Universidad

Leticia Tarragó fue homenajeada en la Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil

  • Las palabras también tienen imágenes, dijo la artista plástica 
  • “Xalapa me pareció una mejor opción por la Universidad, porque ha sido el vínculo más grande que he tenido con esta ciudad”, dijo al recordar porqué eligió vivir en la capital del estado 

Xalapa, Ver., 13 de julio de 2021.- La 31 Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil (FNLIyJ) Xalapa 2021 rindió un homenaje a Leticia Tarragó, quien fuera docente e investigadora del Instituto de Artes Plásticas (IAP) de la Universidad Veracruzana (UV). 

Se reconoció su valía como ser humano, trayectoria internacional, labor de gestión y su aportación artística y cultural. 

La mesa homenaje se desarrolló el 11 de julio con la participación de profesores-investigadores de la UV: Magali Velasco, directora de la Facultad de Letras Españolas; Adrián Mendieta y José Manuel Morelos, del IAP, moderados por Carlos Torralba, de la Facultad de Artes Plásticas, quienes hablaron de la creadora de un mundo fantástico, la artista, pero también la persona, la amiga, incluso, la madre. 

La homenajeada destacó su interés por la infancia (de ello da cuenta su obra en sí, así como sus aportaciones a libros y portadas de discos infantiles), y lamentó que a la fecha en el país haya una subcultura en torno al narcotráfico, que invade hasta la música, al tiempo que enfatizó que el arte y la lectura alejan de la delincuencia. 

Compartió un pasaje de su infancia, cuando su hermana le preguntó por qué se enfocaba sólo a ver las ilustraciones de la extensa biblioteca de su familia. “A mí lo que me gustaban eran las ilustraciones”, dijo sonriente. 

Un día su hermana la mayor, Angélica, le dijo que tenía que aprender a leer “porque las palabras también tienen imágenes”. “Eso es algo que yo quiero transmitir ahora que tengo esa oportunidad, de que efectivamente las palabras tienen imágenes y qué mejor que un libro para leerlo y gozar de eso”, expresó. 

Agradeció el homenaje, dijo sentirse muy querida por esta ciudad y aclaró que escogió salir de la Ciudad de México y venir a vivir aquí y no a su natal Orizaba, porque le atrajeron mucho las actividades que había, a través de la UV.

“Xalapa me pareció una mejor opción por la Universidad, porque ha sido el vínculo más grande que he tenido con esta ciudad”, dijo y agregó que su obra tiene mucho de teatral porque su vida estuvo muy vinculada al teatro, de ahí que le significó algo muy grato el que el homenaje haya tenido como escenario precisamente el Teatro del Estado “General Ignacio de la Llave”. 

Magali Velasco leyó un texto que tituló Mamá Leti y fue un testimonial de su vida, donde desde la infancia la artista homenajeada ha tenido un lugar importante. 

“Pero lo que hasta el día de hoy atesoro más son sus historias. Leticia Tarragó es la gran contadora de historias que no puedes dejar de escuchar y la gran conocedora de lo que quieras: datos históricos, botánica, arte culinario, salud, psicología. Es una enciclopedia. Sabes cuánto te quiero, cuánto te admiro y cuánto te agradezco.” 

José Manuel Moleros habló del ámbito académico, pero hizo énfasis en la creadora de su propio mundo: “Universos que evocan su niñez, el añorado lugar de aguas alegres de las altas montañas, Orizaba, historias visuales y escenarios mágicos, ‘cuentos encriptados’ (como apuntaría Germán Martínez), espacios de libertad, atmósferas surrealistas en las que están presentes la mujer, los niños, el circo, anticuarios, muñecas, castillos y animales fantásticos que cohabitan su universo y dialogan entre sí al amparo de una técnica y estilos singulares”. 

Por su parte, su colega Adrián Mendieta se refirió al ejemplo que ha dado Leticia Tarragó: “Todo artista debe aspirar a dejar una huella en su lugar de origen, debe tener interacción con su comunidad, en un sincero intercambio, en que ambos se reconozcan y valoren. Por lo cual resulta inspirador saber que ella ha logrado construir un público tan cercano y constante. 

”En este tiempo donde el arte, sobre todo un objeto, al que alguien le pone el precio a través de mecanismos poco claros, es cuando cobra más valor un proverbio de la sabiduría china que dice: ‘lo visible da la forma, lo invisible da el valor’. Esto último se refiere también a la identificación del que mira con el que crea por medio de los sentimientos y las emociones. Si de verdad lo tomamos en cuenta, el valor se acrecienta tanto que sólo puede caber en nuestro corazón. Muchas felicidades, Leticia.” 

La FILIyJ es organizada a través del Instituto Veracruzano de la Cultura (Ivec), en coordinación con la Secretaría de Cultura federal y el Ayuntamiento de Xalapa. 

Categorías:Universidad