Columnas

“Veracruz Va!” avanza, “Juntos Haremos Historia se estanca

Arturo Reyes Isidoro

 

Hasta ayer, dos partidos políticos de la coalición “Veracruz Va!”, el PRI y el PRD, habían publicado sus listas completas de quiénes serán sus candidatos a diputados federales uninominales. El PAN lo hará este martes.

En la parcela de enfrente, “Juntos Haremos Historia en Veracruz” (Morena-PVEM-PT), mientras tanto, siguen deshojando la margarita y corriendo sus fechas. Del 7 de febrero ahora se brincan hasta el 15 de marzo para dar a conocer sus gallos.

Al hacer pública la lista de los nombres de sus hombres y mujeres, los partidos de oposición de alguna forma le están haciendo una concesión a sus contendientes ahora en el poder.

Los morenistas y sus satélites desde ahora ya saben bien a qué se enfrentarán y con quién se enfrentarán. Por el corrimiento de sus fechas, tienen tiempo suficiente para postular y plantarles a sus adversarios candidatos competitivos, sus mejores cartas.

La pregunta es si los tienen.

Los de “Veracruz Va!” dan muestras de mucha seguridad al no reprimirse para poner en el escaparate con cristales transparentes a quienes son sus abanderados.

(En algunos partidos, sobre todo de los nuevos, me dijeron que no los quieren mostrar, sino hasta el límite para hacerlo, por el temor de que el Secretario de Gobierno se los quiera quitar, coaccionándolos.)

¿Qué esperan en Morena para decidir y decirle a sus militantes y simpatizantes, así como al electorado en general, con quiénes participará?

Los ahogan sus divisiones internas, lo que no es ninguna novedad, a lo que se agrega una falla grave para ellos, y más en este momento, que puede ser determinante para el resultado en las elecciones: no tienen dirigente estatal formal, uno que decida y con el cual se puedan entender todos.

Debido a ello están conformados dos grupos, que están enfrentados: el que se podría llamar el oficial, que responde a los intereses del gobernador y que parecen liderar Esteban Ramírez Zepeta y Juan Javier Gómez Cazarín, y otro disidente, a cuyo frente está el secretario general del comité directivo estatal, Gonzalo Vicencio Flores.

Ramírez Zepeta y Vicencio Flores se asumen como dirigentes. El primero ha dicho que no hay por ahora precandidatos ni candidatos y al segundo atribuyen priistas o expriistas haberlos invitado a contender por Morena, incluso encabeza reuniones con expriistas como Regina Vázquez Saut, como ocurrió la semana pasada en el rancho El Mangal, de Acayucan.

El mismo Vicencio desconoció la alianza con el PVEM y el PT presentada por Zepeta, a quien no reconoce alguna representación. ¿Quién está detrás del secretario general? Hasta hay versiones de que sirve de esquirol a los tricolores, azules y amarillos y por eso se está rodeando de los desechos de esos partidos.

La división, pues, mientras la coalición opositora pudo superar sus diferencias, están unidos (no uniformados) y avanzando ahora en la negociación de los nombres de quienes serán sus candidatos a diputados locales y a presidentes municipales.

Si los resultados les llegan a ser adversos, se podrá preguntar entonces si ganó la alianza opositora o si perdió Morena por sus divisiones.

Dan CEN de Morena cargo a Pérez Bernabe

Mientras los de Morena se dividen en Veracruz, en la Ciudad de México el Comité Ejecutivo Nacional de ese partido designó al diputado federal veracruzano (de Papantla), Jaime Humberto Pérez Bernabe, como su delegado en la Segunda Circunscripción Federal.

Para darse una idea del tamaño de la responsabilidad que le confirieron basta recordar que esa circunscripción tiene como cabecera la ciudad de Monterrey y comprende los estados de Aguascalientes, Coahuila, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas.

Originalmente, a Jaime Humberto a finales del año pasado lo iban a designar delegado de su partido en Veracruz con funciones de presidente estatal, pero ahora Mario Delgado, dirigente nacional, con quien tiene bastante acercamiento, le marcó otra ruta. Obviamente, su nombramiento fue por su experiencia electoral y su capacidad negociadora, que ha ayudado al partido del presidente López Obrador.

El PRI bateó a Fidel Kuri y Elba Esther lo lleva a su partido

La información que tiene “Prosa aprisa” indica que Fidel Kuri Grajales cayó para arriba.

En la disputa por la candidatura a la diputación federal por Orizaba salió triunfante el todavía alcalde de Orizaba, Igor Rojí López, con lo que su padrino Juan Manuel Díez Franco dio muestra de su fuerza política y sus relaciones con el dirigente nacional tricolor Alejandro Moreno.

Al verse descobijado, Kuri buscó de inmediato dónde guarecerse para no quedarse en la fría banca, en pleno invierno, y entonces Elba Esther Gordillo, que no tiene a quienes postular, le extendió los brazos, véngache pa’ca, le dijo y lo va a meter en sus listas de candidatos plurinominales.

Esa es la ventaja que tienen quienes no queden en un cargo postulados por sus partidos originales. Hay tantas ofertas (en el Estado juegan 14 partidos) que se pueden brincar al que quieran. Hoy por hoy, la de las candidaturas es la mejor industria en Veracruz, la más prometedora porque todos los que ganen son potenciales nuevos millonarios (algunos ya lo son).

¡Ah! Elba Esther y Fidel. Bien dice el dicho que Dios los hace y ellos se juntan.

El PAN definió candidatos en la Zona Conurbada

En la zona conurbada el PAN definió ya quiénes serán sus candidatos a diputados federales. Maryjose Gamboa Torales irá por Veracruz Rural (Boca del Río) y Danilo Alvízar Guerrero por Veracruz Urbano (la ciudad y puerto). Ayer quedaron inscritos. El CEN inscribió a un solo candidato por distrito, supuestamente de unidad.

Alvízar y la alianza tripartita tendrán un serio reto si finalmente Morena se decide por Rosa María Hernández Espejo, quien lo supera en las encuestas. Ella recorre el distrito, todos los días, desde julio pasado, pero antes, como funcionaria de Bienestar en el Estado, anduvo repartiendo apoyos federales, lo que explica la aceptación que tiene entre los que votan.

Y en Xalapa panistas no quieren a Sergio Hernández

La novedad en Xalapa ayer fue el rechazo de militantes panistas a la posible candidatura a presidente municipal, del diputado local con licencia, Sergio Hernández.

Para empezar, se pronunciaron para que su partido vaya en alianza con el PRI y el PRD, y luego porque el PAN vaya con un candidato externo que garantice el triunfo.

En las encuestas, Sergio está debajo de Ricardo Ahued, David Velasco, Américo Zúñiga, Cinthya Lobato y Rafael Hernández Villalpando, además le puede pesar su pasado, y que en las fotos se evidencia como una posición del grupo del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Hacia el interior de la alianza PAN-PRI-PRD están ciertos de que al diputado local no le alcanzaría para vencer a sus rivales.

Lo que se sabe es que finalmente serán las dirigencias nacionales de los tres partidos los que acuerden por quién se pronuncian, ya que le dan una gran importancia política a la capital de Veracruz.

Categorías:Columnas, Prosa

Tagged as: