México

Recibió Enrique Graue Honoris Causa de la Universidad Autónoma de Campeche

  • Las universidades deben ejercer plenamente su autonomía, aseveró
  • Graue Wiechers ha promovido el fortalecimiento de la universidad pública y la defensa irrestricta de la autonomía universitaria, destacó el rector de la Universidad Autónoma de Campeche, José Román Ruiz Carrillo

Al recibir el grado de Doctor Honoris Causa conferido por laUniversidad Autónoma de Campeche (UAC), Enrique Graue Wiechers, rector de la UNAM, afirmó que lograr el mejor desarrollo de la juventud e incidir en el futuro de las regiones y de nuestra nación, requiere que las universidades ejerzan plenamente su autonomía.

Esa condición, agregó, permite replantear que las metas de innovación científica, humana y tecnológica vayan más allá de los momentos y necesidades actuales.

“Sabemos también que para lograrlo requerimos de un financiamiento público suficiente y oportuno y que debemos rendir cuentas con responsabilidad social y transparencia”, aseveró Graue Wiechers en la sesión extraordinaria y solemne del Consejo Universitario de la UAC, presidida por el rector, José Román Ruiz Carrillo, y a la que asistió el secretario de Educación de Campeche, Raúl Aarón Pozos Lanz, en representación de la gobernadora, Layda Sansores San Román.

En la sesión se dio lectura al acuerdo por el que el pasado 8 de septiembre, el Consejo Universitario de la UAC aprobó otorgar el Doctorado Honoris Causa al rector Enrique Graue: “Por ser un mexicano distinguido que ha aportado al fortalecimiento y engrandecimiento de la universidad pública en México, por sus contribuciones a la pedagogía, las artes, las letras y las ciencias desde la rectoría de la Máxima Casa de Estudios de los mexicanos”.

El rector Ruiz Carrillo también manifestó que este es el reconocimiento más importante que la Universidad Autónoma de Campeche confiere a aquellas personas que se han distinguido por sus méritos excepcionales.

De igual forma, subrayó que Graue Wiechers “ha promovido el fortalecimiento y engrandecimiento de la universidad pública en nuestro país, se ha destacado por su liderazgo en el desarrollo de la educación superior y en la defensa irrestricta de la autonomía universitaria”.

Compromiso con el desarrollo de la educación

Tras recibir el pergamino del Honoris Causa que otorga la UAC, el rector de la Universidad Nacional dijo que esta distinción es “un reconocimiento a ese espíritu que nos hermana y nos alienta a continuar, con todo empeño, para el desarrollo de la educación, de la ciencia y por el florecimiento de la cultura en nuestro país”.

Refirió que estas dos casas de estudio tienen un futuro que se debe ensanchar y fortalecer. Citó a Justo Sierra, quien en su momento hizo votos porque no estuviera lejos que las universidades se ligaran y confederaran en la paz y el culto ideal en el progreso.

“Estoy convencido que juntos y unidos, como decía Justo Sierra, podemos multiplicar esfuerzos y lograr una educación de calidad, incluyente y con perspectiva de género, que dote al estudiantado de las herramientas científicas, humanas y sociales necesarias para forjar un futuro más justo y mejor”, aseveró. 

En el Aula Magna “Tomás Aznar Barbachano”, Graue Wiechers también manifestó que las universidades deben reinventarse: imaginar, planear y proyectar nuevas formas de transmitir y comunicar saberes; consolidar y crecer un sistema de educación más flexible, resiliente e integral, que se adapte a las necesidades de los estudiantes de esta era digital.

Campeche: origen y presente

Para la UNAM, Campeche es origen y presente, aseguró el rector Graue y recordó que fue un ilustre campechano, don Justo Sierra, quien en 1910 tuvo el acierto de reintegrar las distintas escuelas de educación superior, fraccionadas en la segunda mitad del siglo XIX, para refundar la Universidad Nacional. Esta institución asumió la rica herencia de la primera universidad de América.

Esta fue una tarea social, esencial y prioritaria, pues el impulso a la educación superior significaba retomar el fomento a la ciencia y a la investigación y así rendir frutos en la naciente conciencia del pueblo mexicano, añadió en la ceremonia donde también se otorgó el Doctorado Honoris Causa a Juan Antonio Renedo Dorantes, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Campeche y decano de la UAC.

De igual forma, Graue Wiechers recordó al exrector de la UNAM, Jorge Carpizo MacGregor, campechano también, quien hizo un diagnóstico puntual de las fortalezas y debilidades de esta casa de estudios, emprendió su solución y promovió la consolidación de los valores de autonomía, libertad y laicidad.

Con Campeche, la UNAM comparte un presente comprometido, muestra de ello es la Estación de Investigaciones Marinas del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología, situada en Isla del Carmen y que, desde hace poco más de medio siglo, contribuye al estudio y protección de la biodiversidad en la región.

Además, existe colaboración en la Licenciatura en Antropología -con especialización en Arqueología y Antropología Social- con doble titulación, que desde 2018 se tiene con la UAC.

Finalmente, el rector agradeció a su homólogo José Román Ruiz Carrillo, y a toda la comunidad de la UAC la distinción otorgada. “Desde hoy, es también una comunidad que siento como mía y a la que me enorgullece el poder pertenecer”.

En la ceremonia estuvieron también el secretario General de la UAC, Fernando Medina Blum; exrectoras y exrectores de esa casa de estudios, directores de facultades, consejeros universitarios, entre otros.

Categorías:México