Gobierno de México iniciará rescate de cuerpos en Pasta de Conchos: AMLO

  • Estamos dispuestos a pedir perdón; no podemos dar la espalda a los dolores de la humanidad
  • Se terminan los contratos de protección; se crea Centro Federal de Control y Registro

 

Ciudad de México, 01 de mayo de 2019.- En un acto de justicia y humanidad, el gobierno federal inicia los trabajos de búsqueda de los cuerpos de trabajadores que quedaron atrapados en la mina Pasta de Conchos, Coahuila, en febrero de 2006. El diálogo con las familias ha dado inicio, no se escatimarán recursos y el Estado mexicano pedirá perdón a los afectados.

Al recordar el aniversario 133 de la represión en contra de trabajadores estadounidenses que dio origen al 1° de Mayo como el Día Internacional del Trabajo, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció en diálogo con medios de comunicación:

“Vamos a iniciar las excavaciones para rescatar los cuerpos de los 65 mineros que quedaron enterrados en la mina de Pasta de Conchos desde el 2006. Es un acto de justicia y es un compromiso que hicimos desde hace algún tiempo.”

Recordó que en distintos momentos adquirió el compromiso público de recuperar los cuerpos al asumir el poder como jefe del Ejecutivo federal, por lo que a partir de este día las acciones quedan formalmente a cargo de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS):

“Se habló con los familiares. Luisa María Alcalde habló con los familiares de los mineros y es una petición que vienen haciendo desde hace mucho tiempo…. Ya tienen hasta dictámenes, han ido avanzando, ha sido su demanda principal. Entonces, tomamos la decisión de hacerlo nosotros.”

Estamos dispuestos a pedir perdón; no se escatimarán recursos

Respecto a la participación que tendrá la empresa Grupo México, el mandatario respondió:

“Se buscó a Germán Larrea, aunque ya en otra ocasión yo se lo había planteado y está fuera del país. Nosotros tomamos esta decisión. Estoy seguro de que no va a oponerse, porque es una decisión con dimensión humanitaria y es también una decisión del Estado mexicano. Como presidente de la República he tomado esta decisión y tengo facultades, podemos hacerlo. Y no creo que se oponga.”

Agregó que, al tratarse de un acto de justicia, existen recursos suficientes para rescate de los cuerpos:

“Tenemos presupuesto. Saben ustedes que la secretaría que más presupuesto recibió este año fue la Secretaría del Trabajo. Se incrementó como en 500 por ciento. ¿Cuánto era el presupuesto de la Secretaría del Trabajo en 2018? Cuatro mil millones. ¿Cuánto es el presupuesto de la Secretaría del Trabajo este año? 40 mil millones. ¿Alcanza o no alcanza? ¿Hay o no hay? Lo que se requiera.”

Finalmente, señaló que, en su calidad de jefe del Estado mexicano, emprenderá acciones adicionales para responder a las familias de las víctimas:

“Nosotros estamos dispuestos a pedir perdón en todo lo que haya significado una injusticia. No podemos nosotros dar la espalda a los dolores de la humanidad. Este es un gobierno humanista.”

Se crea el Centro Federal de Control y Registro

En otros temas, el Ejecutivo federal expresó su satisfacción por la publicación de la llamada reforma laboral porque “es un avance importante en beneficio de los trabajadores de México”.

Durante su intervención, el subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación (Segob), Zoé Robledo Aburto, detalló que hoy el Diario Oficial de la Federación (DOF) formaliza dos decretos. El primero, sobre la reforma a 569 artículos de cinco distintas leyes, y uno más que reforma el artículo 69 de la Ley Federal de Trabajadores al Servicio del Estado, que garantiza el ejercicio de la democracia sindical.

A tales beneficios se agrega, de acuerdo con Luisa María Alcalde Luján, secretaria del Trabajo y Previsión Social, la eliminación de los contratos de protección, que terminará con la práctica “de extorsión y de chantaje, como se han utilizado muchas veces en algunos sindicatos”.

Agregó que los conflictos laborales ya no estarán a cargo de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, sino del propio Poder Judicial desde los ámbitos local y federal. Previo a juicio, se mantiene la etapa previa de conciliación.

Finalmente, informó que será creado el Centro Federal de Conciliación y Registro que tendrá dos funciones: fungir como última instancia en conflictos laborales, y realizar “todos los registros sindicales del país, tanto federales como locales, es decir, quitar ese control político que se tenía desde el Ejecutivo… y también se encargará de los depósitos de contratos colectivos”.