Universidad

Universidades deben posibilitar el ingreso a personas con discapacidad

  • “Dentro de las instituciones universitarias, en concreto las españolas, se está haciendo una apuesta de la incorporación al mundo digital”: Mayka García
  • “Todo estudiante que curse una profesión en la universidad debe tener una formación en determinados valores humanistas, entre ellos la inclusión”: María José García

Xalapa, Ver., 09 de diciembre de 2021.- En el conversatorio “Compartamos universidad inclusiva: retos y avances”, del 2º Foro Internacional de Inclusión en Educación Superior, organizado por la Universidad Veracruzana (UV), expertos coincidieron en que, aunque existen avances en materia del reconocimiento de la diversidad, aún falta trabajar en la visibilización de la discapacidad y para ello las universidades deben posibilitar el ingreso a más personas con capacidades diferentes.

En el caso de las universidades europeas, dijo Mayka García García, de la Universidad de Cádiz, España, específicamente en las españolas, se ha avanzado en la configuración de estructuras universitarias en el ámbito de la inclusión.

“Esto nos permite tener una visión amplia de lo que significa la diversidad y la inclusión, representa un gran avance; además, aglutina a todas las estructuras que tienen que ver con las respuestas a la diversidad en cualquiera de sus dimensiones.”

Uno de los principales retos es afrontar la tecnología y es una de las grandes brechas que enfrentan las personas en situación de discapacidad, porque “quien no está en el mundo tecnológico está fuera del sistema universitario y del mundo”.

“Dentro de las instituciones universitarias, en concreto las españolas, se está haciendo una apuesta de la incorporación al mundo digital de cualquier persona en situación de discapacidad.

”Sería muy hipócrita decir que las universidades estamos muy cerca de asumir la brecha digital, especialmente con las personas con discapacidad, porque muchas veces lo que hacemos es cubrir el expediente.”

Señaló que todas las páginas web universitarias deberían ser accesibles para todas las personas, pero cumplen con criterios muy básicos de accesibilidad.

“Uno de los problemas que teníamos era lo costoso que podía ser el software para apoyarlos en su titulación o interpretación simultánea, ahora contamos con herramientas de acceso libre.”

Consideró que es necesario un reenfoque a la integración de la inclusión al interior de las instituciones de educación superior, enfocándose en dos puntos: apoyo y accesibilidad.

“Tenemos que posibilitar el ingreso a la universidad de más personas con discapacidad, necesitamos convivir para valorarnos, eso me parece que culturalmente es un elemento fundamental.”

En tanto, María José García Oramas, académica de la UV, dijo que la pandemia evidenció las desigualdades y siempre las situaciones críticas pegan a las personas vulnerables; las personas con discapacidad han enfrentado duramente los estragos, uno de ellos es el acceso a la tecnología.

“En el mejor de los casos las universidades más avanzadas del mundo tendrán el dos por ciento de su estudiantado, nosotros no llegamos ni al uno por ciento, en la UV tenemos un registro de 100 estudiantes con discapacidad de una población de 80 mil.”

Comentó que ahora en la Universidad se instalan aulas híbridas, las cuales tendrán que considerar a las personas con discapacidad, sin dejar de entender que cada una de ellas requerirá atención personalizada y lo importante debe ser apoyarlas.

Otro punto relevante, indicó, es la transversalidad de la inclusión, esto es, todo estudiante que curse una profesión en la universidad debe tener una formación en determinados valores humanistas, entre ellos la inclusión.

“En el caso de la currícula flexible, como el de la UV, tendría que discutirse en dónde se agregaría, si en materias específicas del área básica o del área terminal. El cómo transversalizar en la currícula la inclusión es una discusión vigente.”

En materia de políticas, el aterrizaje mayor ha sido el “Reglamento para la inclusión de personas con discapacidad en la Universidad Veracruzana”, elaborado por un grupo de expertos en educación inclusiva, destacó García Oramas.

Asimismo, dijo que se cuenta con una estructura universitaria de apoyo para las personas con discapacidad, que consiste en una red universitaria conformada por estudiantes y docentes de cada entidad académica y dependencia administrativa, a quienes se les conoce como enlace.

Categorías:Universidad