Columnas

Le ordenan dialogar; procede con advertencias

Arturo Reyes Isidoro

 

A raíz del llamado presidencial para que se le brinde protección a los candidatos, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez informó que para actuar en consecuencia le había pedido al secretario de Gobierno, Eric Cisneros, que hablara con todos los actores políticos y que hiciera un planteamiento a los dirigentes de los partidos para acordar un compromiso.

Pero en lugar de eso, el secretario reaccionó lanzando una advertencia que bien pareciera una intimidación. Anunció que se ejecutarán detenciones de regidores y presidentes municipales por, presuntamente, estar relacionados con el crimen organizado (Claudia Montero, alcalorpolitico.com, 06/03/2021).

El señor hizo su propia interpretación de la instrucción de su jefe y del mensaje del presidente. Uno y otro hablaron de proteger a los candidatos, no de perseguir a autoridades municipales solo por presunciones. Cuitláhuac tampoco dijo que “no quiere delincuentes en ningún partido político”, como puso en su boca su subalterno.

Lo que el gobernador expresó fue que las fuerzas partidistas deben hacer, dentro de sus procesos internos, “la selección más idónea” de los nominados, lo cual es algo sensato e incluso necesario para el electorado.

Mal se empieza en Veracruz cuando en vez de convocar al diálogo, al entendimiento y al acuerdo a todos los actores políticos, como instruyó Cuitláhuac; a formular un planteamiento a los dirigentes de los partidos para acordar un compromiso, primero se les muestra un garrote. Eso ni en sus mejores (o peores) tiempos lo hacía Miguel Ángel Yunes Linares.

No es la primera vez que el secretario hace afirmaciones temerarias, calificativo válido porque no ofrece prueba alguna, ni siquiera dice que se han presentado tales y cuántas denuncias formales ante la Fiscalía General del Estado (FGE) contra algún munícipe, y, además, lo suyo suena a un amago, a una intimidación, cuando anuncia detenciones sin, que se sepa, la FGE haya presentado alguna solicitud de juicio político contra algún alcalde. No se trata de enchílame otras dos, o tres, o las que sean.

Por supuesto, nadie en su sano juicio quiere autoridades municipales (y funcionarios en general) y candidatos delincuentes, que también los hay de diferente tipo. Pero ahora lo que preocupa al presidente, a la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, al propio gobernador y a los aspirantes a cargos de elección popular, así como a la ciudadanía en general, es contener la inflitración del crimen organizado en la postulación de candidatos y, con ello, que tome el control de las futuras administraciones municipales.

Según la nota de la reportera Claudia Montero, el secretario prefirió no abundar sobre tema (de la detención de ediles por su presunta vinculación con criminales) y en cambio invitó a los periodistas a investigar sobre ello. No. Esa invitación se la hubiera hecho, se la debe hacer, si tiene certeza de lo que dice, a la fiscal general del Estado. Ella es la que debe investigar y proceder.

El tema es delicado y se debe abordar con toda responsabilidad porque en juego está la seguridad, la vida de muchos hombres y mujeres, ciudadanos que participan de la actividad política y que aspiran a convertirse en autoridad municipal. El riesgo se extiende también a sus familias y a sus patrimonios.

El diálogo se debe extender con todos

Es positivo que el gobernador dispuso el diálogo con los actores políticos y con los dirigentes de los partidos. Es algo que debió haberse hecho desde el inicio de la administración, una medida necesaria que debe hacerse extensiva a todos los sectores de la vida pública de Veracruz para restablecer el tejido social y lograr la unidad dentro de la diversidad, única forma de enfrentar con éxito, o mediano éxito, el peligro que representa la intromisión de la delincuencia organizada en el proceso electoral.

El gobernador recurrió, para convocar a actores políticos y a dirigentes, a quien se supone que es el operador político de su gobierno, un hombre de su confianza, sin duda, el secretario Cisneros, pero tal vez en este momento no es la persona idónea para encabezar la tarea por las acusaciones que en su momento hicieron los dirigentes nacional y estatal del PRD de que estaba amenazando a los presidentes municipales de ese partido para obligarlos a que apoyaran a Morena.

Eso y anteponer a la invitación al diálogo la advertencia de cárcel para algunos regidores y presidentes municipales, pienso que no es la mejor forma. Pero habrá que ver si acuden a su llamado o, como lo hicieron los perredistas, mejor se van a dialogar con la secretaria de Gobernación y a pedir protección a ella.

Lo cierto es que en Palacio de Gobierno tienen que ponerse en movimiento porque la secretaria Rosa Icela Rodríguez anunció mesas de trabajo entre la Secretaría de Gobernación, la de Seguridad, los partidos políticos, las fiscalías y las autoridades locales, para no solo poner en práctica la estrategia de protección a los candidatos, sino también para compartir alertas que permitan prevenir y atender casos de registro de candidatos con vínculos con la delincuencia organizada o vínculos con la delincuencia de cuello blanco.

Anunció que evaluarán de manera semanal el avance de la estrategia y presentarán un informe en el gabinete dónde necesitan más apoyo. O sea, a los de acá los van a tener bajo la lupa.

Ya son 5 los aspirantes de Morena

Se extendió ya a cinco la lista de aspirantes de Morena a la presidencia municipal de Xalapa, incluyendo al senador Ricardo Ahued.

Y sí, el autollamado delegado en funciones de dirigente estatal, Esteban Ramírez Zepeta, estuvo en la reunión con la base representativa de la militancia el sábado pasado, aunque solo por unos minutos y se fue de inmediato, lo que varios asistentes consideraron que “casi se salió de pelada”. Dio un mensaje y le llovieron reclamos por la candidatura y porque no se quedó a escucharlos.

En la reunión se dijo que el objetivo central es la confección de una planilla de unidad con diversos perfiles, pero profesionales. Ramírez Zepeta les dijo que no apoya a ninguno de los aspirantes y que la definición la dará la dirigencia nacional a través de una encuesta.

Habrá pronunciamiento de Veracruz Va

La tarde de este lunes la mesa de negociación de Veracruz Va (PAN-PRI-PRD) dará una conferencia de prensa en un hotel de la Zona Conurbada Veracruz-Boca del Río.

Se espera que se refieran a la violencia contra aspirantes en Veracruz, que hagan un pronunciamiento por el Día Internacional de la Mujer (se solidarizarían con Sabina Martínez, del PRD, a quien el Gobierno del Estado le niega una licencia sin goce de sueldo en su trabajo para que participe como candidata) y es posible que hagan anuncios sobre las candidaturas en Veracruz y en Xalapa.

Mujeres, su grito de indignación

Si las protestas y las críticas por la valla metálica que rodea el Palacio Nacional se convierten en votos de castigo, el presidente y su partido tendrán una significativa baja de sufragios el 6 de junio.

Este lunes miles de mujeres saldrán a las calles a manifestarse con motivo del Día Internacional de la Mujer. Los agravios contra ellas son muchos como para pensar que van a seguir tolerando los abusos y se van a quedar calladas.

La postulación de Félix Salgado Macedonio como candidato de Morena a gobernador de Guerrero, compadre del presidente, acusado ministerialmente de violación y violentación contra seis mujeres, avivó el fuego de la indignación.

Su fuerza, se hará sentir hoy.

Categorías:Columnas, Prosa

Tagged as: