Reaccionan tarde ante muerte de migrante

Arturo Reyes Isidoro

 

No, no tenía 12 sino 19 años la mujer migrante que murió en un ataque armado a una camioneta en la que viajaban centroamericanos la tarde del viernes pasado en la carretera Villahermosa, Tabasco-Coatzacoalcos, en un tramo del municipio de Agua Dulce ya en Veracruz.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos dijo que había una confusión mientras que el fiscal general del Estado, Jorge Winckler Ortiz comentó en una conferencia de prensa que se trató de una mujer mayor de edad.

¿Es que acaso la gravedad del ataque cambia porque no se trató de una menor sino de una mayor? ¿No vale lo mismo una vida humana se trate de una niña, de una adulta o de una adulta mayor?

Al menos ya despertaron de su letargo y ya reaccionaron aunque luego de cuatro días, y al menos la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que investigan el ataque en coordinación con el gobierno de El Salvador.

Y como dicen que la ocasión no la pintan calva, que saca su navaja Gillette y que le hace la barba al gobernador descartando que policías estatales hubieran participado. ¿Qué creen? Ni así lo van a descongelar.

Pues al menos la CEDH y la FGE dieron muestras de haberse interesado en el asunto, pero sigue extrañando el silencio del Gobierno del Estado, que, según el ruido que ha venido haciendo, defiende los derechos humanos y las causas justas. ¿No tiene nada que decir así sea solo para echarle la culpa al fiscal?

Qué bien. Ya podemos estar tranquilos. Fue una mujer de 19 y no de 12 años la que recibió el balazo en la cabeza. Los agresores, presuntos policías, no deben inquietarse. El velo de impunidad ya cae sobre ellos. Nadie va a querer molestar a AMLO, que finalmente es quien ordenó contener a los migrantes por medio de la fuerza, ¿o sí?

Otro que reacciona

Otro que reaccionó fue el súper delegado Manuel Huerta, quien declaró que ante el flujo migratorio que está llegando, el gobierno federal pretende ofrecerle visas de trabajo para que puedan emplearse en el proyecto del Corredor Transístmico.

En cambio, el secretario de Gobierno de Veracruz, Eric Cisneros, tan proclive a ser ajonjolí de todos los moles, no ha salido a informar sobre las acciones de la administración estatal para atender el fenómeno.

Acá lo excluyen; lo recibirá AMLO

En su conferencia de prensa de ayer, el fiscal Winckler Ortiz, sin acusar ni al secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, ni al secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, ni al gobernador Cuitláhuac García Jiménez, confirmó el alarmante panorama de inseguridad que priva en Veracruz.

Dijo que en 17 días fueron denunciados 17 secuestros en el Estado, o sea uno por mes, mientras que los feminicidios aumentaron: 18 en el mismo número de días.

Y dio una información que ha de haber causado urticaria en el Palacio de Gobierno: el próximo lunes 24 se reunirá con el presidente Andrés Manuel López Obrador para tratar el tema del presupuesto para la búsqueda de personas desaparecidas.

Qué contraste: en cambio en Veracruz, el pasado 15 de abril el propio Winckler reveló que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez le pidió no asistir a las reuniones de seguridad, lo que confirmó al día siguiente el Ejecutivo con el argumento de que genera “dudas” y “sospechas” en su actuar.

“Vicho” Velasco calienta motores rumbo al 2021

En 2018 hizo todo lo que pudo porque Morena le abriera las puertas y lo postulara a un cargo de elección popular por Xalapa, pero lo batearon.

En el PRI no le echaron ningún lazo ni en el PAN tampoco.

Ante la desgastada imagen de Morena en la capital del Estado a causa del decepcionante papel del alcalde Hipólito Rodríguez Herrero, David “Vicho” Velasco Chedraui debe estar ahora dando las gracias al cielo de que lo hayan excluido de la “izquierda”.

Y es que a dos años de que los xalapeños elijan a su nueva autoridad municipal, sus bonos están a la alza: el PAN no lo descarta para invitarlo; si se convierte en partido político Podemos tampoco, así como Libre, que sería el partido político de Margarita Zavala, pero tampoco Redes Sociales Progresistas (RSP), el partido que será de Elba Esther Gordillo.

Según presumen en el blanquiazul, Vicho ya habría platicado con ellos y solo sería cuestión de formalizar un acuerdo, pero casi lo dan desde ahora como su próximo candidato, relegando al diputado Sergio Hernández y a Omar Miranda Romero, quien también la quiere.

Estiman que su papel como exalcalde, su apellido y el apoyo de su familia serían de mucho peso para enfrentar con éxito a cualquier candidato de Morena, que tendrá que cargar con el lastre que le dejará Hipólito Rodríguez.

En Morena dan como puntera, hasta ahora, a la titular del IPE, Daniel Griego Ceballos, pero la diputada local Ana Miriam Ferráez Centeno no le hace el feo al balcón frente al parque Juárez y sus bien querientes anotan también al senador Ernesto Pérez Astorga y hasta al subsecretario de Finanzas Eleazar Guerrero Pérez.

Velasco Chedraui en realidad nunca ha dejado de estar en contacto con los colonos xalapeños, ante quienes está muy bien identificado pues sigue conviviendo con ellos como cuando fue presidente municipal y luego candidato a diputado local y más tarde legislador.

Pocos saben que desde que era candidato y luego presidente municipal, cada que visitaba una colonia llegaba antes de la hora fijada, desayunaba con los colonos, o bien cuando terminaban los actos se quedaba a convivir con ellos, aunque nunca publicitó nada, ni publicita porque lo continúa haciendo.

Ha seguido barbechando la parcela xalapeña en espera de mejores tiempos, que parecen estar acercándosele, con el ingrediente de que si el PRI no postula un buen gallo sus operadores se sumarían a Vicho, que se vería reforzado.

En el PAN y en los otros futuros partidos están convencidos de que los xalapeños no querrán experimentar con otro morenista y que están dadas las condiciones para comenzar a trabajar mientras la administración de Rodríguez Herrero sigue dando motivo para que los habitantes de Xalapa no se vuelvan a equivocar.

Los aspirantes de la oposición incluso habrían llegado ya a un acuerdo: no distraer, para nada, al presidente Hipólito Rodríguez pues con su mala administración lo consideran su mejor aliado para derrotar a Morena.

¡Contraloría da muestras de vida!

¡Uf! ¡Vaya susto el que nos pegó ayer la contralora general del Estado, Leslie Garibo Puga! Por fin dio muestras de vida y ofreció un gran notición, que casi cimbra al Estado (ella sí): no hay parentesco entre el gobernador Cuitláhuac García Jiménez y el subsecretario de Finanzas Eleazar Guerrero Pérez, ergo no hay caso de nepotismo que seguir. ¿Lástima margaritos?

Luego de seis meses de estar cobrando con recursos de los veracruzanos, por fin ofreció un resultado, ¡y qué resultado! ¿Yunes? ¿Miguel Ángel Yunes Linares? ¿Y quién es ese?, comentan los empleados de la Contraloría que pregunta.