Universidad

Festival de Coros Universitarios acercó el arte a diversos contextos

  • “En su realización virtual nos ha dado la oportunidad de explorar otras ideas y distintos aspectos de la actividad artística”: Miguel Flores Covarrubias 

 

Xalapa, Ver., 07 de diciembre de 2020.- La jornada final del V Festival de Coros Universitario “Voces enlazadas”, impulsado por la Dirección General del Área Académica de Artes de la Universidad Veracruzana (UV), estuvo marcada por presentaciones de ensambles, una conferencia magistral y una mesa de diálogo en la que se destacó que cantar es una forma de hacer comunidad y acercar el arte a diferentes contextos. 

Desde las 10:30 horas del viernes 4 de diciembre se dio la presentación de los coros, todos en participación filmada y muchos de ellos en formato de video de sorprendente calidad técnica. 

Así, se dieron las actuaciones de la Camerata Coral de la Facultad de Música de la UV, bajo la dirección de Noel Josafat García Melo; el Ensamble Vocal “Ramón López Velarde” del Instituto Zacatecano de Cultura, dirigido por Margarita Amaro; el Coro Famus de la Universidad Autónoma de Nuevo León, con Juan David Flores a la batuta; el Coro de Niños y Jóvenes de Cuernavaca, con Verónica Pérez Altamirano como directora; Ensamble Bacchanale de Xalapa; el Coro Infantil Nervo de Nayarit, encabezado por Jesús Hidalgo Vázquez; Coro del Centro Cultural “Rosa de los Vientos” de Nuevo León, y Anaíma Ensamble Vocal de Chihuahua, dirigido por Alonso Fierro Olea.  

El repertorio abarcó desde creaciones del barroco temprano hasta folklor y temas de corte popular.  

También tuvo lugar la conferencia magistral “Experiencias de una vida artística”, a cargo de Alonso Fierro, quien es egresado de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez en la primera generación de la Licenciatura en Música (2008). Cuenta con Maestría por la Universidad de Texas en El Paso y es miembro activo de la Asociación Mexicana de Maestros de Canto. Como cantante se ha presentado en Chile, Argentina, Australia, Cuba, Estados Unidos y México. 

Al declararse sorprendido por la nutrida actividad artística propia de la capital veracruzana, el conferencista comentó similitudes y diferencias con Ciudad Juárez, que se ha visto afectado por diversas corrientes de preocupante violencia. Indicó que a la fecha no existe movimiento coral importante sobre aquella sección de la frontera norte, a lo que se suma un desinterés casi generalizado por asistir a la escasa actividad que se registra. 

Más adelante comentó sobre datos y detalles en torno de su actividad como director de ensambles y cantante en los terrenos del arte lírico de altos vuelos. 

El programa cerró con una mesa de diálogo moderada por el académico Guillermo Román y con presencia virtual de directores de coros participantes: Emelia Reyna (Poza Rica), Alonso Fierro (Ciudad Juárez), Eduardo Cota Magallanes (Veracruz), Javier Varela (Orizaba), Noel Josafat García Melo (Camerata Coral y Coro UV), Chirikán Schmukané (Puebla) y Gilberto Álvarez (Monterrey). 

Las opiniones y conceptos planteados concordaron en que la enseñanza coral es un proceso de crecimiento individual y grupal, útil para mantener equilibrio emocional y fomentar el trabajo en equipo que borra individualismos egoístas. “La amistad nace y se afianza al conocernos unos a otros a través de la inquietud por el canto que todos llevamos a flor de piel y con el instrumento que es inherente a nuestra naturaleza misma. Cantar y hacer amigos ‘es magia’, sin restar importancia a los instrumentistas que complementan esta actividad humana”.  

Los directores son agentes de cambio en cualquier sociedad, coincidieron. Por ello es que los coros son las agrupaciones más requeridas y solicitadas, sin importar si son profesionales o de aficionados. Cantar es crear comunidad, es la forma más accesible de acercar a los diversos sectores sociales al arte musical y familiar. 

Al final de la charla en grupo, el director general del Área Académica de Artes, Miguel Flores Covarrubias, agradeció la participación de los involucrados y elogió la capacidad organizadora de Guillermo Román. 

“La pandemia nos permitió el acceso a otras instancias que no habíamos contemplado, nos ha permitido avanzar con mucha esperanza y certeza en la renovación.” 

Manifestó que, ante la incertidumbre del retorno a la actividad presencial, no se descarta la posibilidad de una siguiente edición del Festival Universitario de Coros con el auxilio de los recursos multimedia que en esta ocasión fueron empleados con singular acierto. 

Categorías:Universidad