UV ganó premio u-GOB al Gobierno Digital

  • Nuevamente, el sistema de Afectaciones Presupuestales Electrónicas (APE) recibe reconocimiento; esta vez, iberoamericano 
  • El proyecto genera ahorros calculados en 4.5 millones de pesos al año 

 

Edgar Onofre 

 

Xalapa, Ver., 15 de marzo de 2019.- La Universidad Veracruzana (UV) obtuvo el premio u-GOB al Gobierno Digital 2019 que anualmente entrega el medio digital del mismo nombre, especializado en tecnología e innovación gubernamental. 

La UV obtuvo el premio en la categoría “Gobierno digital de organismos autónomos por el sistema de Afectaciones Presupuestales Electrónicas (APE) que implementó en 2018 (https://www.uv.mx/prensa/banner/saf-presento-nuevo-sistema-de-tramites-en-linea/) y fue desarrollado completamente por la propia Universidad. El sistema fue seleccionado entre un centenar de propuestas de Iberoamérica. 

Salvador Tapia Spinoso, titular de la Secretaría de Administración y Finanzas (SAF) de la UV, explicó que el reconocimiento es a un proyecto integral, resultado del compromiso de varias áreas de la Universidad que si bien fue coordinado por la SAF, al ser un proyecto transversal e integral implicó el trabajo conjunto con la Dirección General de Tecnología de la Información (DGTI), la unidad del Sistema Integral de Información Universitaria (SIIU), la Dirección General de Recursos Financieros, la Dirección de Egresos, la Dirección de Recursos Materiales, entre otras. 

Además, señaló que está enmarcado en el Programa General de Desarrollo 2030, en su Eje 6. Gestión flexible y transparente en apoyo a las funciones sustantivas; en el Programa de Trabajo Estratégico 2017-2021 “Pertenencia y pertinencia”, en su eje Gestión y gobierno, y en estrecha relación con los tres programas que lo conforman: Gobernanza universitaria, Financiamiento e Infraestructura física y tecnológica 

Asimismo, en el Programa de Trabajo de la propia Secretaría, Gestión Administrativa Flexible con Pertenencia y Pertinencia institucional, en su Eje 2, Innovación administrativa con base en la simplificación y descentralización/desconcentración. 

El sistema APE ya había sido reconocido con el Premio ANUIES–TIC 2018, en la categoría “Innovación administrativa mediante las tecnologías de información” (https://www.uv.mx/prensa/banner/uv-gano-el-reconocimiento-anuies-tic-2018-por-innovacion-administrativa/), en octubre del año pasado. 

Al día de hoy opera normalmente para la gestión de trámites administrativos propiciando ahorros concretos, optimizando recursos, reduciendo traslados del personal a la Unidad Central, disminuyendo riesgos institucionales al contemplar la inclusión de validaciones de controles internos y la aplicabilidad de la normativa, así como el cumplimiento de normativa externa. 

Salvador Tapia comentó que la implementación del sistema ha mostrado elementos para inferir algunos ahorros como los siguientes: se elimina el consumo de por lo menos 40 millares de hojas de papel mensuales; ahorro considerable en salarios por eliminación de horas-gestor en la ciudad de Xalapa y en las regiones; ahorro mensual en transporte local en las entidades y dependencias de la zona Xalapa para trasladar al personal a la Unidad Central para entrega de trámites, así como ahorros en viáticos de las cuatro regiones foráneas ante la automatización de la entrega de trámites. 

Todos estos ahorros anuales se calculan en 4.5 millones de pesos, sin contar los consumibles de cómputo y reproducción. 

Tapia Spinoso señaló también que la implantación del proyecto implicó cambios administrativos y en la normativa institucional. Con las APE, por ejemplo, quien deba aprobar o autorizar trámites lo puede hacer desde cualquier parte donde tenga acceso a Internet.  

Adicionalmente implica un cambio de paradigma con respecto a la gestión de la administración institucional. Por ejemplo, al resolver el sistema validaciones aritméticas, de claves, nombres, suficiencia financiera, etc., permite a la Universidad enfocarse en el análisis de la pertinencia del gasto, el impacto del mismo en el cumplimiento de metas y objetivos, el uso racional de los recursos, elementos que van de la mano con las políticas públicas de austeridad y transparencia, entre otras. 

Por último, destacó que esta herramienta es una muestra de las metas que se esperan alcanzar en cumplimiento de los programas de trabajo y que este proyecto está en constante evaluación para su mejora continua.