Internacional

Príncipe Felipe, duque de Edimburgo, fallece a los 99 años

“Es alguien a quien no le gustan los cumplidos. Pero, sencillamente, ha sido mi fortaleza y mi permanencia todos estos años, y yo, toda su familia, y este y muchos otros países, le debemos una deuda mayor de la que jamás reclamaría, o que jamás sabremos ”: Reina Isabel

09 de abril de 2021.- A través de un comunicado, el Palacio de Buckingham anuncio este viernes por la mañana: “Es con profundo pesar que Su Majestad la Reina anuncia la muerte de su amado esposo, Su Alteza Real el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo. Su Alteza Real falleció pacíficamente esta mañana en el Castillo de Windsor. Se harán más anuncios a su debido tiempo. La Familia Real se une a personas de todo el mundo para lamentar su pérdida “.

Felipe de Edimburgo fue el consorte más antiguo en la historia real británica y estaba a un par de meses de cumplir 100 años.

Apenas el 16 de marzo, había regresado al Castillo de Windsor después de pasar un mes en el hospital. En principio, recibió atención por una infección, pero luego se sometió a una cirugía cardíaca por una afección preexistente.

Un mensaje oficial de su muerte se colocó en las rejas del Palacio de Buckingham, como es tradicional, pero fue retirado poco después para evitar la acumulación de multitudes.

A ultimas fechas, la salud del Príncipe Felipe se había ido deteriorando lentamente. Debido a esto, informó que dejaría sus compromisos reales en mayo de 2017. Hizo una última aparición pública oficial ese mismo año durante un desfile de los Royal Marines en la explanada del Palacio de Buckingham.

Desde entonces, rara vez se lo ha visto en público, pasando la mayor parte de su tiempo en Sandringham; no obstante, durante la pandemia de Covid-19, se mudó al Castillo de Windsor para estar cerca de la Reina y fue ahí donde se celebró el 99 cumpleaños de Felipe y el 73 aniversario de bodas de la pareja.

A principios de 2019, Felipe apareció en los titulares cuando se vio involucrado en un accidente automovilístico. Dos mujeres necesitaron tratamiento hospitalario después de que aparentemente quedó deslumbrado por el sol cuando salía de un camino de entrada en la finca de Sandringham. La Fiscalía decidió que no era de interés público procesar al duque después de que más tarde entregó voluntariamente su permiso de conducir.

El duque era catalogado ser directo y franco. Propenso a los arrebatos de mal genio. Igualmente, podía ser encantador, atractivo e ingenioso, y mostraba una curiosidad tan genuina en sus visitas oficiales que sus anfitriones se sentían halagados.

Tenía un genuino interés en la religión y la conservación, a pesar de haber derribado a un tigre de 2,5 metros de un solo disparo en una visita oficial a la India en 1961, el mismo año en que se convirtió en presidente del Fondo Mundial para la Naturaleza del Reino Unido.

Fue un gran tirador, un piloto calificado y un marinero consumado.

Nacido el 10 de junio de 1921, Felipe era el hijo menor y único hijo del príncipe Andrés de Grecia, un oficial del ejército griego y la princesa Alicia de Battenberg. La familia huyó cuando su padre fue acusado de alta traición a raíz de la dura derrota de los griegos por parte de los turcos. Fueron evacuados en un buque de guerra británico, y Felipe, de un año, fue transportado en un catre improvisado hecho con una caja naranja.

Sus padres se separaron; su padre se instaló en Montecarlo, donde acumuló importantes deudas de juego, y su madre, que era sorda, fundó una orden de monjas antes de deprimirse y ser admitida en un asilo.

La reina dijo de él, en un discurso para celebrar su boda de oro en 1997: “Es alguien a quien no le gustan los cumplidos. Pero, sencillamente, ha sido mi fortaleza y mi permanencia todos estos años, y yo, toda su familia, y este y muchos otros países, le debemos una deuda mayor de la que jamás reclamaría, o que jamás sabremos ”.

El obispo de Londres, Richard Chartres, dijo: “El duque de Edimburgo era muchas cosas, pero una cosa que no era aburrido”.

Categorías:Internacional, Principal