Columnas

Izquierda y ultraderecha, ajenas al dolor humano

Arturo Reyes Isidoro

Hasta dónde hemos llegado. Hasta dónde vamos a llegar.

Todos los días se valida aquello de que somos el patio trasero de Estados Unidos. A diario, por servir de policía represora del gobierno norteamericano, en México el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador está reprimiendo a garrotazos a migrantes que intentan atravesar el país con su deseo de llegar a territorio norteamericano.

En los medios informativos y en las redes sociales vemos las despiadadas golpizas contra hombres, mujeres y niños por parte de verdaderos gorilas disfrazados de agentes de inmigración. Las víctimas son seres humanos, hermanos que huyen de la violencia y de la inseguridad en sus países, de la represión, del hambre, de la miseria, y que ven en el vecino país un rayo de esperanza para iniciar una nueva vida.

Sigo a diario los acontecimientos con una gran decepción: no veo por ningún lado a los “izquierdistas” de ayer y de hoy, adoradores de Marx, de Fidel Castro, del Che Guevara, enemigos jurados del Tío Sam, supuestamente partidarios de la justicia, de la libertad, del respeto a los derechos humanos, alzando su voz para que cese la represión. No escucho alguna condena o algún reclamo, siquiera algún reproche contra el gobierno de la 4T cuya divisa distintiva es primero los pobres.

En los hechos, cada garrotazo asestado, cada patada con gruesas botas en la cabeza de hombres y mujeres tirados en el piso, indefensos, cada allanamiento de iglesias, de casas particulares donde los acogen, niegan lo que los morenos en el gobierno proclaman. Me pregunto cuál diferencia o cuánta diferencia hay entre ellos y los ultraderechistas de VOX.

Es vergonzoso que el gobierno de México esté arrodillado ante el de Estados Unidos y atienda sus órdenes de contener a los inmigrantes y para ello dedique cientos, miles de miembros de la Guardia Nacional. El nazismo, Hitler persiguió a los judíos al grado de enviarlos a hornos crematorios. El fascismo, Mussolini, impuso el militarismo y justifica la violencia y se identifica también con el Holocausto.

Ya llegaron al poder, ya niegan, con hechos, lo que proclamaban. Ahora sí, cualquier día van a escuchar aquello con lo que tanto se desgañitaban: “¡Estos son, estos son, los que irán al paredón!”. ¿Dónde están aquellos inconformes, aquellos rebeldes que en nombre de Marx o del Che decían que estaban dispuestos incluso a inmolarse para acabar con la represión? ¿O para ellos solo fue una moda?

Ni a los muertos dejan en paz

Pero, comenté al inicio, hasta dónde hemos llegamos y quién sabe hasta dónde vamos a llegar. Porque ya ni siquiera se respeta la paz de los sepulcros, aquellos en los que supuestamente van a descansar nuestros restos para siempre.

Ayer me sorprendí con la novedad de que el ayuntamiento panista de la ciudad de Veracruz, que encabeza Fernando Yunes Márquez, también prepara otro desalojo, pero este de cadáveres, de despojos humanos, de restos sepultados en el panteón municipal, que porque ya está lleno y no hay espacios para más.

La regidora Rosario Vera Vela dijo que se preparan a exhumar entre 450 y 500 restos, para lo cual hará la petición formal al cabildo. Dijo que la acción sería en enero pero que ya están haciendo un llamando a las personas que tienen familiares sepultados ahí para “que sepan que hacer”, o, como quien dice, háganle como puedan.

No me imaginé que llegaran a tanto. Durante años, en muchos municipios, cuando un panteón ha quedado saturado, las autoridades municipales han abierto otros (en Coatzacoalcos, por ejemplo, para no ir muy lejos), pero a los muertos los han dejado en paz. Qué tristeza que también harán trizas aquella frase que habla de la paz de los sepulcros.

Ya se ve, ni el gobierno supuestamente de izquierda ni el de ultraderecha respetan sentimientos ni dolor humanos.

El PAN hace control de daños

Tras la terrible metida de pata que dieron senadores de su partido al recibir con todos los honores a  Santiago Abascal, presidente de VOX, partido ultraderechista de España, se notó ayer que en el PAN empezaron a tratar de hacer un control de daños, aunque por ahora han quedado muy vapuleados.

Ayer, a través de Santiago Creel, el partido blanquiazul se deslindó de VOX, dijo en un comunicado que no tienen ningún tipo de relación institucional, a la par que la senadora Kenia López Rabadán redujo todo a un “error” y manifestó que no había ningún ánimo de remover a Julen Rementería como coordinador de la bancada panista en el Senado.

Por lo que hace al PAN en Veracruz, se hicieron chiquitos y han guardado absoluto silencio no obstante que sus dos senadores (la otra, Indira Rosales San Román) estuvieron involucrados.

Rectifico: Gutiérrez Luna, perfecto desconocido

En la columna con fecha del primer día de este mes comenté que el diputado Sergio Gutiérrez Luna había llegado a la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados con el visto bueno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, ayer el diario El Universal puso en claro que el minatitleco, de Morena, ¡es un perfecto desconocido para AMLO!, aunque sí confirmó que si en la consulta de revocación de mandato se decidiera remover al presidente sería Sergio quien lo reemplazara.

En la columna Bajo Reserva Exprés se recordó que en conferencia del 2 de septiembre el tabasqueño dijo que quizá sí lo ha visto pero que “no lo identifico bien”. O sea, lo coló al cargo su amigo el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado.

Como quiera que sea, dos veracruzanos ocupan cargos relevantes en el Congreso federal: Julen Rementería, del PAN, como coordinador de su bancada en el Senado, y Gutiérrez Luna, en la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

Pero lo cierto es que ahora los políticos de Veracruz ya no tienen el peso que tuvieron los del PRI cuando ocuparon cargos de relevancia nacional. Julen aspira a ser candidato a gobernador de su partido; de Sergio dije que podría ser el caballo negro de Morena para 2024. Rectifico, quién sabe, apenas es un caballito y además no es del establo presidencial. Puede que se quede entre la caballada flaca.

Radio Teocelo, 56 años en el aire

El pasado 1 de septiembre, una empresa señera de los medios comunitarios y libres del país, ejemplar, Radio Teocelo, cumplió 56 años de estar en el aire.

Este año celebran el aniversario con un singular concurso de la canción “¿Y cómo sobrevivimos a la pandemia de los malos gobiernos?”, para el cual los compositores, cantautores y músicos en general tienen hasta el domingo 12 para inscribirse. La ceremonia por los 56 años y el concurso se celebrarán el domingo 19.

Al patriarca del grupo Élfego Riveros y a toda la familia Radio Teocelo les deseo que continúen los éxitos, larga vida, que sigan sirviendo a la comunidad veracruzana y bienestar en sus familias. Son verdaderamente ejemplares.

Presentarán nueva edición de libro de Eduardo Andrade

Desde la Ciudad de México, mañana miércoles, vía online, se hará la presentación de la nueva edición del libro Teoría General del Estado del jurista veracruzano (oriundo de Coatzacoalcos) Eduardo Andrade Sánchez, en la que participarán Ifigenia Martínez Hernández, Enrique Quiroz Acosta, Miguel Ángel Garita Alonso y María Goerlich León.

En su muy largo currículum destaca, entre otras cosas, haber sido abogado general de la UNAM y Procurador General de Justicia del Estado de Veracruz.

Categorías:Columnas, Prosa

Tagged as: