz, que estarían desgastando muy rápidamente el capital político que se obtuvo en julio pasado con el triunfo de Morena.

También pregunté si acaso alcanzarían también a la Delegación del Gobierno de México en el Estado, e igual no se me dijo más, sólo que espere.

Acá también he sabido que el senador Héctor Yunes Landa solicitó licencia pero fue para atenderse de su salud, para recuperarse para estar en forma para lo que viene, de tal forma que fue solo un rumor que iría a la dirigencia estatal de su partido, aunque tampoco se descartaría la especie para más adelante.

En la Ciudad de México este martes es un día muy soleado, caluroso, aunque en mi caso sesionamos en un espacio con clima muy fresco. Aquí la dejo, para regresar a una sesión sobre el libro electrónico como un modelo de negocio accesible a todas las editoriales.